Lugares baratos para viajar en Perú

Los destinos turísticos en Perú son tantos que es difícil adaptar el presupuesto para conocerlos todos en un mismo viaje. Aquí te recomendamos los lugares más baratos para que saques provecho a tu visita al país inca.

9min

lugares-baratos-para-viajar-en-peru

Perú es el destino turístico de moda en Sudamérica actualmente. De eso, no nos cabe ninguna duda.

El país andino ha sabido conjugar la arqueología, la cultura inca, su herencia gastronómica y su tradición hospitalaria para abrirle las puertas al mundo, ¡y vaya que el mundo ha escuchado!

De acuerdo con cifras de su gobierno, el Perú recibió unos 4,4 millones de turistas extranjeros en 2018. Una cifra que habla por sí sola. Y bien lo sabemos quienes entendemos algo de economía básica: con tanta demanda, es fácil entender por qué es tan difícil encontrar lugares baratos para conocer en Perú.

Pero que nadie se asuste: fuera de los tours a Machu Picchu, Perú tiene mucho más que ofrecer. Es un país de gran diversidad ecológica y cultural, lleno de actividades al aire libre y sitios de interés que podrás conocer sin gastar demasiado dinero.

Lugares baratos para viajar en Perú

Un poco para rescatar tanta belleza, hemos decidido hacer esta lista con los que consideramos los lugares más baratos para viajar en Perú y que vale la pena conocer. Con suerte, te sobrará dinero para subir a Machu Picchu.

1. Marcahuasi

Ubicada al este de Lima, esta meseta de formaciones rocosas es uno de los lugares de acampada más famosos de toda Sudamérica. Las razones son muchas.

Para empezar, Marcahuasi tiene una ubicación excepcional. Se encuentra a unos 4000 metros sobre el nivel del mar, donde el frío es rey y las luces de Lima apenas si llegan, con lo que tendrás una vista sin igual del cielo. No es raro que este sea considerado un sitio de muchos avistamientos de ovnis (si te va la ufología, ya tienes un destino para tu próximo viaje).

Pero alejando la vista de lo que hay en el cielo, las propias formaciones rocosas de Marcahuasi son bastante impresionantes por sí mismas. La erosión producida por el viento y la lluvia ha creado diversas formas en las rocas, que casi parecen esculpidas a propósito.

A Marcahuasi se llega desde la localidad de San Pedro de Casta, caminando. Dependiendo del camino que tomes, el viaje puede durar de 2 a 4 horas, y en la meseta no hay comercio o infraestructura. Así las cosas, lleva abrigo, hidratación y comida suficientes.

2. Vinicunca

Probablemente no la conozcas por el nombre de Vinicunca, pero si has buscado imágenes de turismo en Perú en Instagram, muy probablemente te has topado con ella. La montaña de los siete colores es uno de los lugares turísticos de Perú que más ha crecido en los últimos años.

Vinicunca está ubicada a 5.200 msnm, en la cordillera que conduce al nevado Ausangate, resaltando entre el resto de montañas por su evidente colorido.

Para los incas, Vinicunca siempre ha sido un lugar de importancia. En su camino se suelen dejar apachetas, que son ofrendas en forma de montículos de piedras, que sirven como ofrenda para la Pachamama y otras deidades. Con ellas se pide favores relacionados con la agricultura, pero tú también puedes dejar alguna y pedir un favor eccspecial.

Los colores de Vinicuna se aprecian mejor en los días soleados. Lo ideal es ir en agosto o en temporadas de poca nubosidad, y buscar tours económicos que no sobrepasen los 40 USD.

No te pierdas la guía completa para visitar Perú.


Lugares baratos para viajar en Perú - Worldpackers - vinicunca

3. Huaral

A simple vista, Huaral puede parecer un destino familiar bastante sencillo, con sus piscinas y sitios turísticos de recreo. Pero si se sabe buscar, puede ofrecer experiencias bastante interesantes.

Un lugar barato e interesante para visitar en Huaral es el Castillo de Chancay, una hermosa edificación de tipo barroco. Está abierto al público todo el año y cuenta con un mirador que ofrece una vista preciosa del mar.

Otro destino bastante frecuentado es la Casa Hacienda  Huando, de donde proviene la naranja huando, famoso fruto nativo del Perú. Es un casa de tipo colonial, con un amplio terreno de cultivo que se ofrece además para excursiones.

