Una mala decisión es un millón de veces mejor que no tomar ninguna decisión

Mi primera experiencia con Worldpackers fue en un hostel llamado Ringo's Foyer Guest House en la ciudad de Melaka en Malasia.


336655adeef0cd911600f54ad3283607

Daniel

Hace 7 meses que salí de casa en México. Ahorré dinero de mi trabajo de oficina, renuncié y viajé...

Sep 14, 2018

Voluntario en Malasia

La razón por la que mi novia y yo terminamos trabajando como voluntarios ahí fue mera cuestión del destino: antes de llegar a Malasia, estábamos en Hanoi, Vietnam y nuestra visa estaba por expirar, por lo que teníamos los días contados en el país y teníamos que emigrar lo más pronto posible.

Encontramos un vuelo barato a Kuala Lumpur (aproximadamente 70 USD) y decidimos comprarlo sin pensarlo. Buscamos en Worldpackers algún voluntariado que nos permitiera trabajar a cambio de hospedaje, y quien nos aceptó fue Howard, el dueño del Ringo's Foyer Guest House.

1. Gasto en pasajes para llegar a Melaka

Para no alargar esto con detalles sin importancia sobre nuestra loca aventura, intentaré resumir la historia para darles un aproximado de los gastos en pasajes: llegamos a Kuala a eso de las 6 de la tarde, y teníamos planeado llegar ese mismo día a Melaka para poder quedarnos en el hostel, ya que nuestro presupuesto en este punto del viaje no daba para andar pagando hoteles en una ciudad tan cara, pero Melaka está a unas tres horas en bus hacia el sureste de Kuala Lumpur, por lo que debíamos darnos prisa.

Debíamos llegar a la estación Bandar Tasik Selatan desde el Aeropuerto de Kuala Lumpur, y la mejor opción (si no es que la única) era tomar el tren de alta velocidad. El pasaje costaba al rededor de 40 RM por persona (Aprox. 9 USD). Una vez que llegamos a la estación de autobuses para ir a Melaka, el precio del bus fue de al rededor de 10 RM (Aprox. 3 USD). De esta manera llegamos a Melaka a eso de las 2 am.

2. El día a día en el hostel

Howard nos recibió en la madrugada, y nos dio un dormitorio para poder descansar después de aquel día tan cansado. Al siguiente día en la mañana nos explicaron cómo funcionaba el trabajo.

Ringo's Foyer Guesthouse es un hostel tan sencillo como encantador, se respira una paz que no he sentido en ningún otro lado, es todo muy silencioso pero a la vez muy amigable, y el trabajo, aunque muy sencillo, requiere que los voluntarios pongan de su parte para que todo funcione bien.



El trabajo consiste en un turno de 4 horas por día, seis días a la semana. Había dos opciones: la primera, que te tocara trabajar en la recepción revisando las reservas de Booking.com y de Hostelworld, manejando la hoja de reservas y controlando quién entraba y quién salía. Y la segunda, que te tocara servir el desayuno en la cocina que estaba en la terraza.

Ambos turnos, tocara el que tocara, eran muy relajados, realmente había poco trabajo qué hacer: regar las plantas, abrir y cerrar las ventanas dependiendo de la hora o el clima, encender el aire acondicionado (o apagarlo dependiendo de la hora), barrer la terraza, aspirar el agua encharcada en caso de que hubiera llovido. Pero nada más, no era responsabilidad de los voluntarios limpiar ni hacer las habitaciones ni nada por el estilo; eso era responsabilidad de la señora de la limpieza.

Yo tuve la oportunidad de tener una tarea extra: ser guía de los tours diarios en bicicleta a la mezquita flotante de Melaka. Diariamente se juntaban huéspedes interesados en ir a conocer la mezquita y un poco de la ciudad, y Howard me enseñó la ruta del tour, por lo que casi diario recorríamos el centro de la ciudad en bicicleta, cosa de la que jamás me cansé, ya que el lugar es mágico y es una de las mejores experiencias que he tenido en mi vida.

