¿Quieres un boleto de hasta $500 grátis?
Envía tu respuesta antes del 31 de julio y ten la oportunidad de ser premiado.

Conociendo el idioma portugués: por qué aprenderlo, dónde lo hablan y más

En este artículo veremos muchos detalles sobre el idioma portugués que quizás conocías; desde su historia hasta curiosidades y cómo aprenderlo viajando.

9min

idioma-portugues

El portugués se extiende más allá de las fronteras de Portugal y Brasil, tejiendo una red cultural y económica global. Conocer este idioma abre puertas en turismo, negocios e incluso en la comprensión profunda de diversas culturas.

Abarcando su rica historia desde raíces latinas hasta su influencia mundial actual, el portugués es un idioma que ha evolucionado constantemente. Este artículo te guiará a través del contraste entre el portugués europeo y brasileño, conocerás cuáles son los países lusófonos, y veremos algunas curiosidades fascinantes.

Además, te contaremos cómo puedes aprender portugués viajando gracias a los programas de voluntariados. Prepárate para sumergirte en un viaje lingüístico tan educativo como emocionante.

También te pueden interesar estos artículos sobre cómo es vivir en Portugal y vivir en Brasil.


Chica de espaldas sosteniendo bandera de Portugal mirando a un monumento 

¿Por qué aprender el idioma portugués?

Aprender un nuevo idioma siempre es una experiencia enriquecedora, y si ese idioma es uno de los más hablados del mundo como lo es el portugués, las ventajas se multiplican:

Viajar sin barreras lingüísticas

El dominio del idioma portugués hará que tus viajes sean mucho más ricos e interesantes. Podrás interactuar con la gente local, entender sus costumbres y tradiciones, negociar precios o pedir direcciones sin necesidad de recurrir a gestos o aplicaciones de traducción.

Hablar su lengua te permite pasar de conversaciones superficiales en la que ambos tratan de hacerse entender en "portuñol" a unas más profundas.

Oportunidades laborales

Hablar portugués puede ser un gran plus para tu currículum vitae. Muchas empresas buscan personas capaces de comunicarse eficazmente en este idioma debido al creciente mercado brasileño y africano.

Además, trabajar remotamente está cada vez más extendido y saber varios idiomas aumentará tus posibilidades de conseguir empleo.

Incluso para los trabajos que no tienen ninguna relación con el portugués, siempre una persona que habla varios idiomas es bien valorada.

Inmersión cultural

Aprender un nuevo idioma no significa solamente conocer nuevas palabras o gramática; implica también sumergirse en una nueva cultura. El portugués, como cualquier otro lenguaje, refleja la forma de pensar y vivir de las personas que lo hablan. Por lo tanto, aprender portugués te permitirá entender mejor la mentalidad lusófona y sus costumbres.

Al estudiar el idioma, seguramente te interesará conocer más sobre su arte: ver películas, escuchar canciones y leer libros en portugués, incluso hasta tomar clases de samba o capoeira. Esto hace que lo que comienza como un aprendizaje formal se convierta en una llave cultural.


Idioma portugués: batucada en calles de Bahía, Brasil

¿Cuál es la historia del idioma portugués?

El origen del idioma portugués se remonta al latín vulgar, la variante coloquial del latín que era hablada por los soldados y colonos romanos. Después de la caída del Imperio Romano en el siglo V, la Península Ibérica fue invadida por varios pueblos germánicos, incluyendo a los suevos y visigodos. Aunque estos invasores dejaron su huella en el vocabulario portugués, no lograron eliminar completamente el legado latino.

Durante la Edad Media, este antiguo dialecto latino evolucionó gradualmente hacia lo que hoy conocemos como gallego-portugués, una lengua común para Galicia y Portugal. Esta etapa es particularmente importante ya que durante ella se produjo una rica producción literaria conocida como trovadorismo.

A finales del siglo XIV con la independencia de Portugal, comenzó un proceso de diferenciación entre el gallego y el portugués principalmente debido a las influencias recibidas: mientras Galicia estaba más expuesta al castellano e inglés medieval; Portugal tenía mayor contacto con francos e italianos gracias a sus expediciones marítimas.

Con las grandes exploraciones marítimas iniciadas en el siglo XV durante la Era de los Descubrimientos Portugueses (Era dos Descobrimentos), este pequeño país europeo extendió su lenguaje a África, Asia y América del Sur. De esta manera, el portugués se convirtió en uno de los primeros idiomas verdaderamente globales.

En la actualidad, el portugués es hablado por más de 200 millones de personas en todo el mundo y es oficialmente reconocido como lengua oficial en nueve países. Su evolución a lo largo de los siglos ha dado lugar a diversas variantes regionales que mantienen su rica historia viva hasta nuestros días.