Ahora bien, si lo que te gusta es el turismo al aire libre, no podemos dejar de recomendar una visita a Rúpac. A dos horas de Lima se encuentra este maravilloso complejo arqueológico, que también funciona como destino de acampada y senderismo. Sus vistas son hermosas, y en el atardecer podrás tomar fotografías con el sol sobre las nubes en descenso. No en vano a este sitio se le conoce como el Machu Picchu limeño.

4. Choquequirao

Machu Picchu no fue la única ciudadela impresionante que nos dejaron los incas de su antiguo imperio. Choquequirao, ubicada en el Cuzco, es otro monumento a la grandeza arquitectónica de esta civilización. 

Choquequirao se encuentra en las estribaciones del nevado Salcantay, a 3033 msnm. Para llegar a esta ciudadela se debe partir desde el poblado de Cachora, y desde ahí es una caminata que fácilmente puede durar 3 o 4 días. No es de extrañar que incluso en su temporada alta de turismo, solo unas pocas decenas de turistas la visiten por día.

Pese a lo anterior, Choquequirao es una visita que vale la pena por completo. Su riqueza arqueológica, de por sí impresionante, sigue en descubrimiento y las vistas a su alrededor son fascinantes. Además, su tarifa de acceso es de solo 60 soles por persona, apenas unos 18 dólares.

Actualmente se está llevando a cabo un proyecto para construir un teleférico hacia Choquequirao, con lo que el número de turistas se incrementará con toda seguridad. Aprovecha ahora y vive una experiencia de senderismo y encuentro con la arqueología inca bastante económica y valiosa.

Las mejores ciudades de Sudamérica para visitar

5. Las líneas de Nazca

Todos sabemos que pagar un tour en avión para sobrevolar las líneas de Nazca es bastante costoso. Un boleto en avioneta para una sola persona puede costar 250 soles, que se traducen en unos 75 dólares americanos por un viaje de media hora.

Sin embargo, existe una forma más barata de conocer estos geroglifos sin perder la magia que los envuelve. Hablamos, claro, de los miradores terrestres.

Para llegar a uno de estos miradores, puedes tomar un bus desde la ciudad de Nazca, Ica, en dirección Panamericana Sur. El pasaje cuesta 2,5 soles y te deja directamente en el mirador desde donde podrás ver claramente las líneas del Árbol y las Manos, solo por 4 soles. Cerca de este mirador, hay otro mirador natural y gratuito, que permitirá completar la experiencia con otra vista a más formaciones.

Las líneas de Nazca fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994. Son el mayor vestigio cultural de la civilización Nazca (200 ac - 600 dc), predecesora de los incas. Su sola existencia maravilla a la vista e intriga a los arqueólogos desde hace décadas. Sin duda, es una experiencia que todos debemos vivir en una visita a Perú.

6. Kuélap

La Fortaleza de Kuélap fue elegida por los lectores de The New York Times como uno de los destinos turísticos de visita obligada en 2018, y no sin razón.

Considerada como la ciudad de piedra más grande de Sudamérica (por encima de Machu Picchu), Kuélap es un testimonio vivo de otra cultura preinca, la de los Chachapoyas, propia del Amazonas peruano.

Estar dentro de Kuélap es estar en una verdadera ciudad hecha para la guerra y la protección: Chachapoyas podría traducirse como "guerreros de las nubes". Ellos eran guerreros y esta ciudad, con sus muros de hasta 19 metros de altura era su fortaleza, que les permitió defenderse perfectamente de los incas hasta poco antes de la llegada de los españoles.

Sin duda, visitar Kuélap es una experiencia que vale la pena, y como aún no ha sido copada por los turistas, sigue siendo uno de los destinos turísticos más baratos del Perú.

Para llegar a Kuélap se cuenta desde 2017 con un teleférico cómodo que comunica a la fortaleza con el poblado de Nuevo Tingo, en un viaje de solo 20 minutos que se hace pagando 20 soles, que equivalen a unos 6 dólares americanos.La entrada a la fortaleza, por su parte, cuesta solo 30 soles, unos 9 dólares.

No te pierdas los 10 mejores parques y reservas naturales de Sudamérica.