Un dato más: el voluntariado incluía hospedaje y desayuno.

3. Gastos viviendo en Melaka

Melaka no es una ciudad cara y encima nosotros redujimos los gastos al mínimo, por lo que realmente gastamos muy poco. Íbamos al súper mercado una vez a la semana y gastábamos al redor de 35 RM (menos de 10 USD) en comprar comida para la semana: latas de atún salchichas congeladas con queso, vegetales para ensalada, huevos, pan de caja, galletas y una Coca-Cola grande y fría (para el calor tremendo que hace allá).

Llegamos a ir sólo pocas veces a restaurantes locales (la comida que puedes encontrar ahí es deliciosa). Hay un restaurante de comida hindú muy bueno a la vuelta del hostel donde comer salía en al rededor de 8 RM por persona (Aprox. 2.50 USD). Y llegamos a ir a algunos otros donde nuestro gasto nunca excedió los 15 RM (Aprox. 4 USD).



Usábamos mucho la app de Grab para movernos, ya que de la misma manera era muy económica. Es como Uber pero mejor porque pagas en efectivo de manera más sencilla, y es mucho más barato y rápido.

4. A quién recomiendo este lugar

Ringo's Foyer Guest House es un lugar principalmente de descanso. El ambiente es sumamente relajado y silencioso. Los dueños Howard y su esposa Jacqueline son increíbles, siempre están para ayudar, y tienen una forma de pensar muy enfocada al respeto y a ayudar a quien lo necesite, y también es por esto que hay reglas relativamente estrictas respecto al ruido en las noches y cosas así.

No lo recomiendo al típico turista que sólo quiere ir de fiesta a emborracharse y a hacer ruido. Éste es un lugar muy amigable para toda la familia. Si quieres un lugar donde ir a relajarte, a hacer amigos, y a conocer más sobre el impresionante mosaico cultural que hay en Malasia desde un punto de vista más local, definitivamente recomiendo éste lugar.

5. Qué aprendí con esta experiencia

Dejando de lado lo que aprendí de la sociedad malaya sobre el respeto y la impresionante diversidad cultural (chinos taoístas, musulmanes e hinduístas en su mayoría). Aprendí a organizar a la gente, cosa que antes me aterraba. Dando los tours en bicicleta, era importante hablar frente a varias personas y hacerme escuchar y que me hicieran caso (encima en un idioma que no es el mío).

Otra cosa que aprendí fue a ser recepcionista. Aunque el trabajo era fácil, eso me permitió trabajar como recepcionista en Argentina y ya sabía cómo usar Booking.com y Hostelworld, y encima pude desarrollar una hoja de reservas más eficiente.

Al estar tan lejos de casa, y que algunas cosas no salieron como esperaba, aprendí también a hacerme cargo de mis decisiones: estando ya en Malasia, con poco dinero y sin saber cómo volvería a casa, no podía ya arrepentirme de haber ido. Aprendí que si quieres algo, debes tomar la decisión de hacerlo, y que una mala decisión es un millón de veces mejor que no tomar ninguna decisión. Al final pude venir a Argentina y ahora tengo trabajo y las cosas salieron bien.

Viajar me ha convertido en una persona más sabia. He madurado muchísimo.

Pues bien. Para concluir debo decir que Ringo's Foyer Guesthouse ha dejado una huella profunda en mi vida. Malasia es un lugar espectacular, y la gente que conocí allá me enseñó muchísimo. Hice amigos de todas partes del mundo que sé que en algún momento volveré a ver. Aún con los momentos estresantes y las emociones fuertes, es una experiencia de la que no cambiaría una sola cosa. 


Posiciones disponibles de Ringo's Foyer Guesthouse


336655adeef0cd911600f54ad3283607

Daniel

Hace 7 meses que salí de casa en México. Ahorré dinero de mi trabajo de oficina, renuncié y viajé...

Sep 14, 2018


¿Te gusta? No te olvides de dejar Daniel_Oliv saber :-)


Comentarios