¿Se puede viajar con Worldpackers y trabajar al mismo tiempo?

Ser Worldpacker es mucho más que intercambiar tus talentos por alojamiento. Todos tenemos una historia previa que nos ha hecho llegar hasta aquí. La historia de tu vida, tus dones y talentos son únicos y nunca serán iguales a los de otra persona. Y por si aún no lo sabías, ¡valen mucho!


0c4c398d92ba1655f9b9c001f6a81eda

Claudia

Viajera e designer! Um dia decidi que a vida tinha que ser vivida e fui lá ver e fazer! Viajei 10...

+ Ver mas

Sep 10, 2018

Trabajar e viajar como Worldpacker

Hice un viaje como Worldpacker durante 10 meses por el nordeste y cuando tenía tiempo libre hacía algunos trabajos como diseñadora freelance.

Siempre que se lo contaba a alguien, escuchaba las siguientes frases:

“¡No tengo ningún talento como el tuyo, así que no podría ser worldpacker!”;

“No tengo ordenador, no podría hacer ese trabajo”;

“Necesito mucho dinero para viajar, voy a trabajar mucho en esta empresa para poder viajar algún día”.

Estas son algunas de las “excusas” que damos para no viajar.

Y a lo mejor lo hacemos porque nos da miedo lo desconocido.

Pero después de recorrer el mundo, descubres que no es complicado ni peligroso.

Y ganas mucho fuera de tu zona de confort, además de conocerte mejor a ti mismo.

1. Todos temos una história. ¡Compártela con el mundo!

A mí siempre me ha gustado mucho diseñar.

¡Crecí viendo a mis padres diseñar y trabajar en casa fabricando libros, revistas y muebles!

¡Todo esto ha formado parte de mi infancia, además me lo pasaba muy bien atendiendo a mis amigas en “mi tienda” y dando clases a mis peluches! ¡Me encantaba!

También trabajé atendiendo clientes en tiendas de verdad y después decidí ser diseñadora gráfica de productos.

Tenía la sensación de haberlo hecho toda mi vida. ¡No podía haber escogido una profesión mejor que esta!

También me encantaba viajar. ¡Siempre he viajado con mi familia y me acuerdo de aquel momento mágico en el que metía las maletas en el coche antes de irnos de viaje!

Hay muchos momentos en tu historia que te han hecho ser la persona que eres hoy.

Recordar estos momentos te ayuda a conocerte mejor y a pensar en lo que puedes hacer con tus habilidades.

Consejo: puedes contar tu historia en blogs, vlogs y usar las redes sociales para ayudar a muchas personas que tienen las mismas dudas que tú tuviste, además ganarás un poco de dinero para viajar.

2. ¡Tus dones, talentos y habilidades son únicos y valen mucho!

Un día me cansé de estar todos los días durante 8 horas detrás del mismo escritorio.

Renuncié a la empresa en la que trabajaba y estuve casi un año como diseñadora freelancer desde casa.

Perdí la estabilidad que me daba el sueldo fijo, pero descubrí que tenía menos gastos como freelancer trabajando desde casa.

¡Me apetecía viajar!

Me iba bien así que entré en la web de Worldpackers y escogí una posición en la que me sentía a gusto y que no suponía un gran desafío para mí.

Mis amigos y clientes me decían que era buena diseñadora y que era capaz de transformar las ideas en algo real.

Eso fue un gran incentivo para seguir viajando y trabajando como diseñadora.

¡Escogí una posición relacionada con mi área de conocimiento y con vista al mar!

Consejo: tus dones y talentos son cosas que haces bien y que todo el mundo te dice que haces bien. Pregunta a tus amigos y familiares, ¡te sorprenderás!

Trabajé casi 2 meses como diseñadora para el hostal Piratas da Praia en Recife, creando carteles para los eventos del hostal, panfletos, fotos, vídeos, etc.

En las horas libres hacía mis trabajos de freelancer y también organizaba eventos en el hostal. Me había olvidado que me encantaban las fiestas y eran muy fáciles de organizar.


Piratas da Praia

3. Mezcla todo lo que haces bien y ponlo en práctica

Cuando decidí irme de Recife, encontré una posición en la recepción de Maraga Hostel en Maragogi.

Había visto a otros Worldpackers trabajando en la recepción del hostal de Recife y no me parecía difícil.

Me aceptaron en Maragogi y aprendí muchas cosas.

Me acordé de cuando era dependienta. Con un poco de simpatía, paciencia y organización, ¡todo salió a la perfección!

Trabajaba 5 horas en la recepción y me sobraba tiempo para hacer mis trabajos de freelancer.

Me gustaba mucho el trabajo en el hostal. Conseguí ahorrar un poco y pude descansar bastante.

Consejo: muchos de los Worldpackers que conocí, en sus horas libres, trabajaban en bares y restaurantes como camareros o bartenders, como guías turísticos, vendiendo tours o como fotógrafos de excursiones para ganar más dinero.

Hay muchas profesiones en las que puedes trabajar online y que te permiten viajar y trabajar al mismo tiempo.

