Voluntariado en Malasia: mi experiencia en el mejor hostal

Sonaba muy bien pero no teníamos ni idea hacia dónde íbamos. Ni siquiera sabíamos qué idioma se hablaba (al final nos enteramos que se hablaban mínimo 4 en la vida diaria: hindi, Chino, Malay e Inglés). Todo fue una sorpresa.


6e0652ed4ac2dd0001b64b8ab251ecd9

Mariana

Hi, it's Mariana from Mexico, I've been traveling all over the world for half a year now, I decid...

+ Ver mas

Oct 16, 2018

voluntariado en Malasia


Voluntariado en Malasia

Para empezar, quiero contarles cómo llegamos a Malasia de manera inesperada. Habíamos llegado a Vietnam con la esperanza de encontrar un trabajo enseñando inglés y después continuar nuestro camino a cualquier país que nos llamara la atención. La señora del consulado de Vietnam en México no hablaba ni español ni inglés, así que decidió darnos la visa que a ella mejor le pareciera.

Nos dio una visa válida por un mes que empezaría el mes siguiente del año nuevo vietnamita (TET). Vale aclarar, que durante este periodo no hay clases durante 15 días, así que teníamos que movernos del país porque la visa expiraba y no queríamos meternos en problemas.

Enviamos solicitudes de Worldpackers a bastantes lugares de Malasia y el primero que nos aceptó fue Ringo’s Foyer Guest House, en Melaka.

Tuvimos que comprar un vuelo a un país que no pidiera visa y que nos saliera barato llegar. Encontramos uno en 60 dólares de Hanoi hasta Kuala Lumpur, así que decidimos ir sin conocer nada del país, ni sus leyes, la comida, el idioma, ni la moneda.

Cuando llegamos vimos muchísima diversidad, toda la gente era muy diferente entre sí. Debíamos llegar a Melaka desde Kuala Lumpur; compramos un boleto y nos fuimos en un bus bastante cómodo.

Llegamos a las 2 de la mañana porque el bus se retrasó. Como nadie nos abría la puerta, decidimos buscar un hostal para pasar el resto de la noche y regresar al día siguiente. Cuando íbamos caminando, vimos pasar a un hombre en una motocicleta que nos preguntó a dónde íbamos, no sabíamos si el país era seguro, pero decidimos confiar y le contamos que íbamos a ser voluntarios de un hostal pero que estaba cerrado. Cuando le dijimos el nombre del hostal, resultó ser el dueño de Ringo’s Foyer. Su nombre era Howard. Nuestro nuevo jefe.

Durante nuestro voluntariado las tareas eran simples. Por la mañana, encender las luces, checar las nuevas reservas, ingresarlas al sistema, avisarle a las personas que tenían que hacer check out a las 11, ser serviciales, recibir a los huéspedes con una sonrisa, hacerle una lista a la señorita de la limpieza para que volviera a tender las camas que se iban a ocupar ese día, lavar las latas de cerveza y gaseosa y luego, junto con la esposa del dueño debíamos servirle el desayuno a chicos viajeros de todo el mundo (más que todo de Alemania, Inglaterra y Holanda). Éste era mi turno favorito.

Howard también nos puso una tarea importante: dar el tour en bicicleta a la “Mezquita Flotante”. Diariamente le contábamos a los huéspedes lo hermoso que era ver los atardeceres desde una roca al frente de la mezquita. A las 6 de la tarde tomábamos una bicicleta y los guiábamos, pasábamos una hora ahí y regresábamos para cenar todos juntos.

Eran trabajos simples y podíamos hacerlos con la mejor disposición, pues la vibra del lugar era muy tranquila y serena.

En el turno de la tarde, debíamos hacer el check-in, ubicarlos en sus cuartos, venderles bebidas en la terraza, ingresar los check-ins del día siguiente y atender todas las dudas y pedidos de los huéspedes. Al final del turno debíamos verificar que todo estuviera bien, apagábamos las luces, encendíamos el aire acondicionado, cerrábamos puertas y ventanas, apagábamos la computadora y nos íbamos a dormir.

El turno de 9 a 3 de la mañana atendíamos a la gente que aún seguía tomando bebidas en la terraza y si faltaba alguien por llegar, estar atenta al timbre para poder hacerle el ingreso.

Gastos en un voluntariado en Malasia

Meses después de haber visitado Vancouver, Hong Kong y Vietnam, no nos quedaba mucho dinero, pero jamás pasamos hambre. Howard es un hombre con un corazón enorme, así como su esposa Jaqueline y su hija Xuen.

Gastábamos semanalmente unos 50 ringits (260 pesos mexicanos). Para comer comprábamos lechuga, elote, latas de atún, pan y huevos, hacíamos ensaladas y sandwiches de atún a diario. El desayuno estaba incluido en el voluntariado.


voluntariado en Malasia - Worldpackers

La vida en Malasia

Enfrente del hostal había una escuela multicultural, y mientras regaba las plantas veía a los niños desfilar y jugar.

Diariamente a las 5 de la mañana los rezos de la mezquita que se encontraba detrás del hostel nos despertaban. Estar en Malasia me hizo pensar que, a diario, en la cultura occidental, en lugar de enseñarnos a respetar a los demás, nos hacen pensar que aquellos que creen diferente a nosotros están mal y nosotros somos los que estamos bien. Malasia es un país con gobierno musulmán, pero la gente que vive ahí tiene raíces chinas e Indias. Encuentras una mezquita de un lado, un monasterio budista del otro, en la calle siguiente una iglesia cristiana y luego un mandir.

Ves a mujeres con faldas cortas, con chador, hijab o niqab, con sandalias, todas cubiertas, pelo corto, pelo largo, cubierto, descubierto, todos comiendo la comida de todos. La gente que vive en Malasia no juzga a los demás por su forma de vestir, por sus creencias o religión que profesan. En general es un país increíble. La gente te respeta, te ayuda y te quiere y es lo primero que te dicen al llegar “aquí todos nos llevamos bien con todos”.

Recomiendo hacer un voluntario en Malasia si...

Te recomiendo este país (y sobre todo este hostal) si:

  • Quieres aprender nuevos idiomas
  • Quieres conocer distintas religiones
  • Eres respetuoso con los demás
  • Te gusta estar descalzo todo el tiempo
  •  Eres bondadoso
  • Te gusta la historia
  • Te gusta hacer buenos amigos
  •  Te encanta la comida (es grandiosa)
  • Te gusta el calorcito.

Este es el final mi relato sobre mi voluntariado en Malasia en Ringo’s Foyer Guest House, en mi opinión, el mejor hostal de toda Melaka, ¡Si no es que del mundo!

Puedes saber más sobre cómo funciona Worldpckers y abrirte a cientos de voluntariados en Asia y en todo el mundo. 



6e0652ed4ac2dd0001b64b8ab251ecd9

Mariana

Hi, it's Mariana from Mexico, I've been traveling all over the world for half a year now, I decid...

+ Ver mas

Oct 16, 2018


¿Te gusta? No te olvides de dejar Mariana saber :-)


Deja tu comentario aquí

Escriba aquí sus preguntas y saludos al autor