Dos mujeres bahianas con vestidos tradicionales

¿Qué diferencias hay entre el portugués de Brasil y el de Portugal?

Aunque comparten el mismo tronco lingüístico, el portugués europeo y el brasileño tienen sus propias curvas y matices que los hacen únicos. Imagina dos bailes diferentes al ritmo de la misma canción.

La pronunciación es una de las diferencias más notables entre ambas versiones del idioma. En Portugal, encontrarás un tono más cerrado y consonantes claramente pronunciadas, mientras que en Brasil se prefiere un estilo melódico. Este contraste puede sorprender incluso a los hablantes nativos cuando cruzan el Atlántico. Son principalmente los brasileños quienes muchas veces tienen dificultades para comprender el portugués de Portugal. 

Por ejemplo, mientras que un brasileño diría "sapato" (zapato) con una vocal abierta al final ("sapatoo"), un portugués lo pronunciaría más cerrado ("sapatu").

Esto hace que el portugués brasileño sea bastante más comprensible y fácil de aprender para los hispanoparlantes que el de Portugal.

Pero no todo es cuestión de oído; la gramática también juega sus cartas distintivas. Los brasileros tienden a simplificar estructuras verbales para darle esa chispa informal tan característica del país tropical. Por otro lado, en Portugal se aferran con cariño a las formas conjugadas tradicionales que han sobrevivido al paso del tiempo.

En Brasil se utiliza mucho el gerundio para describir acciones continuas como “estou falando” (estoy hablando), mientras que en Portugal prefieren usar el infinitivo personal: “estou a falar”. También existen diferencias en cuanto al uso de los pronombres personales tú/você e nós/a gente.

También hay divergencias léxicas evidentes. Algunos ejemplos claros incluyen "trem" (tren) en Brasil versus "comboio" en Portugal o "ônibus" (autobús) frente a "autocarro". 

Caminando por Lisboa puedes pedir "uma bica" para disfrutar de un café expreso fuerte; sin embargo, si pides lo mismo en São Paulo podrías terminar con algo totalmente diferente porque allá le dicen "cafezinho". 

Finalmente, no podemos olvidar las variaciones culturales. El idioma es un reflejo directo de la cultura que lo habla, por lo tanto, ciertas expresiones o modismos son únicos para cada país. Por ejemplo, en Brasil se usa mucho “beleza” como una forma coloquial de decir "ok" o "bien", mientras que en Portugal podrías escuchar “está-se bem”.

A pesar de estas diferencias entre el portugués brasileño y europeo, ambos comparten la misma raíz lingüística y muchas similitudes gramaticales y léxicas. Esto significa que si aprendes uno, te será relativamente fácil adaptarte al otro con solo un poco de ajuste.


Chica de brazos abiertos en un balcón con vista a zona antigua de Lisboa

¿Qué otros países hablan portugués?

El portugués no solo es el idioma de Portugal y Brasil, sino que es la lengua oficial de 9 países, los cuales fueron en algún momento de su historia colonias portuguesas.

Los siete países que también tienen al portugués como idioma oficial, son:

  • Angola
  • Cabo Verde
  • Guinea Bisáu
  • Guinea Ecuatorial (idioma co-oficial junto al español y el francés)
  • Mozambique
  • Santo Tomé y Príncipe
  • Timor Oriental (co-oficial junto al tetum, que es el idioma más hablado).

Salvo el último que es un país del Sudeste Asiático, todos los demás están en África.

En Macao (región especial de China) también tiene estatus oficial, pero hay poca gente que lo habla.

Según los últimos cálculos, hay 220 millones de lusófonos y 24 millones que lo tienen como segunda lengua, siendo el sexto idioma más hablado del mundo. De estos, más del 80% son brasileros.

Curiosidades sobre el idioma portugués

El idioma portugués está lleno de sorpresas y giros inesperados:

La musicalidad del portugués no es solo un cliché; tiene bases científicas, ya que su ritmo prosódico crea una melodía natural al hablar.

Hay una gran cantidad de palabras únicas e intraspasables al español u otros idiomas. El ejemplo más claro y conocido es "saudade", un término muy arraigado en la cultura lusófona que describe una mezcla profunda de nostalgia, anhelo y amor por algo o alguien ausente.

El portugués tiene una variedad impresionante de dialectos y modismos locales según cada país y región donde se hable. Principalmente en Brasil, al  ser un país tan grande, hay diferencias notables entre las regiones del norte y del sur.

