¿Estás deseando hacer un viaje de mochilón por Europa

En esta entrevista con Juan, uno de nuestros viajeros expertos, te cuenta su experiencia viajando con su mochila al hombro

Felipe:

Saludos, yo soy Felipe del equipo de Worldpackers y hoy estamos aquí con Juan Pablo.

¿Qué onda Juan, cómo vas?

Juan:

¿Qué onda Felipe, cómo vas? Muy bien, todo muy bien.

Felipe:

Hoy vamos a hablar de los 15 beneficios de viajar en mochilón por Europa, aquí tenemos a un experimentado viajero que es Juan Pablo.

Gracias Juan por estar con nosotros en el podcast. Uno más de Worldpackers.

Para todos los que nos escuchan y que siguen recibiendo nuestro contenido completamente gratis, síguenos en SoundCloud y déjanos tu evaluación en iTunes, es súper importante para nosotros.

Me gustaría una presentación tuya y que pongas el micrófono muy cerquita de tu boca para que puedas hablar.

Juan:

Listo. Bueno, yo les cuento un poquito de mí. Soy ingeniero industrial e hice una maestría en una universidad en España y duré 5 años trabajando en una multinacional, hasta que decidí salir de la rutina, cambiar esas oficinas por playas, por montañas o paisajes y renuncié a mi trabajo y empecé a viajar y de eso ya van tres años. Ya he hecho 2 mochilones como le dicen ustedes, dos viajes de mochilas por Europa, uno que duró un mes y otro cuatro meses. Después de eso comencé mi cuenta en Instagram hace más o menos 8 meses donde les cuento a las personas cómo viajar más barato alrededor de todo el mundo.

Felipe:

¿Entonces no se dice ‘mochilón’?

Juan:

No, mochilón no. Decimos es ‘mochilear’, ir a mochilear por Europa. Mochilón no. Yo lo entiendo porque he conocido otras personas de otros países qué dicen así, nosotros decimos nos vamos a ir de ‘mochilero’ por Europa.

Felipe:

Bueno, hay que conocer de todo. Mochilear, mochilón, lo que importa es que es viajando con la mochila en la espalda, ¿no?

Juan:

Exactamente, y mientras más poquito equipajes tengas, mejor. Mira que ese ha sido una de las cosas que me encuentro siempre de la gente que empieza a ser su primer mochilón por el mundo, que se va de mochila, que se va por primera vez. Incluso me pasó a mí también, llevábamos demasiado (demasiado) equipaje.

Felipe:

Bueno, vamos a hablar de ‘15 beneficios de viajar por Europa’. Yo voy a hacer 15 preguntitas acá. ¿Por qué? ¿cómo?

Para los que nos escuchan, sígannos en SoundCloud, iTunes para que sepan de todas las novedades de todo lo nuevo en Worldpackers. Empecemos entonces.

Juan, ¿hacer mochilón te hace más fuerte?

Juan:

Claro, desde el momento que tú decides hacer tu viaje solo con tu mochila al hombro ya estás dando un paso fuera de tu zona de confort, de decir “bueno, ya tomé la decisión de irme, arriesgarme”.

 Muchas veces la mayoría de las personas lo hacen solos. Entonces, yo creo que desde que comienzas ya empiezas a sentir esa fuerza que te va dando la decisión de viajar por Europa, o bueno, por cualquier lado, pero el tema de Europa es muy importante porque son muchas culturas, muchos países. Entonces te da de todo: fortaleza mental, física. Cuando llegas a tu país de nuevo te das cuenta de todo eso. Creo que en el momento que estás viviéndolo no lo sientes tanto, pero cuando llegas te das cuenta de que eres una persona totalmente diferente, mucho más fuerte que antes.

Felipe:

Sí, esa es la magia, ¿no? Y bueno, un regalo de consejo de cómo practicar un idioma en Europa. ¿Hay cómo practicar?

Juan:

Claro, mira que a mí me parece muy muy muy importante. Yo, mi primer viaje lo hice por Estados Unidos y no manejaba mucho el inglés, pero a medida que iba viajando y viajando empecé a practicarlo todos los días durante casi cinco meses y medio y le cogí el ritmo al hablar inglés porque pues, la mayoría de la gente con la que me quedaba que era gente local y me recibían eran nativos de Estados Unidos entonces sólo hablaban inglés. Cuando estuve en Europa esa es la mejor forma de comunicarte, porque con excepción de España, en el resto de Europa todos hablaban inglés, entonces lo que hice fue practicarlo y más que practicarlo, aprenderlo.

