Estos son los países más baratos para viajar

En este artículo conoceremos cuáles son los países más baratos para viajar en todo el mundo, para que planifiques tu próximo viaje de acuerdo a tu presupuesto.

16min

paises-mas-baratos-para-viajar

La creencia de que viajar es necesariamente muy costoso, es lo que frena a muchos de emprender ese proyecto que tanto sueñan. No voy a negar que esto tiene parte de realidad, pero solo si nos quedamos con la idea de que viajar significa ir de hoteles, tours y restaurantes lujosos.

Muy lejos de esto, viajar también puede ser económico. Moviéndote lento, comiendo donde lo hacen los locales, haciendo voluntariados y alojándote por medio de Couchsurfing, ahorrarás mucho, y si esto lo hacés en los países más baratos para viajar, puede ser que gastes incluso menos que viviendo en tu ciudad. Y esto te lo digo por experiencia propia ya que lo comprobé cuando comencé a viajar con 19 años.

Además de elegir estratégicamente los destinos, sabiendo cuáles son los países más baratos, también te servirá conocer los consejos para ahorrar en viaje que encontrarás en estos artículos:

Viajá por el mundo haciendo voluntariados

Quizás te preguntes cuál sería el sentido de hacer un voluntariado si estamos hablando de los países más baratos para viajar, pero ser parte de uno no se trata únicamente de ahorrar dinero de alojamiento, sino principalmente de tener una inmersión cultural mucho más profunda que si solamente te quedas en hoteles. Al pasar más tiempo en un lugar, podrás conocer las costumbres locales mucho más a fondo, conocer viajeros, y recorrer sin prisa para descubrir los pequeños lugares que los turistas que viajan con apuros suelen pasar por alto.

En la plataforma Worldpackers hay oportunidades de voluntariados en todo el mundo, ya sea para ser parte del staff de hostels, colaborando con ONGs, aprendiendo con la experiencia en proyectos de permacultura y mucho más.

En cada uno de los países de este artículo encontrarás el link con las oportunidades de voluntariados disponibles. Y si querés saber más sobre cómo funciona Worldpackers, podés leer los 10 consejos antes de hacer tu primer voluntariado y Qué es y cómo funciona un intercambio de trabajo: la guía completa.

Los países más baratos para viajar en Asia

India

Cuando se habla de países baratos para viajar, el primero que generalmente viene a la mente es India, uno de los destinos que está en el corazón de los mochileros.

No es solo por sus precios que los viajeros lo eligen prácticamente desde que empezó el concepto de viajar como mochilero, sino por todo lo que ofrece a cambio. Pensá en lugares icónicos como el fastuoso Taj Mahal, la "ciudad azul" de Jodhpur, la "ciudad dorada" de Jaisalmer, el Desierto de Rajastán, los templos del kamasutra en Khajuraho, las playas de Goa o la ciudad sagrada de Rishikesh a los pies de los Himalayas. Sumale la influencia cultural que tuvo en la sociedad occidental, con prácticas milenarias como el yoga, el ayurveda y la meditación; la gastronomía que deleita al mundo; los bailes y la música que llegaron de la mano de las películas de Bollywood; y los movimientos históricos como la revolución no violenta liderada por Gandhi, y es fácil entender por qué India tiene tantos admiradores.

Pero India también es un país que te pone a prueba, que desafía tu paciencia y tu moral, por eso son tantos los que llegan idealizando todo lo bueno de su cultura y se van golpeados por una realidad que no esperaban ver. Así es que India divide aguas: están los que se enamoran y vuelven muchas veces, y los que se van antes de lo planeado. Para saber más sobre este tema, te recomiendo que leas los Consejos para viajar solo a India.

Hacer las redes sociales de un hostel en el corazón del desierto o generar un impacto social enseñando inglés a nenes de un barrio de las afueras de Mumbai son algunas de las muchas oportunidades para hacer voluntariados en India.

Si querés saber de primera mano cómo es voluntariar en India, podés leer esta experiencia de Voluntariado en India haciendo fotografías y videos y 17 días haciendo un voluntariado en India, en la capital mundial del yoga: Rishikesh.



Nepal

Viajar al Reino de Nepal es subir hasta el “techo del mundo”, acercándote lo más posible a las inmensas montañas nevadas de los Himalayas.

Tu viaje seguramente comience en Katmandú, ciudad que los nómadas hippies de los setenta convirtieron en su meca, y que desde esa época mantiene un estatus casi mítico entre los viajeros.