Aunque el portugués y el español comparten un origen común, ya que ambos evolucionaron a partir del latín vulgar, el portugués cuenta con sonidos vocales nasales exclusivos que no se encuentran en la mayoría de los otros idiomas.

Es importante destacar que el portugués tiene dos sistemas ortográficos: uno para Brasil y otro para los demás países lusófonos. Aunque hubo un intento por unificar la ortografía con el Acuerdo Ortográfico de 1990, aún existen diferencias notables.

Por último,  el 5 de mayo se celebra el Día mundial de la lengua portuguesa, en honor al poeta Luís de Camões, considerado una de las figuras más importantes de la literatura portuguesa.


Idioma portugués: aborigen nativo del Amazonas brasilero

¿Cómo aprender el idioma portugués?

Para aprender un idioma no alcanza con tomar clases una vez por semana durante una hora, y el resto del tiempo olvidarte por completo hasta la clase siguiente. Se necesita mucha dedicación. 

Para que la dedicación no se convierta en un peso, es clave sentirse atraído por el portugués. Esto hará que quieras pasar tu tiempo libre escuchando canciones, leyendo o viendo películas en portugués, y que lo incorpores naturalmente mucho más rápido que con libros de gramática.

Veamos algunos consejos para aprender portugués:

  • Leer en portugués: puedes comenzar con artículos de diarios digitales, como también páginas de viajes, y luego libros cuando estés más avanzada. Al ser un idioma tan cercano al español, te resultará más fácil comprenderlo al leerlo que al escucharlo.
  • Ver películas con subtítulos en portugués: leer en portugués lo que estás escuchando es una ayuda enorme para mejorar la comprensión. 
  • Reuniones de intercambio de idiomas: en muchas grandes ciudades se organizan juntadas de intercambio de idiomas, donde extranjeros y locales se reúnen a charlar en portugués y español y así cada uno practica la lengua que quiere mejorar. Dos páginas en las que puedes buscar estos eventos son Mundo Lingo y Meetup.
  • Videos y páginas para aprender portugués: seguramente hayas escuchado hablar de Duolingo, la página y app para aprender distintos idiomas. En Youtube también vas a encontrar muchísimos cursos para que comiences tu camino autodidáctico. Puedes ver estas 5 aplicaciones para aprender portugués.
  • Viajar a países donde se hable portugués: no hay dudas de que esta es la manera más eficaz de aprender un idioma ya que al estar escuchándolo todo el tiempo y tener que utilizarlo para comunicarte, tu avance será mucho más rápido y natural. Es posible que tengas un impedimento económico para pasar un tiempo en un país lusófono, pero ¿sabías que puedes hacer voluntariados y así ahorrar muchísimo dinero? Te lo contamos a continuación.

Te recomendamos leer la experiencia de este viajero: "Cómo aprendí inglés y portugués en el extranjero mientras viajaba".


Voluntarias haciendo una ronda tomadas de la mano con niños en Guinea Bisáu

Viaja como voluntario a países donde se habla portugués

Una manera muy efectiva de ahorrar dinero en un viaje largo es haciendo voluntariados por Worldpackers, a través de los cuales puedes ayudar durante algunas horas al día en distintos proyectos locales a cambio de alojamiento y otros beneficios, como pueden ser comidas y actividades gratuitas.

Esto te permitirá pasar un tiempo largo sin gastar mucho en países donde existan vacantes de voluntariados, como ser Portugal, Brasil, Cabo Verde, Guinea Bisáu, Mozambique y Timor Oriental.

Pero los voluntariados no solo son para viajar barato, sino que fundamentalmente son una puerta a conocer gente (tanto anfitriones locales como voluntarios internacionales), tener una inmersión cultural profunda, desarrollar nuevas habilidades y generar un impacto positivo.

Al vivir y trabajar en portugués, no hay dudas de que tu aprendizaje será muy rápido, ya que además aprenderás cómo realmente lo habla la gente a diferencia de la manera formal de los libros.

Estos son algunos ejemplos de voluntariados en los que podrías participar:

Si quieres saber más sobre los voluntariados de Worldpackers, puedes leer: Qué es y cómo funciona un intercambio de trabajo. Como también las historias de otros viajeros haciendo voluntariados:

Mi experiencia haciendo un voluntariado en Lisboa.

Voluntariando y surfeando en Portugal con 7 euros al día

Cumplir mi sueño de vivir y trabajar en Florianópolis.

Mi experiencia viajando y haciendo voluntariados por Brasil.

¿Te gustaron estas ideas? Crea un perfil gratuito en la comunidad de Worldpackers y empieza a guardar tus vacantes de voluntariado favoritas.



Deja tu comentario aquí

Escriba aquí sus preguntas y saludos al autor


Más sobre el tema