Felipe:

Claro claro. ¿Tenías miedo de hablar con las personas o miedo de un sitio que no era tan seguro y después te sorprendió? Alguna cosa así, ¿o no?

Juan:

Bueno, digamos que al principio, hablar con las personas da un poco de miedo porque muchas veces uno duda de su capacidad de comunicarse en otro idioma con otras personas, le da pena decir cosas erróneas o algo y muchas veces no pregunta por pena, por vergüenza. Pero ese es otro punto qué te hace más fuerte, te va quitando la vergüenza, ese miedo a preguntar, a estar por sitios que probablemente piensas que son inseguros a primera vista, pero no. Entonces, sí pasé por muchas circunstancias donde tenía miedo a hablar, entrar a sitios, pero al final te das cuenta que son miedos infundados, que no tienes nada que temer, de hablar con personas que no conoces o andar por sitios que nunca has estado.

Felipe:

¿Crees que pasas a ser más libre así? ¿Cómo es la sensación de libertad?

Juan:

Creo que por eso es que yo seguí, o sea, yo después de un año de viaje (que pensé que iba a ser un año sabático), esa sensación de libertad que tuve viajando no quise perderla y por eso he seguido viajando 2 años más. O sea, hace pocos días cumplí 3 años de viaje.

Felipe:

3 años viajando.

Juan:

Sí. 3 años de viaje y lo que te digo es por esa sensación de libertad, de poder manejar mi tiempo, de decidir para dónde voy, con quién ando, dónde me quedo, sin que nadie interfiera en eso. Es una sensación de libertad que ustedes no se imaginan, esa sensación de libertad es la que te hace querer viajar cada vez más y es por la que yo no he parado.

Felipe:

En general, ¿cómo los europeos te recibieron?

Juan:

Mira que yo creía que los europeos, de la fama que tienen, creo que es una fama mal fundada que (son muy fríos, que son muy parcos, que no son tan cálidos como los que vivimos en América) realmente no es así, o sea yo creo que tú en los viajes conoces gente que está en la misma onda que tú, que está viajando y que son igual de abiertos, de amigables cercanos, inclusive conocí europeos que parecían más sudamericanos que cualquiera.

Felipe:

Pero no saben bailar como nosotros. ¿Saben o no?

Juan:

No, eso es lo único que les falta, sabor para bailar.

Felipe:

¡Ah bueno! esa es la diferencia con nosotros, men.

Juan:

¡Total! Eso sí es cierto, pero realmente me sorprendí porque conocí muchas personas, me alojé en casa de muchas personas locales que me recibieron de una manera increíble, súper cálidos, súper amigables y ahí borré esa imagen de que los europeos eran un poco más cerrados. ¡Para nada!

Felipe:

¿Usted tiene alguna historia inédita para contar, alguna cosa que nunca hizo, que nunca dijo, de la que te gustaría hablar para nosotros?

Juan:

Algo que yo siempre le cuento a la gente y algo que me marcó mucho fue: estando en Croacia,  yo estaba haciendo un voluntariado en un Hostel en Dubrovnik, que es una de las ciudades más caras del mundo, yo creo.

Bueno, en verano en temas de vacaciones era demasiado llena de turistas, todo era demasiado caro. Estaba haciendo un voluntariado allá y en las tardes salía a una playa que, bueno, no es una playa, es más bien un acantilado donde las personas saltan de unas rocas de 3 o 5, 7, 10, 12 metros y a mí me gusta mucho eso, me gustaba saltar de los acantilados y saltaba y saltaba.

Un día yo salté y detrás de mí yo vi que saltó otra persona, pero cayó muy mal de las misma altura, pero cayó super mal y yo me preocupé, miré hacia arriba y nadie estaba preocupado. Yo creo que nadie se dio cuenta y nadé muy rápido hacia esa persona y estaba flotando sobre el agua como inconsciente del golpe, de tan duro que se pegó había quedado inconsciente.

Entonces saqué mis dotes de salvavidas Baywatch y lo cogí del cuello y del brazo y empecé a nadar hacia la orilla pidiendo ayuda y en ese momento yo sólo le decía en inglés a esa persona “¡respire respire!”, porque sólo se quejaba, o sea yo creo que en ese momento que yo lo cogí, él se despertó y empezó a gritar del dolor (como a quejarse del dolor), no hablaba.

Entonces yo nadé hacia la orilla y ya cuando estaba cerca ya la gente se dio cuenta que él se había caído, que se había golpeado muy duro, que no podía moverse y bueno, yo lo traje y mucha gente me ayudó.