Pokhara es el segundo centro mochilero, desde donde hay una gran cantidad de caminatas por los alrededores para hacer. Y es justamente este el gran atractivo de Nepal, desde circuitos de más de diez días como el que te lleva al Campo Base del Everest o al del Annapurna, hasta excursiones por el día a pequeñas aldeas de montaña donde tendrás espectaculares vistas a estos picos de más de 8000 metros de altura, las posibilidades son muchas y para todos los niveles.

Si querés pasar un tiempo largo explorando este país, podés ver todas las posibilidades de voluntariados en Nepal, y conocer más leyendo este artículo de una experiencia haciendo un voluntariado en Nepal como profesora.



Bangladesh

El vecino menos visitado del sur de Asia, con mucha diferencia, es uno de los países más baratos del mundo para viajar. Opacado por dos gigantes del turismo como India y Nepal, Bangladesh se queda corto de grandes atractivos que llamen la atención, y por eso son tan pocos los que le dedican parte de su itinerario.

La experiencia de viajar a Bangladesh es incomparable a ninguna otra, o al menos así lo sentí yo. Al haber tan poco turismo, cualquier extranjero es una gran novedad, y eso te convierte instantáneamente en una celebridad. Desde invitaciones a casas hasta grupos de personas persiguiéndonos para sacarse fotos conmigo y mi pareja (o simplemente para mirarnos más de cerca), todos los días que pasamos en Bangladesh fueron una anécdota inolvidable.

En cuanto a costos, viajar por Bangladesh es en general incluso más barato que hacerlo por India. Solamente en alojamiento, por tener mucha menor variedad para distintos presupuestos, tendrás que calcular un poco más.



Sudeste Asiático

La regla del Sudeste Asiático es simple: los países más pequeños son los más caros. Es decir, que sacando a Singapur y a los poco visitados Brunéi y Timor Oriental, el resto de esta región tiene a varios de los países más baratos para viajar.

Todos escuchamos hablar de las playas de Tailandia que tanto atraen a los viajeros. A esto sumale los fantásticos templos budistas, su exquisita comida callejera y los bajos costos de viaje (alojamiento, transporte y comida es todo muy económico) y nos da como resultado uno de los países más turísticos del mundo, especialmente elegido por mochileros desde hace décadas y, más recientemente, nómadas digitales que hacen de Bangkok y Chiang Mai su casa temporal.

Malasia, mi país preferido del Sudeste Asiático, es un poco más caro que Tailandia, pero sigue siendo uno de los países más baratos para viajar. Su fusión de culturas -india, china, malaya y europea- lo convierten en un país único, algo que vas a notar en su gastronomía, arquitectura, religión y costumbres. Melaka y Penang, dos ciudades Patrimonio de la Humanidad, son el mejor ejemplo de este mix.

Vietnam es otro de los grandes nombres del Sudeste Asiático, tomando fama internacional con todas las películas de Hollywood que se hicieron después de la guerra. Mi recomendación es que te alejes de los lugares más turísticos, donde las estafas abundan, y te sumerjas en el interior del país para tener una experiencia mucho más placentera. Como en Tailandia, la comida callejera es uno de los grandes atractivos de viajar por Vietnam, probando platos por uno o dos dólares que en restaurantes de todo el mundo te costarían varios más.

Laos, con su preservada ciudad colonial de Luang Prabang y los pueblos a orillas del río Mekong; Camboya, con los mundialmente famosos Templos de Angkor; y Myanmar, el último destino del Sudeste Asiático en abrir al turismo después de décadas de dictadura militar (aunque actualmente de nuevo en crisis democrática), son países en los que tu presupuesto llegará muy lejos, y se verá recompensado con experiencias inolvidables.

También están los países archipiélago: Indonesia y Filipinas, muy distintos entre sí pero que comparten una característica que todos amamos: sus playas de postal. Algunas de ellas son muy turísticas, como las de Bali en Indonesia o Boracay y El Nido en Filipinas, pero teniendo en cuenta que están formados por miles de islas, nunca vas a estar muy lejos de un paraíso solitario.

Conocé todas las oportunidades de voluntariados en el Sudeste Asiático a través de Worldpackers. Y si querés saber cómo fue la experiencia de otros viajeros, podés leer "Viviendo con monjes y voluntarios en el centro de meditación en Tailandia" y "Haciendo un voluntariado como profesor de inglés en Indonesia".



