Viajar sola por Brasil haciendo voluntariados con Woldpackers

Tener el coraje para salir de la famosa zona de confort, contra todos los prejuicios que tenemos las mujeres en el mundo y hacerles ver que sí queremos, y podemos.


Be512c4791be945e0155759cc4c49ca6

Abr 29, 2019

Mi viaje es mi nueva vida, voy descubriendo paso a paso nuevas experiencias, lugares, personas con nuevas culturas, y mi voluntad es compartir vive...

viajar-sola-por-brasil-haciendo-voluntariados

El final del año 2016 decidió abrirme las puertas para que le de rienda suelta a ese camino tan deseado por años: viajar con mi casita en la espalda y comenzar a descubrir una nueva vida haciendo camino al andar. Decidí comenzar por la parte sur de Brasil. Al no tener experiencia sino voluntad y coraje, fui aprendiendo paso a paso tanto el idioma como a resolver de manera mas fácil y económica ese nuevo sendero que estaba comenzando a transitar.

Comencé en la isla de Florianopolis con una especie de trabajo voluntario: el dueño daba trabajo en su restaurante, yo cobraba un dinero y aparte tenia un hotel donde daba hospedaje a los trabajadores. Más que nada era un lugar para trabajar en temporada. 

No fue tan gratificante por que infelizmente al ser mujer, los prejuicios existen en todos los países al parecer, y mi objetivo no era tener ese tipo de experiencia. Intenté voluntariados en hostels allí mismo pero no encontré lugar (temporada alta), así que me hospedé en uno llamado World Hostel. 

Una semana más tarde ese hostel se convirtió en una de las experiencias más lindas, ya que hice amistades de varios lugares y fue una gratificante despedida por suerte. Fue así, que con lo trabajado durante un mes que me fui directo a Rio de Janeiro, tenía unos amigos que estaban allí desde hace unos meses y me largué a una nueva aventura.

Viajar sola por Brasil haciendo voluntariados con Woldpackers


Viajar sola por Brasil haciendo voluntariados con Woldpackers - mujer en Brasil

A la semana de haber llegado a Rio encontré trabajo en un bar muy lindo y súper importante de la región en Copacabana y alquilé un cuarto, ya que lo que necesitaba era juntar dinero para seguir viaje. Mis amigos con más experiencia en la zona me recomendaron varias opciones para hacerlo, mientras disfrutaba y conocía al mismo tiempo. 

En el bar duré poco porque era nocturno y no estaba bueno salir de madrugada y volver sola a casa, lo que me implicaba gastar en transporte y exponerme al peligro de la calle nocturna de Rio. 

Sin embargo alcancé a juntar algo de dinero y comencé automáticamente a hacer una de las cosas más lindas: vendía “empanadas argentinas” en las playas de Leme, Copacabana, Ipanema y Leblon. 

Paralelamente me quedaba en un hostel pero pagando súper poco. Durante dos meses trabajé en la playa y viví allí y por supuesto que recorrí lo que más pude tanto de día como de noche. 

Prácticamente no gastaba en transporte porque caminaba o andaba en bici todos los días, lo que recomiendo mucho ya que no solo se llega a lugares que valen la pena, sino que recorres y conoces la ciudad desde otra perspectiva.

Lee aquí cómo ahorrar durante un viaje largo


Viajar sola por Brasil haciendo voluntariados con Woldpackers - mujer playa Brasil viajando sola

Conocí cuatro personitas especiales en el hostel donde estaba y con ellas teníamos las mismas ideas del próximo destino.  Yo sentí que mi corazón me decía que tenía que continuar, que todavía tenia mucho por recorrer, así que decidimos ir juntos de a poco por el interior de Rio de Janeiro. 

Pasamos por Cabo Frio, Buzios, Sana (donde pasé mi cumpleaños maravillosamente lindo) y finalmente Macaé. Todo sucedió en una semana. Sí, fue rápido porque al parecer el siguiente destino me estaba llamando y lo descubrí cuando fui a la estación de omnibus donde de la nada dije “Me voy a Salvador”.

Haciendo un voluntariado en Brasil

Luego de un largo viaje con uno de los viajeros con quien estuve en Río, llegamos a Salvador de Bahia y me sentí en casa. Ya era final del mes de abril. Buscamos un hostel en el mismo instante y allí fue donde después de una semana buscando voluntariado a través de Worldpackers, conseguí en un hostel.

Me sentí muy bien recibida y la verdad que esa fue una de las experiencias más fuertes y lindas hasta ese momento. Sentí la energía de la ciudad recibiéndome, sí, la energía allí es tan fuerte que se siente en el aire.

Luego de unos meses como voluntaria, decidí quedarme a vivir un tiempo, lo que me llevó a conocer la ciudad desde otro punto. Ya no estaba de paso, estaba viviendo el día a día del lugar y fue una estadía sorprendentemente larga, más de lo que pensaba al comienzo. 

Por mi parte no fue difícil adaptarme porque al tener la sensación de estar en casa me sentí tan confortable y confiada con todo, que lo que sobraban eran buenos momentos y maravillosas personas.


Viajar sola por Brasil haciendo voluntariados con Woldpackers - mujer viajando sola por Brasil

Después de casi un año y medio necesitaba abrazar la familia y me di el lujo de volver a verlos, me llevó dos meses de interrupción en mi nuevo camino la visita a mi tierra, pero volví al siguiente destino llena de energías y más ganas de cosas nuevas.

Ya mas experimentada que al comienzo y después de haber pasado por muchos lugares que jamás pensé llegar, volví a Brasil, directo al estado de Pernambuco a la ciudad de Recife con el fin de recorrer el caribe Brasilero, nordeste y lo que mas pueda de este hermoso país.

Lo que aprendí es que como mujer viajando sola los prejuicios y el machismo existen en todos lados y en algunos más que en otros, pero si no me cuido y no tomo mis propias precauciones yo misma, nadie lo va a hacer por mí. 

Con la diferencia que ahora se trataba de otro país, otro idioma, otras costumbres, otro clima, otras culturas, aprendi el idioma aquí mismo y conocí cada lugar desde otra perspectiva siempre pensando en mi seguridad y siempre positiva ante todo, disfrutando a mas no poder, tomando mis propias decisiones de lo que quiero y no quiero hacer, tener la libertad de elegir el rumbo completo de tu vida, no solo te fortalece cada vez mas, sino que te da la confianza de que todo es posible si te lo propones.

Viajar sola por Brasil haciendo voluntariados con Woldpackers fue una experiencia maravillosa que cambió mi vida. No olvides que puedes encontrar cientos de opciones para intercambiar tus habilidades por alojamiento y comida


Be512c4791be945e0155759cc4c49ca6

Abr 29, 2019

Mi viaje es mi nueva vida, voy descubriendo paso a paso nuevas experiencias, lugares, personas con nuevas culturas, y mi voluntad es compartir vive...


¿Te gusta? No te olvides de dejar Carol saber :-)


Deja tu comentario aquí

Escriba aquí sus preguntas y saludos al autor