Al final él pudo respirar y no hubo ningún problema, pero la gente me decía “si usted no hubiera estado ahí, probablemente él se hubiera podido ahogar porque nadie se había  dado cuenta”.

Felipe:

Le salvaste su vida, ¿no?

Juan:

Sí, mucha gente me dijo eso.

Felipe:

¡Qué linda historia!, ¿no?

Juan:

Sí, es linda pero también fue muy fuerte porque a veces uno no se da cuenta que está haciendo algo arriesgado. Gracias a Dios yo estaba ahí para poder ayudar a esta persona.

Felipe:

¿Y todavía tienes contacto con esta persona?

Juan:

Realmente cuando yo la saqué del agua, la empezó a ayudar otra gente. Yo no sé primeros auxilios ni nada de eso, yo me alejé, yo me retiré de ahí y resulta que esta persona estaba él y su esposa estaban como bebiendo mucho y creo que ya estaban borrachos y al final yo no me quedé con ellos, yo seguí. A ellos lo sacaron por otro lado.

Entonces yo nunca hablé con ellos. Yo creo que la ayudé y ya después de ahí no estuve más en ese momento.

Felipe:

Tú conoces personas de todo el mundo ¿no?¿Cómo ha estado eso? ¿Lo hizo bien? ¿Cómo manejaste eso?¿Siempre hablabas inglés con todos o español?

Juan:

En general con la gente que no habla español les habló en inglés, hablamos en inglés, tenemos conversaciones en inglés.

Hay mucha gente que como “¡ay!, yo quiero aprender español”. Entonces yo hablaba con ellos para que practiquen, pero la mayoría es inglés.

Felipe:

¿Hay alguna cosa que usted se imaginaba que no iba a hacer algún día?

Juan:

Sí, tal vez no sé si esto sea lo más apropiado pero por ejemplo: a mí me pasaba que durante 2 meses y medio, casi 3 meses siempre estaba en pantalones cortos (en pantaloneta como decimos acá), y ya casi a la de vuelta, terminándose el verano llegué a Noruega, a Oslo, que era un poco más frío y allá volví a usar mis pantalones y de verdad era una sensación como de: ¡nunca pensé en mi vida que iba a sentir esto por usar unos pantalones!.

Como tres meses después volver a usar unos pantalones fue una sensación que no sé cómo describírtela, parece algo tonto pero después tú de 3 meses usando pantalones cortos y volver a usar pantalones largos fue una sensación extraña, sorprendente.

Felipe:

Yo estuve en Colombia por 4 meses y usaba pantaloneta y chancletas y cuando salí de ahí a Perú, pero estaba frío necesitaba un pantalón.

Juan:

Claro, es un cambio que uno dice ¡wow!

Felipe:

Sí claro. ¿Qué estás haciendo solo por Europa?

Juan:

… qué tal se sentía estar solo por Europa. El tema de estar solo es una cosa que te da otra perspectiva de la vida porque a la gente le da miedo viajar sola, pero primero pasa que casi nunca estás solo porque conoces gente siempre en los hostales, si estás haciendo voluntariado estás hablando con todo el mundo todo el tiempo y no está solo todo el tiempo, pero yo cuando me iba a un parque o estaba intentando hacer dedo para llegar a otra ciudad, que está uno muchas horas solo y no habla, piensa uno mucho y se encuentra con uno mismo.

Entonces que el estar solo es como uno de los beneficios que llegan por casualidad, porque te das cuenta de ti mismo, de tus capacidades, de que puedes seguir, de que no necesitas estar con nadie al lado para hacer lo que quieras.

Felipe:

¿Y Cuál es el valor más grande que aprendiste viajando?

Juan:

Yo creo que, no sé si describirlo como humildad o es esa sensación de que no necesitas de mayor cosa para ser feliz. ¿Si me entiendes? Porque mira, yo andando con un backpack pequeñito de 50 litros o menos, que no estaba lleno y mi tienda, mi carpa, mi tienda. Estuve fuera de mi casa 8 meses y sentía que con eso tenía todo lo que necesitaba. Entonces yo creo que esa sensación de ese valor de sentir que no necesitas nada más, es una sensación, es un valor que aprende y valoras mucho ¿sí me entiendes?; es decir, no necesitas mayor cosa para ser feliz, todo lo que tengo lo traigo aquí conmigo en la maleta y realmente eso es, no sé, ropa, el teléfono, tus documentos, que son cosas que necesitas para pasar, pero realmente te das cuenta que no necesitas muchas cosas materiales para ser feliz.

Felipe:

¿Crees que viajando vas a valorar más su dinero, sabes? como ahorrar plata con la comida.