Los países más baratos para viajar en Sudamérica

Paraguay

La falta de grandes atractivos de folleto turístico hace que sean pocos los que se salen del circuito tradicional de viaje por Sudamérica para agregar a la tierra guaraní en su itinerario. Pero quienes lo hacen, se encuentran con un país que tiene en su gente a su principal atractivo, un pueblo hospitalario y sumamente agradecido con los viajeros que se acercan a conocerlo.

En cuanto a los precios, una cama en un hostel de Asunción, Encarnación o Ciudad del Este (las tres ciudades más grandes de Paraguay) te costará alrededor de USD 5 – 8.

Si bien las opciones de alojamiento se reducen mucho al salir de las ciudades, siempre encontrarás alguna cabaña o familia que alquile habitaciones. Y al ser un país tan hospitalario, no es raro que recibas invitaciones espontáneas y desinteresadas de gente que conozcas en el camino, especialmente cuando te adentres en áreas rurales.

También hay muchas posibilidades de utilizar Couchsurfing, y si llevás tu carpa, no vas a tener ningún problema de encontrar un espacio donde acampar en zonas naturales como son El Chaco, El Pantanal, el Lago Ypacaraí o las Dunas de San Cosme y San Damián.

Si querés quedarte más tiempo conociendo el país, hay algunas posibilidades de hacer voluntariados en Paraguay a través de Worldpackers.



Bolivia

La Paz, el Lago Titicaca y el Salar de Uyuni son los grandes imanes que atraen a los viajeros, y si a esto le sumamos que es uno de los países más baratos para viajar, tenemos el combo perfecto que hace que Bolivia sea uno de los destinos infaltables para la mayoría de los mochileros que recorren Sudamérica por primera vez.

En Bolivia es posible dormir por USD 4 – 5 en una habitación privada con baño compartido, aunque varía según el destino y la época del año. Los mejores precios los vas a conseguir caminando y acostumbrándote al regateo, ya que es una práctica totalmente aceptada en el país, especialmente para negociar por alojamiento y excursiones.

El transporte también es muy económico; para que tengas una idea, los viajes en bus cuestan aproximadamente USD 1 por hora de viaje.

Y ni hablar de la comida. Para mí, la mejor opción es sentarse con los locales en los pequeños lugares con carteles de “almuerzo familiar”, donde te van a servir entrada + plato principal + sopa + postre por USD 3 o menos.

Lo que más puede disparar tu presupuesto en Bolivia son los tours que hagas, ya que hay algunos lugares que seguramente quieras conocer y a los que no se puede ir de manera independiente, como el Salar de Uyuni.

En Worldpackers hay muchas opciones de voluntariados en Bolivia, incluyendo en algunos de los principales destinos del país, como por ejemplo los voluntariados en La Paz , en Rurrenabaque (puerta de entrada a la selva boliviana) y en Samaipata

Para organizar tu viaje por Bolivia, te interesará leer las 16 cosas que hacer en Bolivia, el país más barato de Sudamérica, y si querés saber cómo es hacer un voluntariado, esta experiencia haciendo un voluntariado en un hostel en La Paz.



Perú

Perú es el destino número uno de Sudamérica entre los mochileros. La mayoría de los viajeros lo ponen como la gran prioridad por la maravilla indudable que es Machu Picchu, pero al empezar a planear el itinerario se dan cuenta de que lo que tiene para ofrecer este país no termina ahí: desde el oasis natural de Huacachina hasta la ciudad cultural de Arequipa, pasando por las misteriosas Líneas de Nasca y la Isla de los Uros en el Lago Titicaca. Perú tiene selva, montaña, mar, el legado de la civilización incaica y pre-incaica y gastronomía de primer nivel mundial, todo a precios que lo ponen entre uno de los países más baratos para viajar.

Si hablamos de comida, por USD 3 podés deleitarte con un menú de entrada, plato principal y postre en los mercados y restaurantes simples, probando clásicos como el ceviche, arroz chaufa, papas a la huancaína, causa limeña y palta rellena.

Y en cuanto al alojamiento, se puede conseguir camas en hostels por USD 5 – 6, habitación doble en hospedajes familiares por USD 10 y hasta espacio en campings por USD 3 o menos.

Para organizar tu viaje a Perú, te recomiendo leer el artículo Cómo armar un presupuesto para viajar a Perú como mochilero y La guía completa para visitar Perú: qué ver y qué hacer.