Al vivir esta vida tenemos que ser muy organizados y responsables, y si aún tienes dudas, te aseguro que es posible.

Estas son algunas de las profesiones que te permiten trabajar online:

  • Diseñadores, publicistas, editores de libros o e-books, fotógrafos y editores de vídeos y animaciones;
  • Abogados, contadores, secretarias, administradores y TI, pueden prestar servicios a través de internet;
  • Profesores de idiomas o de un área en la que tengas mucho conocimiento;
  • Los periodistas, escritores o creadores de contenidos pueden trabajar colaborando en periódicos, revistas y páginas webs;
  • Puedes dar consejos de salud si eres nutricionista, médico, dentista o entrenador personal;
  • Si eres cocinero, puedes publicar tus recetas en alguna página web.

No todo lo que haces durante 8 horas al día en el mismo lugar se considera trabajo.

Tienes que ser creativo, mezclar tus talentos, intentar aprender algo diferente y probarlo todo para ver en qué trabajo te sientes realizado.

No hay nada mejor que hacer algo con ilusión. ¡Al fin y al cabo, no has decidido irte de viaje para estar estresado y perder calidad de vida en otro lugar del mundo!

4. Crea la profesión de tus sueños y edita tu currículum

Después de ser diseñadora, recepcionista, profesora de español e intercambiar todas estas habilidades por alojamiento, creé una nueva profesión para mí.

En Salvador comencé a trabajar como recepcionista en The Hostel Salvador, una red de hostales brasileños.

El primer día conocí al organizador de eventos del hostal.

Él sabía que yo era diseñadora y le pedí encargarme de la parte visual de los eventos.

Nuestro proyecto era abrir el hostal para que las personas de la ciudad y los huéspedes pudieran organizar eventos.

¡Fue todo un éxito!

Después tuve la oportunidad de trabajar en la recepción de The Hostel Morro de São Paulo.

¡Playa, sol, tranquilidad...y pude volver a trabajar como freelancer!

Un día, el decorador del hostal me vió trabajando en el ordenador y me preguntó si quería ayudar en la recepción.

Acepté y en un par de días crearon un departamento en el que pude ganar un poco de dinero: un departamento de creación para toda la red de hostales.

Me encargaba de todos los materiales impresos, los contenidos para las redes sociales y la decoración interna de cada unidad.

Fue increíble, tuve la oportunidad de ser recepcionista, diseñadora y huésped y conocía 2 de sus unidades personalmente. Fue así como pude darles consejos para que pudieran mejorar.

Aprendí muchas cosas, trabajé bastante y no pagaba transporte. ¡Era maravilloso!

Consejo: no tengas miedo ni vergüenza al añadir los trabajos que has hecho como worldpacker en tu currículum. Te verán como una persona valiente que habla muchos idiomas, que toma decisiones rápidamente y que sabe atender al público, además de demostrar que posees muchísimas cualidades y que tienes la formación académica adecuada.


Amigos en The Hostel Salvador

5. ¡No todo en la vida se compran con dinero!

Durante mi viaje una cosa llevó a la otra.

Las personas que encontré me dieron muchos consejos y me enseñaron mucho, compartieron sus vidas, casas e historias y eso no se paga con dinero.

¡También gané comidas, bebidas, ropa, paseos turísticos, descuentos y mucho más!

Hice un trabajo de diseño para una persona que conocí en Jericoacoara y no le cobré, pero gané un amigo, un cliente y un sofá cama para dormir, además de un compañero de viaje.

Otro ejemplo: un amigo que trabajaba conmigo en la recepción del hostal decidió trabajar solo 4 horas al día y ganar menos dinero porque quería tener tiempo para conocer la ciudad, disfrutar de la vida y pensar en sus futuros proyectos. Aprendí mucho de él porque me dejó de importar tanto el dinero y en muchas ocasiones no me hacía falta.

Consejo: ¡no todo en la vida se compra con dinero!

Como worldpacker pude darle otro valor al trabajo y entender que podemos intercambiar, compartir y colaborar ganando conocimiento, experiencias, amigos, tiempo y hasta cosas materiales necesarias en ese momento.

En resumen...

¡Se puede trabajar y viajar como Worldpacker!

Solo tienes que prestar atención a lo siguiente:

  1. Todos tenemos una historia, compártela con el mundo;
  2. ¡Tus dones, talentos y habilidades son únicos y valen mucho!;
  3. Mezcla todo lo que haces bien y ponlo en práctica;
  4. Crea la profesión de tus sueños y edita tu currículum;
  5. ¡No todo en la vida se compra con dinero!

¡Ya nos contarás si has tenido éxito en tu experiencia de viaje y trabajo como Worldpacker!

¡Buen viaje y buen trabajo!


0c4c398d92ba1655f9b9c001f6a81eda

Claudia

Viajera e designer! Um dia decidi que a vida tinha que ser vivida e fui lá ver e fazer! Viajei 10...

+ Ver mas

Sep 10, 2018


¿Te gusta? No te olvides de dejar Claudia saber :-)


Deja tu comentario aquí

Escriba aquí sus preguntas y saludos al autor