Juan:

Sí claro. Y mucho más en mi caso que me enfoqué en viajar barato, porque cada peso, cada centavo, cada plata que pudiera ahorrar iba a hacer que mi viaje fuera más largo porque yo decía: “bueno, puedo hacer esta actividad que me cuesta $100 o con esos $100 puedo estar dos semanas de viaje. Entonces, ¿quiero cortar mi viaje 2 semanas o quiero seguir 2 semanas más y no hacer esa actividad?”. Entonces yo creo que te da mucho más allá de de lo que es el dinero para nosotros, era decir “gastar esto o extender mis viajes, mi experiencia conocer más gente durante más tiempo.

Otros consejos para viajar de mochilón por Europa

Felipe:

Y también probar otra cultura otra comida.

¿Tú conoces un restaurante barato o un happy hour imperdible en Europa?

Juan:

Bueno la verdad que darte uno en específico, no. Pero en Barcelona por Las Ramblas hay un montón de restaurantes con happy hour, inclusive restaurantes y algunos bares para tomarte unas chelas, unas cervezas, muy baratos y estando ahí en pleno centro de Barcelona.

Entonces le recomiendo a la gente a los Worldpackers que están iniciando su mochilón por Europa: cuando pasen por Barcelona (una ciudad imperdible si van a Europa) pásense por Las Ramblas y prueben la comida que hay todo tipo de comida, hay comida asiática...

Felipe:

¿Cuánto vale eso?

Juan:

Habían platos de 3 €, 4 €.

Felipe:

¡Ah, muy bueno!, está bien.

Juan:

Ese era mi objetivo y había comidas muy buenas de € 3 o € 4 por Las Ramblas.

Felipe:

Y como usted está con una mochila de poco peso tienes que cambiar tu ropa también. Nos da un consejo para comprar ropa barata en Europa. ¿Conoce un sitio?

Juan:

Sí, primero creo que entre la poca ropa que llevaba lo que más necesitaba era lavar. Entonces cada semana tenía que encontrar un sitio para lavar, pero también me pasó que ya desechaba alguna ropa y compraba una nueva.

En Colombia no es muy común comprar ropa usada, me pasó qué iba a mercados de ropa usada que está nueva realmente, ya está limpia y costaba un tercio o un cuarto del precio que podías pagar en un sitio de ropa nueva. Entonces un consejo y algo que aprendí porque nunca lo había hecho es ir a los mercados donde hay ropa usada y revisarlas, Pues ahí van a encontrar ropa casi nueva por un cuarto del precio original.

Felipe:

Cambia también para las fotos, hay que cambiar un poquito de ropa porque cambia de país y las ropas son las mismas. (Risas)

Juan:

Y mira que eso para mí es muy chistoso porque a mí me pasa que no he cambiado mucho y a veces me salen recuerdos en Facebook de hace 5 años y tengo la misma ropa, es muy gracioso.

Felipe:

Eso pasa, tranqui.

¿Qué tipo de pensamiento ha cambiado en tu vida? Una cosa que tenías en la cabeza que no tienes más después de viajar.

Juan:

Es el concepto de las cosas materiales ¿Sí me entiendes? El pensar que necesitaba tener un carro, una casa, una casa de campo, ya cambió para mí; es decir es una cosa que ya no pienso más. Creo que no son necesarias, creo que es mejor pensar en experiencias, viajar, conocer culturas, comidas, gente, amigos que todas esas cosas materiales.

Entonces creo que, mira que ahorita estábamos hablando el tema de la ropa y es necesario algo de ropa pero yo cada vez que pienso en algo de dinero pienso en qué viaje voy a hacer ahora, a dónde quiero ir en vez de pensar en qué ropa me voy a compra.

Creo que ese pensamiento cambia, creo que antes cuando recibía un salario en mi trabajo “¿qué voy a hacer con esto, que me voy a comprar ahora?” pienso en qué experiencia quiero.

Felipe:

¿A dónde voy, qué idioma voy a empezar a hablar? Alguna cosa así.

Juan:

Exacto, exacto.

Felipe:

¿Cuál es el destino con mejor costo en Europa y cuáles serán sus próximos destinos?

Juan:

Un destino con un muy buen costo en Europa y que me encantó, fue de mis países favoritos fue Croacia.

En Croacia duré un mes completico, recorriéndome toda la costa de Croacia, y fuera de las ciudades que son las más turísticas por ejemplo Dubrovnik y Split, el resto era muy barato, yo creo que podría decir que son los mismos precios que tengo aquí en Colombia en cuanto a comida, transporte, todo era muy barato.

Felipe:

¿Y arepa no hay?