Perú es un país muy grande y lleno de atractivos turísticos que van a tentarte a pasar un tiempo largo recorriéndolo. Para que puedas hacer esto sin gastar en alojamiento, podés ver todas las oportunidades de voluntariados en Perú, que son muchas y en varias ciudades como en Lima, Cusco y Arequipa.



Los países más baratos para viajar en Centroamérica

Nicaragua

Los países de Centroamérica podrán ser pequeños en tamaño, pero en su espacio reducido concentran una cantidad de atractivos que son la envidia de muchos países de gran extensión.

Nicaragua, el país más barato de Centroamérica para viajar, tiene costa hacia el Océano Pacífico y hacia el Mar Caribe, lo que lógicamente hace de sus playas uno de sus puntos fuertes para el turismo.

San Juan del Sur es su playa más famosa, y las pequeñas Corn Islands -en especial Little Corn Island- son ideales para relajarse lejos del desarrollo urbano.

Pero su encanto no termina en la costa, porque por algo es apodada “La tierra de lagos y volcanes”. El Lago Cocibolca aloja un archipiélago de 36 islas en su interior, tres de ellas habitadas. La gran estrella es Ometepe, formada por dos volcanes unidos por un corto istmo y que es la isla más grande del mundo dentro de un lago. Te recomiendo que pases al menos una noche alojado en alguna de ellas para disfrutar de su tranquilidad total cuando cae el sol, ya que no hay electricidad.

Este lago está conectado con el Mar Caribe por el río Cocibolca. Una excursión excelente es tomar una de las embarcaciones que lo navegan, haciendo paradas en pequeñas aldeas de camino y adentrándote en la tupida naturaleza de la Reserva Indio Maíz.

Las ciudades coloniales de Granada y León son otros destinos que te recomiendo visitar, pero personalmente creo que lo mejor de Nicaragua es poder disfrutar de sus playas, selva y volcanes sin la invasión del turismo masivo.

Hay muchas posibilidades para ser parte de un voluntariado en Nicaragua, ya sea para hacer trabajo ecológico en una reserva natural o ser parte del staff de un hostel en la Isla Ometepe, entre muchas más.



El Salvador

Muy lejos de las grandes luces turísticas que tienen otros destinos de la región como Panamá o Costa Rica, el país más pequeño de Centroamérica continental es uno que el turismo convencional suele ignorar, pero contrario a los que muchos creen, es uno  cargado de atractivos y muy económico para viajar.

Aunque no tengan la fama de las de la Ruta Maya de México o las de Guatemala, en El Salvador también hay una buena cantidad de ruinas de la civilización maya, como las de Tazumal, Joya de Cerén y Casa Blanca.

Y al estar en tierra de volcanes y selva, no puede faltar una visita al Parque Nacional Los Volcanes, donde podés hacer cima en los volcanes Izalco y Santa Ana, o hacer una caminata por la zona de Cerro Verde, acompañada por una enorme variedad de aves.

Si bien es un poquito más caro que Nicaragua, para que tengas una idea aproximada en El Salvador podrás dormir en hostels por menos de USD 10 y comer por USD 2 – 3. El transporte, al ser distancias cortas, es muy económico.

México es otro destino que puede resultar muy económico para viajar, siempre y cuando no te limites solamente a los centros ultra turísticos como Cancún, Playa del Carmen, Cozumel o Puerto Vallarta. Yendo a lugares como el Estado de Chiapas -en especial la hermosa San Cristobal de las Casas-, los pueblos mágicos de Hidalgo o Chetumal, entre mucho otros, México también es uno de los países más baratos para viajar.

Conocé todas las oportunidades de voluntariados en El Salvador y voluntariados en México.

Para organizar tu viaje por México, te interesará leer: 10 consejos para viajar sola a México y los Consejos para viajar barato por México (¡y cosas para hacer gratis!).



Los países más baratos para viajar en África

Etiopía

Desde las alturas de las Montañas Simien a más de 4500 msnm, hasta uno de los puntos más bajos (-125 m), calurosos y de paisaje más psicodélico del mundo como la Depresión de Danakil, Etiopía es una tierra de intensos contrastes.

Su enorme riqueza cultural y natural se refleja en los 9 sitios declarados Patrimonio de la Humanidad, el segundo país con más cantidad en África (después de Sudáfrica). De hecho, las iglesias excavadas en la roca de Lalibela y el Parque Nacional Simien fueron dos de los tres primeros sitios en el continente con esta distinción.

