Reserva Natural Sasardi

Entre los límites de Panamá y Colombia se encuentran los bosques del Darién, uno de los grandes tesoros naturales, albergando el 10% de la biodiversidad del planeta. En esta región del Caribe Colombiano se encuentra la Reserva Natural Sasardí, protegiendo 60 hectáreas de bosque húmedo tropical. Las Reservas Naturales son un movimiento de la sociedad civil, esto es, terrenos de propiedad privada comprados por ciudadanos con el objetivo de conservar la naturaleza, así como de aprender a vivir haciendo un uso adecuado, responsable y sustentable de los recursos naturales. En la Reserva Sasardí podrá compartir y experimentar conocimientos sobre técnicas de bioconstrucción, agroecología, permacultura, cocina, prácticas de yoga y meditación, entre otras. Ser [email protected] en la Reserva es una oportunidad de abrir el corazón y realizar un servicio desinteresado a los demás y al planeta. Les proponemos experimentar una forma diferente de vida, de asociación y de relación con la naturaleza, un reencuentro con nosotros mismos a través del trabajo con la tierra, de la convivencia colaborativa y del respeto a todas las formas de vida. La Reserva Sasardí está ubicada en Bahía Triganá, desde donde se camina durante una hora aproximadamente para llegar a la Reserva.

En la Reserva vivimos actualmente Lorena, Alberto y Espumita, una gata. La Reserva es un lugar hermoso, lleno de magia y vida, pues esta literalmente en medio de la selva húmeda tropical. Los [email protected] dormirán en un espacio compartido construido en madera, donde cada uno dispone de una colchoneta, almohada, sábanas y mosquitera. Se cuenta con un baño seco, el cual no contamina las aguas y devuelve en forma de abono a la Tierra lo que ella nos ha dado en alimento. Generalmente, se reciben cuatro [email protected] al mismo tiempo. La Reserva no incluye la alimentación de los [email protected] Cada [email protected] debe comprar los alimentos que vaya a necesitar durante su estadía. La preparación de las comidas se realiza entre todos, mediante un sistema de rotación, en el cual cada día una persona se encarga de la cocina del grupo. Se cocina con leña y con gas. Las tiendas locales ofrecen escasa variedad de alimentos, por tanto, es importante que el [email protected] traiga de fuera un variado y amplio mercado. Se dedican cinco horas diarias para realizar las actividades durante cinco días a la semana y tiene libre dos días a la semana. El tipo de actividades a realizar dependerá de la época del año y las necesidades de la Reserva. Algunas de las actividades son exigentes fisicamente. Asimismo, estamos abiertos a escuchar las propuestas e inquietudes que tengan los [email protected] para realizar otras posibles actividades. UN DIA EN LA RESERVA La reserva amanece a las 6:00 am. A esta hora se imparten clases de yoga y meditación hasta las 7:30 am, hora en la que se desayuna y se da comienzo a las actividades. Normalmente hay una o dos personas encargadas de la preparación de los alimentos, limpieza y organización del espacio (dependiendo del número de habitantes). Todos los [email protected] participarán de todas las actividades. Se almuerza sobre las 12:30 pm. Antes del almuerzo nos bañamos en la poza. A partir de esta hora se tiene tiempo libre. Las tardes se suelen aprovechar para descansar, realizar talleres de artesanía, caminatas guiadas por la zona, lecturas, etc. Entre las 6:00 y 7:00 pm anochece. Durante las noches charlamos sobre los acontecimientos y sentires del día, mediante círculos de palabra, tocamos música, cantamos alrededor del fuego, jugamos o contemplamos las estrellas.


Perfect for you if you're looking for

Contact with nature

Rural

Spiritual

Beach

Yoga / Meditation

Wilderness