Juan:

No, no había arepa, ni arepa de huevo ni, frijoles ni bandeja paisa. No había.

Felipe:

Lo extrañabas.

Juan:

Apenas llegué a Colombia lo que pedí fue un restaurante muy típico en Colombia a comer comida colombiana.

Felipe:

Para las personas que nos escuchan: estamos hablando de 15 beneficios de viajar en mochilón por Europa.

Entonces hablamos acá de como hacer mochilón te deja más fuerte, usted practica un idioma, usted aprende a lidiar con sus miedos, usted tiene historias inéditas para contar, usted va a valorar más su dinero y usted pasa a ser más libre. Te vuelves más solidario, haces algo que nunca imaginaste, conoces personas de todo el mundo, transforma la soledad, construye valores, prueba otras culturas y comida y transformas tu estilo, la cabeza se abre y lo principal: te haces adicto a viajar.

Juan:

Yo creo que, esa no sé si es la 15, pero una vez empiezas a viajar o haces mochilón por Europa, cuando regresas eres otra persona, cambia uno totalmente su forma de ver el mundo.

Felipe:

Sí, una cosa que dije cuando empezamos: cuando estás viajando no te das cuenta de lo que está pasando cuando vuelve a su país...

Juan:

...te das cuenta

Felipe:

Sí, qué loco eso, me encanta eso.

Juan:

¿Algún consejo, alguna cosa?

Me encantó este podcast, me encantaría escucharte ahora. ¿Algún consejo para los viajeros de todo el mundo que no se escuchan?

Lo que más promuevo en mi cuenta de Instagram, de hecho y les recomiendo que me sigan @viajandobarato.

Felipe:

Buenísimo el consejo. Allá hay un montón de cosas, el mejor Instagram del mundo.

Juan:

Se los juro que es verdad, no es por publicidad pero yo les inspiro a viajar. La gente me dice “he conocido lugares a través de tus ojos, lo que muestras a través de de esa lente que tienes en el celular me hace sentir allá y me hace querer ir”. Así que eso es lo más importante, viajen, dejen los miedos, salgan de la rutina porque van a vivir los mejores años de su vida como yo los viví. Estos últimos tres años han sido los mejores años de mi vida.

Felipe:

¿Hay alguna otra cosa que quiera hablar?

Juan:

Yo quiero darle las gracias a Worldpackers porque es una herramienta que me ha servido un montón para ahorrar dinero y que yo sé que los que ya empezaron a usarla y que me han escrito lo entienden.

El poder tener un poco más de seguridad cuando llegas a un país, un sitio, que ya tengas asegurado un plato de comida y alojamiento sin tener que que gastar dinero te da mucha seguridad. Si tienes miedo de empezar así sin tener nada asegurado, Worldpackers es una herramienta que cualquier cosa te da un punto de seguridad, queda un ancla, te da un primer paso de cómo empezar.

Felipe:

Este podcast es para los futuros viajeros, que cuando yo empecé a viajar no había eso. Hoy sí hay worldpackers, hace ese tipo de cosas inspiradoras para un mundo mejor.

Juan:

Es cierto, creo que cada vez la tecnología nos va mejorando la vida, nos va haciendo las cosas más fáciles y worldpackers es una de ellas.

Felipe:

Bueno Juan, muchas gracias mi hermano. ¡Muchas gracias!

Juan:

No Felipe, muchas gracias a ti. Me divertí mucho recordando. Dicen que recordar es vivir y todos estos viajes, todas estas historias me hacen revivir las alegrías que tuve durante el viaje.

Felipe:

La mitad de mi corazón es colombiano también, yo empecé a hablar español allá, tengo un montón de amigos, uno más ahora.

Juan:

Buenísimo, acá eres bienvenido y tú sabes que los colombianos recibimos con los brazos abiertos a todos los extranjeros y ya sabes que esta es tu casa.

Felipe:

Muchas gracias mi hermano.

Y tú, si te gustó este podcast déjanos tus comentarios y sígannos en nuestros canales de Soundcloud y iTunes y si desea conocer un poco más de Worldpackers visítenos en worldpackers.com. Vámonos de viaje. Gracias Juan. Gracias a todos, hasta el próximo lunes.

Juan:

Chao a todos y viajen más.


9bf17095027e93ffb087af5b6d2743a7

Juan

Siempre quise viajar por el mundo antes de cumplir 30 años, dejé los miedos, renuncié y desde eso...

+ Ver mas

Sep 10, 2018


¿Te gusta? No te olvides de dejar Juan saber :-)


Deja tu comentario aquí

Escriba aquí sus preguntas y saludos al autor