4 consejos para montar el equipo de los sueños.

Contratar a alguien para trabajar en Hostales, Posadas o en otros negocios de Turismo significa averiguar si los candidatos tienen una serie de pre-requisitos que ni siempre son fáciles de encontrar. Cosas como calificación profesional (idiomas o diplomas), categoría salarial, turnos y estacionalidad hacen con que el proceso sea mucho más desafiador para los que buscan a colaboradores.

Por lo tanto, para componer el equipo de los sueños (staff/voluntarios) es necesario primero conocer a fondo cuáles son las necesidades y objetivos de tu negocio y trazar un plan de reclutamiento y selección de personal.

Verifica abajo cuatro consejos que te irán a ayudar a identificar quienes son las personas que se encajan en el perfil que buscas, que son comprometidas con tu negocio y que están felices realizar las actividades necesarias.

ENTIENDE TUS NECESIDADES

“Sabe cuáles son tus necesidades y encuentra a alguien que atiende a tus expectativas”.

Para y piensa sobre lo que es necesario para mantener a tu negocio funcionando perfectamente. Así, conseguirás determinar cuál es el perfil ideal para cada actividad, desde la profesión hasta mismo la personalidad.

Si tienes socios o gerentes, es de extrema importancia que ustedes se reúnan periódicamente para compartir lo que piensan y esperan del negocio y del equipo y sobre cómo van a encargar las actividades que necesitan ser puestas en acción.

Además, ten siempre en mente que un negocio es un organismo vivo y sus necesidades pueden cambiar de acuerdo a la etapa y el momento. Por eso, analiza tus necesidades a corto y largo plazo y prepárate para administrar posibles momentos de rotación de personal, teniendo siempre a colaboradores en potencial como un plan B.

ENCUENTRO DE PROPÓSITOS

“¡Relaciones saludables no se sostienen con dinero, sino que con el encuentro de propósitos!".

Otro punto importante al seleccionar a alguien es saber lo que motiva a esa persona. Lo que busca en su vida y sus sueños y hobbies te pueden mostrar si ella combina con tu negocio o con la actividad que tendrá que desempeñar.

Pregunta en las entrevistas de reclutamiento cuál es su propósito y explica el posicionamiento de tu empresa. Prioriza a las personas que realmente quieren colaborar con tu negocio o proyecto, busca referencias y trata de evitar a esos viajeros o colaboradores que no se interesan en aprender o enseñar algo nuevo. Buenos intercambios no se basan solamente en el dinero, sino que en el encuentro de propósitos.

PROCESO DE SELECCIÓN

“Elige a las mejores personas posibles, no las mejores personas disponibles”.

Algo muy natural de ocurrir, principalmente en pequeñas propiedades, como Hostales y Posadas, es la contratación de personas prójimas, como familiares y amigos, que ya están disponibles para ayudar en el día a día. Sin embargo, trabajar con conocidos tiene sus ventajas y desventajas ya que el riesgo de mezclar trabajo con amistad es grande.

Por eso, asegúrate de que no habrá riesgos de una grande rotación de personas y, si lo hay, de que serás capaz de administrar tu empresa sin perderse con la entrada y salida de tantos funcionarios – o, en el caso de los que ya adhirieron al Turismo Colaborativo, de viajeros (worldpackers). Durante el proceso de selección de esas personas, es bueno saber identificar aquellos que poseen las habilidades que buscas y la disponibilidad que necesitas. Así, no tendrás sorpresas con pedidos de dimisión o abandonos inesperados.

REUNIONES DE EQUIPO Y FEEDBACK

“Crea una rutina continua de feedback centrada en los resultados y en la felicidad del equipo”.

Administrar tu equipo de los sueños no será nada fácil, puesto que es complicado mantener a un grupo de colaboradores y viajeros (worldpackers) contentos y productivos a todo momento. Por eso, establece una rutina de conversaciones semanales para preguntar cómo están los colaboradores y saber sus opiniones sobre las actividades que están ejecutando. Esas charlas son cruciales para establecer una relación más cercana con tu equipo.

A partir del feedback de cada uno, podrás ver la evolución de tu emprendimiento y, al mismo tiempo, innovar y corregir pequeños errores que pueden surgir. A diálogo es bueno para aliviar el estrés de cada uno y para direccionar los próximos pasos con relación a los desafíos que cada proyecto o tarea posee.

Haz de las reuniones de equipo algo periódico y parte del negocio, pero no dejes de crear un ambiente acogedor para que todos se sientan cómodos en exponer sus ideas y opiniones.

¿Qué tal? ¿Te gustaron los consejos? ¿Cómo haces para encontrar a personas para tu equipo? Comparte tu historia con nosotros en los comentarios abajo. ☺


¿Te gusta? Di gracias. ¿Dudas? Escribe un comentario :-)


Comentarios