También es el lugar de nacimiento del Nilo Azul, principal tributario del río Nilo, y de uno de los grandes placeres mundanos: el café.

Ser parte de uno de los varios festivales tradicionales es una experiencia única de un viaje por Etiopía, siendo un país con una gran diversidad étnica y en la que cada grupo mantiene orgullosamente sus costumbres.

Ya sea creando un sitio web para un eco-alojamiento o ayudando en las tareas diarias de un hostel en Addis Ababa (la capital), podés ver los voluntariados en Etiopía para pasar un tiempo en el país y conocer mejor su cultura.



Marruecos

Por su cercanía con España, Marruecos es un país muy conocido entre los viajeros de habla hispana. A la facilidad de acceso (hay barcos desde Tarifa y Algeciras y vuelos low-cost desde varias ciudades españolas) se agregan los destinos de renombre, una cultura atrapante como lo es la del norte de África, y, encima, el hecho de ser un país muy económico para viajar.

Las míticas medinas (zona antigua de una ciudad) como las de Tetuán, Fez, Marrakech y Essaouira son una explosión para los sentidos, que te llevarán en un viaje en el tiempo por sus angostos callejones cargados de aroma a especias y ajetreo incesante.

La “ciudad azul” de Chefchaouen es quizás el lugar más fotografiado del país; un deleite para quienes viajan buscando la foto perfecta para Instagram, pero también una maravilla para las que buscamos mucho más que eso.

Y si querés unos días de playa, con costa hacia el Atlántico y el Mediterráneo, eso también está muy bien cubierto. 

Ayudar a un ONG que rescata animales abandonados en Essaouira y colaborar con las tareas de un "hostel-palacio" de Marrakech son algunas de los posibilidades de voluntariados en Marruecos.

Para organizar tu viaje a Marruecos, te recomiendo leer "Todo lo que debes saber antes de viajar sola a Marruecos" y "Mi experiencia haciendo un voluntariado en Marruecos".



Los países más baratos para viajar en Europa

Los Balcanes

Por desconocimiento, Bosnia, Serbia, Montenegro, Macedonia, Albania, Kosovo, Bulgaria y Rumania no tienen la prensa del resto de Europa, e injustamente muchos creen que son países peligrosos y que no tienen nada interesante para ver. Pero al contrario de esta mala prensa, la región de los Balcanes es una tierra con una profunda historia, paisajes alucinantes, excelente comida, tradiciones que se conservan orgullosamente, mucho más económica que Europa Occidental y -especialmente- con la gente más hospitalaria del continente.

No esperes comparar los costos de viajar por los Balcanes con hacerlo por el Sudeste Asiático, India o Centroamérica, pero si ya estuviste en otros países de Europa te sorprenderá notar cómo los precios de alojamiento, transporte y comida son mucho más bajos que en los destinos más famosos.

Otra punto a favor del este europeo es que, al no estar en el radar clásico del turismo, te encontrarás con estupendos rincones como pueblos medievales, castillos góticos, paradisíacas playas del Mar Adriático y el impactante paisaje montañoso sin amontonamiento de gente peleando por sacar una foto.

En mi experiencia, pasé varios meses recorriendo los Balcanes, haciendo base en KosovoMacedonia y Bulgaria, y quedé fascinada con la región, por eso es que la recomiendo tanto (No te pierdas la guía sobre Qué ver en Bulgaria).

Croacia también forma parte de los Balcanes, pero al ser un destino mucho más explotado turísticamente, los precios son más altos que en los otros mencionados y por eso no lo incluí entre los países más baratos para viajar.

En todos los países que nombré vas a encontrar oportunidades de voluntariados que te permitirán pasar un tiempo tranquila, conociendo a fondo las profundas diferencias culturales de cada uno de ellos.

Conocé todas las posibilidades de voluntariados en Bosnia, en Serbia, en Macedonia, en Albania, en Kosovo, en Bulgaria, en Rumania y en Croacia.

Además de los países de los Balcanes, hay otros en Europa que también son económicos para viajar, descubrilos en el artículo "Los 8 destinos más baratos de Europa para mochilear". También te puede interesar la guía sobre Cómo viajar a Europa con poco presupuesto.



Como vimos, viajar barato es totalmente posible, en especial si elegís los destinos estratégicamente. Seguí conociendo más formas de hacerlo en estos artículos:



Deja tu comentario aquí

Escriba aquí sus preguntas y saludos al autor






Más sobre el tema