Cómo hacer voluntariado en granjas orgánicas de todo el mundo

Haz voluntariado en granjas, ecovillas y proyectos de permacultura. Disfruta del contacto directo con la naturaleza a través de los intercambios colaborativos.


9aa01ed5c776917384910ad4c26b8d2d

Emerson

Journalist & Audiovisual Artist. Globetrotter & Travel Writer. Slow Traveler & Digital Nomad...

+ Ver mas

Sep 10, 2018

voluntarias en granja organica en Belgica

Los rayos de sol te despertarán cada mañana y cuando abras la ventana, una corriente de aire fresco y puro llenará tus pulmones. Crearás un vínculo muy especial con la naturaleza porque estarás ayudando a preservarla y podrás quedarte en ese entorno idílico todo el tiempo que quieras sin pagar alojamiento.

En plataformas como Worldpackers podrás encontrar oportunidades de voluntariado en granjas orgánicas, proyectos de permacultura y ONGs de todo el mundo. Una novedosa y económica forma de viajar que te permite experimentar una inmersión en lo local cuantas veces quieras durante todo un año. 

Sigue leyendo y descubre cómo funciona.

voluntarios ayudando en granja organica en Belgica

Voluntariado en la naturaleza

La rutina y la tecnología nos deshumanizan cada día. Hemos olvidado que a pesar del raciocinio, seguimos siendo animales y que la conexión con la naturaleza es esencial para que podamos vivir en armonía con el universo.

Es una realidad, aprovechamos los pocos espacios verdes que tenemos nuestras ciudades y siempre que podemos, nos escapamos a la montaña o a la playa. Es la única manera de sobrellevar nuestra frenética vida sin volvernos locos.

Por si no lo sabías, hay muchas opciones de trabajo en granjas orgánicas, proyectos de bioconstrucción, ecovillas, asociaciones y escuelas de permacultura.

Tener experiencia no es un requisito indispensable. La mayoría de estos lugares están encantados de enseñar a los viajeros de todo el mundo a crear o recuperar su vínculo con la madre tierra. Si tienes ganas de aprender y te apetece desconectar, esta experiencia es perfecta para ti.

voluntarios aprenden sobre permacultura en centro holistico en Brazil

¿Cómo funciona el voluntariado en granjas orgánicas?

Lo más importante antes de empezar tu búsqueda es definir tus prioridades y objetivos, solo así podrás encontrar el lugar que más encaje con lo que tienes en mente. La particularidad de esta modalidad de intercambio es la posibilidad de crecimiento personal contribuyendo a salvaguardar el medio ambiente.

Recuerdo aquellas noches en una granja orgánica en las afueras de París… Dormíamos en una yurta, alejados del bullicio de la capital. Por las noches ayudábamos a dos voluntarios argentinos a encender una hoguera y asábamos vegetales orgánicos, cantábamos y conversábamos bajo el cielo estrellado.

Por las mañanas ayudábamos cuatro horas en la granja y teníamos tres días libres por semana. Muchas veces escribía artículos o les ayudaba en labores administrativas, ¡aunque me encantaba llenarme las manos de barro! Nos enseñaron a desbrozar, preparar el terreno para plantar y a construir muros como antaño, piedra sobre piedra.

Para ser un buen voluntario tienes que estar dispuesto a dejarte guiar, es la única forma de adquirir nuevas habilidades. Cada día ayudábamos a los anfitriones a preparar la comida para todos y cada dos semanas se organizaban fiestas electrónicas o representaciones artísticas relacionadas con la ecología. Era un aprendizaje diverso y constante.

voluntaria descansando en granja organica de España

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de este tipo de intercambio?

No todo el mundo está preparado para viajar de forma colaborativa y mucho menos para privarse de lujos y comodidades. Ten en cuenta que te enfrentarás a una desconexión total y vivirás de forma austera en la naturaleza.

El trabajo en el campo requiere mucho esfuerzo físico, aunque hay diferentes posiciones a las que puedes aplicar, como: cocina, bioconstrucción, cuidado de animales o difusión de las actividades que se realizan en la ONG o granja.

Te recomiendo llevarte unos cuantos libros y un cuaderno porque tendrás bastante tiempo libre. Si no estás acostumbrado a viajar solo o si eres muy sociable, al principio puede que te cueste un poco adaptarte a la soledad. No tengas miedo, terminarás disfrutando de esos momentos contigo mismo. Es más, los echarás de menos.

Cuando el voluntariado llegue a su fin, tendrás que mentalizarte para volver a la realidad porque nada será como antes.

Tras semanas o meses fuera, viviendo a otro ritmo, escuchando los sonidos de la naturaleza y centrándote en establecer un fuerte vínculo con los seres vivos que te rodean, la vuelta será como un salto al vacío. Pero, ¿qué es la vida sino un constante altibajo de emociones? ¡No te lo pienses dos veces y viaja! 

¡Nos vemos por el mundo!


9aa01ed5c776917384910ad4c26b8d2d

Emerson

Journalist & Audiovisual Artist. Globetrotter & Travel Writer. Slow Traveler & Digital Nomad...

+ Ver mas

Sep 10, 2018


¿Te gusta? No te olvides de dejar Emerson saber :-)


Deja tu comentario aquí

Escriba aquí sus preguntas y saludos al autor