7. Lunahuaná 

¿Te gustan los deportes al aire libre? ¿Y qué tal el pisco tradicional y el buen vino? Claro, a todos nos gustan esas cosas, y es por eso que Lunahuaná es el lugar perfecto para tantos de nosotros.

Ubicada al sur de Lima, Lunahuaná es una localidad que se ha convertido en el parque de aventuras para muchos limeños y extranjeros por igual.

Bajo su apariencia de apacible pueblecito de valle y río, Lunahuaná es un importante centro de káyak, canotaje, senderismo y paseos a caballo.

Así mismo, Lunahuaná es conocida por su oferta gastronómica y de esparcimiento, que va desde las famosas bodegas de pisco y vino hasta sus famosos tamales y su cocina donde abundan los peces y mariscos.

Los hoteles y hostales de Lunahuaná son por lo general económicos, pudiendo encontrarse hospedajes de calidad incluso por 50 soles la noche.

8. Monasterio de Santa Catalina en Arequipa

El período colonial también dejó obras de gran belleza y que resisten al paso del tiempo en el Perú, y un claro ejemplo de ello es el Monasterio de Santa Catalina de Siena en Arequipa.

El monasterio está ubicado en el casco histórico de Arequipa, una zona que es declarada Patrimonio de la Humanidad por la belleza y estilo único de su arquitectura, que emplea materiales como el sillar en sus construcciones, dotándolas de un aire inconfundible.

Dos cosas fascinan de este monasterio a primera vista: su misterio y su belleza. Desde su fundación en 1579 y hasta su apertura al público en 1970, el lugar funcionó como una ciudadela aparte a la vida de Arequipa. Sus altos muros son testigos de todo esto, y estar dentro de ellos es inquietante y envolvente a partes iguales.

Visitar el Monasterio de Santa Catalina de Siena es muy barato: no más de 40 soles por adulto, lo que equivale a unos 12 dólares americanos. Si eres amante de la belleza, la experiencia valdrá la pena por completo.

Descubre como viajar con poco presupuesto

9. Caral

La riqueza arqueológica del Perú guarda otro tesoro que nos parece digno de ser mencionado: Caral, un sitio arqueológico que conserva los restos de la ciudad más antigua de la América prehispánica

La civilización Caral se desarrolló entre los 3.000 y 1.800 a.C., lo cual la hace contemporánea de la antigua sociedad egipcia o la sumeria; si bien no tuvo relación con ellas, es impresionante ver este emplazamiento hoy día y descubrir las similitudes de sus arquitecturas.

Para llegar a Caral lo más común es partir por tierra desde Lima, y desde ahí es un trayecto de unos 180 km al norte. Existen tours educativos promovidos por el gobierno peruano que solo cobran 150 soles por proveer todo el transporte necesario (unos 40 dólares).

Las ruinas arqueológicas de Caral se pueden conocer por tan solo 11 soles (3 dólares), tanto si se es un adulto peruano o extranjero. El lugar está abierto al público todos los días a partir de las 9 am, así que no hay excusa para no conocer lo que queda de una de las civilizaciones más antiguas del planeta.

10. Antioquía

Pequeño, modesto, pero muy bonito a la vista, el pueblito de Antioquía se ha convertido en un santuario de retiro para muchos habitantes de Lima que buscan un poco de la tranquilidad que falta en la ciudad.

Antioquía se encuentra a 77 km de Lima, en la provincia de Huarochirí. Se trata de un pueblo de casas pequeñas de estilo andino, con fachadas coloridas y tradición costumbrista.

Fuera del pueblo podrás visitar el camino del inca de Nieve Nieve a Sisicaya, para practicar algo de senderismo. El mirador sobre el cerro Amancaes es otro punto que debes visitar. Y, ya puestos en eso, procura practicar algo de ciclismo de montaña, una actividad muy popular en la zona.

En Antioquía no hay infraestructuras hoteleras de lujo. El turismo en el pueblo es bastante económica, pero se pueden conseguir habitaciones más que decentes por 25 o 50 soles la noche.

No olvides que a través de Worldpackers puedes realizar voluntariados e intercambios de trabajo por alojamiento en muchos lugares de Perú y alrededor del mundo



Deja tu comentario aquí

Escriba aquí sus preguntas y saludos al autor

Más sobre el tema