Lina es una nómada digital colombiana que ha aprendido inglés y francés viajando con Worldpackers. ¡Descubre cómo hizo su sueño realidad!

Lina Maestre es una bloguera colombiana que ha recorrido más de 15.000 kilómetros haciendo autostop en Sudamérica utilizando Worldpackers con el objetivo de aprender idiomas. Ha conseguido dominar el inglés y el francés gastando poco y de una forma muy peculiar: haciendo una inmersión lingüística y cultural en los países durante sus viajes.

En esta entrevista hablaremos sobre:

- Cuántos idiomas aprendió durante su viaje y cómo lo hizo

- Comunicación durante el voluntariado

- Tiempo ideal para aprender un idioma en cada país

- Cómo Worldpackers le ayudó a aprender un nuevo idioma

- Consejos para practicar un nuevo idioma

Puedes escuchar el podcast completo o leer la entrevista a continuación.

Cómo aprender otros idiomas viajando sin gastar fortunas:

Rodolfo: ¿Cuál fue tu propósito para viajar?

Lina: Mi propósito fue aprender otros idiomas. Mi primer viaje sola fue en Nueva York y después fui a Europa porque quería aprender francés y en estos dos viajes conocí a mucha gente que había viajado por toda Sudamérica y Colombia y me di cuenta de que conocían mucho más mi país que yo, así que me prometí a mi misma que el día que volviera a Colombia, me recorrería entero mi país y mi continente antes de ir a otros.

Rodolfo: ¿Cuántos idiomas dominas?

Lina: Español, inglés y francés y los hablo, los entiendo y leo con fluidez. Siempre tuve muchas ganas de aprender idiomas pero era muy caro ir a los países que estaban de moda para aprender esos idiomas. Las opciones eran Estados Unidos, Reino Unido o Canadá y tenía que pagar por la visa, el alojamiento, el transporte y por el curso. En 2008 o 2009 el curso en el extranjero te salía como mínimo por unos 7.000 u 8.000 dólares. Era mucho dinero por unos 6 meses de estudio, me parecía demasiado caro porque estaba en la universidad y no podía permitírmelo.

En Bogotá, cuando salía de clases, trabajaba y a la vez estudiaba inglés tres o cuatro veces a la semana en un curso de inglés que pagué con mis ahorros. Decidí estudiar para aprender las bases del idioma porque sabía que era mi sueño y que lo conseguiría.

Rodolfo: ¿Es decir que no llegaste a ninguno de los destinos hablando los idiomas con fluidez?

Lina: No. De hecho, cuando llegué a Francia, ¡me di cuenta de que no había aprendido prácticamente nada! La verdad es que da mucho miedo porque te vas a un lugar en el que no conoces el idioma, pero la experiencia valió muchísimo la pena, es algo que se lo recomiendo a todo el mundo y no me arrepiento de nada.

Rodolfo: ¿No hablar el idioma con fluidez supuso un problema para realizar las actividades?

Lina: Si, es un poco complicado porque como yo siempre digo: “cuando uno está aprendiendo un idioma, vuelve a ser un bebé”. La sensación es de saber lo que quieres decir, pero no tienes ni idea de cómo decirlo o cómo expresarlo y es muy frustrante sobre todo porque sabes hacerlo en tu lengua materna. Hay que tener mucha paciencia y perseverancia.

Pero cuando lo consigues, es una sensación increíble, porque puedes comunicarte con muchísima más gente y puedes aprender más cosas sobre la cultura. Cuando te quedas en hostales también puedes aprender y practicar inglés, por ejemplo, yo lo hice mientras viajaba por Colombia y Sudamérica. Cuando trabajaba en hostales, casi siempre hablaba inglés.

Rodolfo: ¿Cuánto tiempo te llevó aprender el idioma local en los lugares en los que estuviste?

Lina: De la manera en la que yo aprendí, sumergiéndome en la cultura y viviendo con locales, viendo películas...en inglés tardé unos cinco o seis meses, teniendo en cuenta que había estudiado mucho antes. Con el francés tardé más porque es un idioma que estaba aprendiendo prácticamente desde cero y lo empecé a entender bien a partir de los cinco o seis meses, pero para hablarlo con fluidez, tardé un año. No es tanto tiempo si tienes en cuenta la manera en la que yo lo aprendí. No hablaba español con nadie, siempre intentaba hablar el idioma que quería aprender.

Rodolfo: Respecto a los voluntariados, ¿los que hiciste en Sudamérica te parecieron una buena manera de aprender otros idiomas?

Lina: Sí, totalmente. A veces los dueños de los hostales son de otros países, además del contacto con viajeros de todo el mundo a diario. El inglés es el idioma que practicarás mucho más cuando estás haciendo un voluntariado. Por ejemplo, estuve haciendo voluntariado en Brasil durante un mes, el anfitrión era brasileño y a pesar de que no aprendí bien el idioma, aprendí muchas palabras y pude hacerme una idea de la cultura local.

Rodolfo: Si viajas con la idea de aprender otro idioma, ¿cuánto tiempo crees que es el ideal para aprender un idioma en un nuevo país?

Lina: Depende mucho del país. Si tu lengua materna es el español y vas a Brasil, puedes aprender el idioma en tres o cuatro meses. Si te vas a Francia y tienes las bases, puedes tardar al menos cinco o seis meses y respecto al inglés, si estás en el lugar y tienes conocimientos previos, diría que entre cinco y siete meses es el tiempo ideal para aprender el idioma.


Cómo aprender otros idiomas viajando sin gastar fortunas - Worldpackers

Rodolfo: ¿Qué solías hacer en tus viajes para practicar el idioma?

Lina: Lo que más me gusta es ver películas, especialmente las de comedia, drama o las infantiles, porque utilizan un lenguaje más fácil de entender. Es muy importante hablar con la gente y escuchar las conversaciones. Las personas te hablarán y si ven que no hablas bien su idioma, intentarán hablar más despacio o utilizarán otras palabras. Cuando viajas, nadie te criticará porque no hables bien el idioma, al contrario, te querrán ayudar porque entienden que estás poniendo de tu parte para aprender. A veces tenemos ese miedo de no querer hablar para evitar cometer errores, pero las personas lo aprecian mucho, porque estás intentándolo y es la mejor forma de aprender.

Además, en muchas ciudades como Lima, Bogotá o Buenos Aires hay algunos grupos para practicar idiomas una vez a la semana de forma gratuita. Generalmente las reuniones son en algún bar o restaurante y puedes mejorar tu inglés conversando con nativos. En Bogotá lo hacen los miércoles en la noche y lo haces bebiendo cerveza o café, incluso bailando y me parece una buena forma para aprender idiomas porque es más llevadero y didáctico.

Rodolfo: Lina, para terminar, ¿te parece que es necesario hacer un curso de idiomas mientras viajas?

Lina: Depende. No creo que sea 100% necesario si la persona tiene esa capacidad de aprendizaje autodidacta, pero si necesitas más tiempo y dedicación, creo que es una buena idea quedarse en un lugar durante un tiempo y hacer algún curso.


F13d0c12c59e8a580ebb035c0abbfcaa

Lina

A finales del 2013 renuncié a mi trabajo para cambiar mi estilo de vida y empezar a vivir una vid...

+ Ver mas

Nov 05, 2018


¿Te gusta? No te olvides de dejar Lina saber :-)


Deja tu comentario aquí

Escriba aquí sus preguntas y saludos al autor