Mi experiencia haciendo un voluntariado en Sapa, Vietnam

Dejar tu zona de confort para saber dónde estan tus límites. Me adentraba en una tierra desconocida pero sabía que allí sería donde realmente tendría experiencias que me harían cambiar para siempre.


53631911a30f3341046d93aa52131628

Mar 25, 2019

This is Giulia, an English pre-primary teacher and an educational psychologist specialized in Early Years. Anyway, I prefer to introduce myself as ...

voluntariado-en-sapa-vietnam


Estaba asustada. Era mi primera vez con Worldpackers y todo era una aventura.

Sí que es verdad que no era mi primera vez fuera de casa y que ya había hecho otros voluntariados en otros países. Aún así, tan sólo había salido una vez de Europa y fue para ir a América del Norte, es decir, a una tierra aunque diferente también, era parecida a la mía.

Esta vez quería que todo fuese distinto. De esos viajes que te marcan un antes y un después.Quería salir de la burbuja de mi hogar para adentrarme en nuevos conocimientos, nuevos sabores y nuevas caras.

El primer pensamiento que tuve al emprender tal experiencia fue: "esta vez, irme bien lejos de mi país, a algún lugar con cultura, lengua, tradiciones completamente distintas a la mía". Quería salir de la burbuja de mi hogar para adentrarme en nuevos conocimientos, nuevos sabores y nuevas caras.

Sabía que sería complicado. Aunque tengo nivel de inglés  siempre le temes a estar a la altura para poder comprender y empatizar con los anfitriones. De alguna manera mostrar tu interés por su vida y su país y, aunque sea muy difícil, que no te vean como una extranjera más sino como una aventurera amiga.

Mi primer voluntariado en Sapa, Vietnam

Sin más miramientos ni pensamientos contrariados de última hora, allí estaba rumbo a Vietnam; un país vivo, colorido, con gente abierta y entregada. Aunque todo esto lo supe unas semanas más tarde.

Al llegar a Hanói, la capital, me hospedaron unos días en un hostal mientras me explicaban cómo funcionaría mi voluntariado: apliqué para dar clases de inglés en Sapa, la zona norte del país conocida por los grandes arrozales. Allí conocí al que sería mi guía. Aunque tenía muy buen inglés la comunicación no verbal era muy complicada entre ambos así que intentábamos ser claros con todo tipo de información.

"No podía parar de pensar lo contenta que estaba por poder estar ahí..."

Me explicaron cómo sería mi rutina, mis normas y mis derechos. También me introdujeron un poco en su cultura explicándome pequeñas leyendas y costumbres de sus tierras. No podía parar de pensar lo contenta que estaba por poder estar ahí, en ese momento no pensaba ni en las altas temperaturas ni en los miles de insectos que me encontraría. Solo podía centrarme en ir hasta el pueblo y poder disfrutar mi estancia con los niños mientras compartía mi vocación con todos ellos.


voluntariado-en-sapa-vietnam - Worldpackers

Esos días aproveché para aprender las palabras básicas para saludar, despedirte y dar las gracias. Entonces es cuando entendí que no todas las lenguas son tan sencillas como se cree en un principio. Para empezar, aunque el abecedario vietnamita es mucho más corto, tienen múltiples maneras de pronunciar una palabra dependiendo de su significado. La vocal A, por ejemplo, se puede pronunciar de 7 modos distintos.

Pero no me desanimé. Pensé simplemente en centrarme en la pronunciación correcta y en que no hubiera muchos malentendidos.

Como tenía que estar un mes en el país pensé que valía la pena esmerarme un poco en su lengua para que vieran el interés que me causaba todo lo referente a su tierra. Un gesto de humildad.

Llegó el día esperado, casi no pude pegar ojo en toda la noche. Me subí a ese bus de 8 horas de trayecto. Eso sí, no dudé en escoger uno de los turísticos en vez de los locales. Tenía aire acondicionado, un espacio donde guardar las pertenencias y, lo más importante, tenía un asiento solo para mí.

Mi experiencia haciendo un voluntariado en Sapa, Vietnam - Worldpackers

El trayecto no fue de los más cómodos: se alzaban pequeños caminitos entre las montañas y la niebla dificultaba la visión. Solo pensaba en llegar sana y salva. Todo el paisaje era de unas hermosas tonalidades verdes producto de la fructífera y rica vegetación de la zona.

Al llegar, una gran tormenta había hecho importantes destrozos y trasladarme del centro de Sapa hasta el pueblecito perdido en los arrozales fue toda una experiencia. El taxista no dudó en cruzar los pequeños riachuelos imprevistos y los desniveles de la tierra creados por la estación de los monzones.

Hacer un voluntariado en Sapa, Vietnam fue una de las mejores experiencias viajeras

Llegué al destino: una modesta casita de madera al lado de los verdes caminos creados por el conreo de los cereales. Sisi, al darse cuenta de mi llegada, salió con los brazos abiertos a darme la bienvenida. Me trató como a una hija. Esa noche estuvimos charlando hasta tarde mientras nos sonreíamos y nos mirábamos sin tapujos los ojos. Entonces me di cuenta de que no tenían ningún sentido ni las dudas, ni los miedos, ni los nervios. Allí es donde debía estar.

"...salió con los brazos abiertos a darme la bienvenida."

Mi experiencia haciendo un voluntariado en Sapa, Vietnam - Worldpackers

No olvides que a través de Worldpackers puedes encontrar cientos de opciones para hacer voluntariados e intercambiar tus habilidades por alojamiento y otros beneficios. 


53631911a30f3341046d93aa52131628

Mar 25, 2019

This is Giulia, an English pre-primary teacher and an educational psychologist specialized in Early Years. Anyway, I prefer to introduce myself as ...


¿Te gusta? No te olvides de dejar Júlia saber :-)


Deja tu comentario aquí

Escriba aquí sus preguntas y saludos al autor