La mega guía para viajar a Barcelona: qué ver, qué hacer y mucho más

¿Pensando en visitar Barcelona? En esta mega guía encontrarás toda la información para saber qué hacer, qué visitar, cómo moverte, cuánto cuesta, y mucho más.


15f7da40972e9c8273dd86794ebc5288

Mar 28, 2019

My name is Luciano, I am from Argentina and I ve been travelling for more than 4 years. I actually live in Las Palmas de Gran Canaria and my blog, ...

guia-viajar-a-barcelona

Cuando uno viaja, creo, se siente más a fin con algunas ciudades. Y no tanto con otras. Con el tiempo he comprendido que esta particular relación no responde a ningún tipo de lógica y/o algoritmo matemático. Es, simplemente, química. Química con la ciudad. Y química con nosotros. 

Si llegamos en un momento personal espléndido a una ciudad, los recuerdos que tengamos de la misma van a corresponder con nuestro estado de ánimo. Ahora, si llegamos a una ciudad en un momento malo, tristes, enojados o lo que fuere, seguramente queramos irnos de la misma antes de, incluso, tomar el primer metro.

Con el tiempo fui elaborando una hipótesis que, aunque me cueste probarla, cada día se acerca un poquito más a la realidad. Hay ciudades con las que es difícil no desarrollar química. Hay ciudades que, simplemente, nos acogen una y otra vez. Como ese amigo que nos presta su sillón cada vez que lo necesitamos, sin quejarse y preparándonos la cena de bienvenida. Así es Barcelona.

Barcelona, cuidad española situada en el noreste de España, bañada por las aguas del Mar Mediterráneo. En este post vamos a resumir qué hacer, dónde dormir, qué ver y lo que no te puedes perder. 

Dónde se encuentra Barcelona

Barcelona está ubicada en el noreste de España, muy cerca de la frontera con Francia, y de Andorra. Que tenga el Mar Mediterráneo cerca le da un toque especial, un distintivo y es algo de lo que los catalanes se sienten orgullosos.

No hay mucho que decir sobre lo turística que es Barcelona, ¿no? Incluso en temporada baja, la ciudad tiene mucha gente viniendo de un montón de lugares, sólo para visitarla. Aunque es cierto que, entre los meses de Noviembre y Marzo, uno puede caminar más tranquilo por sus calles y no hacer tanta fila para entrar a alguna de las atracciones turísticas más importantes. Caminar por el Barrio Gótico durante Junio es algo que no le deseo a nadie.


La mega guía para viajar a Barcelona: qué ver, qué hacer y mucho más - recorriendo Barcelona

Cómo llegar a Barcelona

Hay muchísimas maneras de llegar a la ciudad y, en todas, se pueden obtener precios económicos. Va a depender del tipo de viaje que vengas haciendo.

Avión: El aeropuerto El Prat, situado a unos 40 minutos del centro de la ciudad, recibe tanto vuelos nacionales como internacionales, además de miles de turistas por día. Incluso si venís de países pertenecientes a otro continente, se pueden obtener precios bastante económicos. 

Por ejemplo, volando por Level, se puede llegar a Barcelona desde Buenos Aires por 260 euros, solo ida y sin equipaje para despachar. Pero bueno, que es un vuelo transatlántico. Nada mal.

Obviamente, casi todas las compañías low cost operan en este aeropuerto y, buscando con tiempo y sin necesidad de llegar en una fecha específica, se pueden obtener precios muy buenos.

Tips: Para ir del aeropuerto a la ciudad, lo primero que uno piensa es en tomar el Metro, lo cual no es una mala opción. Pero, para tomar el Metro desde el aeropuerto, hay que pagar un suplemento extra que ronda los 3 euros y que vale solo por un viaje.

En cambio, si se toman el bus 46, o el N17 o N18 (si es de noche), apenas salen de la terminan de llegadas, pagan el boleto usual que paga cualquier persona para viajar en bus en la ciudad (2,20 euros). Otra opción económica es tomar el tren RENFE dirección Sants y, ya en la ciudad, combinar con cualquier Metro. Tanto en bus como en tren, pueden usar la T10 (les cuento más adelante de que se trata esto).

También cuentan con el Aerobús A1 y A2, que hacen un trayecto más directo desde y hacia el aeropuerto. Pero los mismos son más caros. Un billete ida sale 5,90 euros e ida y vuelta, 10.20 euros, siendo la vuelta válida por 15 días.

Bus

Ya sea estes a miles de kilómetros de distancia, o solo a unas horas, hay muchos buses que salen y llegan de Barcelona. Obviamente, mientas más lejos estés, más vas a tardar, llegando incluso a dormir en el bus. 

Hay muchas compañías low cost de buses que sacan varias ofertas, a lo largo del año. Incluso pagando un precio pleno, se obtienen buenas tarifas. Pero bueno, no va a ser lo más cómodo del mundo.

Tren

Barcelona cuenta con varias estaciones de trenes y todas están muy bien conectadas con todo Europa. Hay trenes de alta velocidad que hacen el trayecto Barcelona-Madrid por ejemplo, y trenes un poco más viejos que hacen, por ejemplo, el trayecto Barcelona-Paris (nocturno). Es cuestión de saber buscar y de, muchas veces, hacerlo con tiempo.

Como siempre digo, una de las ventajas principales de llegar en tren es que uno llega ya al centro de la ciudad. Incluso uno puede estar a unos minutos caminando de su alojamiento, a diferencia de, por ejemplo, el aeropuerto que tiene que tomarse algún tipo de transporte para llegar al centro de la ciudad.

Auto

Barcelona está conectada con todo Europa por carreteras en muy buenas condiciones. No les va a ser difícil llegar a la ciudad aunque si les puede llegar a costar, un poco, encontrar lugar para aparcar el coche. Sería algo bueno que no alquilen auto mientras están en la ciudad, ya que se puede hacer toda con transporte público o, sino, aparcarlo en las afueras, en algún lugar gratuito, y buscarlo unos días después, cuando abandonen la ciudad.

Transporte en la ciudad: T10

Barcelona cuenta con un servicio muy bueno de buses, trenes y metro. La mejor manera de viajar en ellos es comprando un boleto T10. Esto quiere decir, un billete que vale por 10 viajes.

Lo pueden obtener en cualquier estación de metro o trenes y vale 10 euros, queriendo decir que pagan 1 euro por viaje. En cambio, si compran billetes individuales, pagarían 2 euros por viaje. Vale la pena.

E incluso, si son dos personas, pueden usar el mismo T10 para los viajes de ambos. Nada mal.


La mega guía para viajar a Barcelona: qué ver, qué hacer y mucho más - atardecer en Barceloneta

¿Qué lugares visitar en Barcelona?

Qué pregunta, por favor. Es que Barcelona tiene tanto, tanto para hacer. Y a su vez, es algo muy subjetivo, porque lo que a uno le gusta, a otro puede que no. O el momento que uno vive cuando llega a la ciudad es distinto al momento que otra persona está viviendo y, por ende, disfrutan cosas distintas.

 Barcelona es una ciudad que, sin importar tu estado de ánimo, se adapta y te muestra las cosas que necesitabas ver, en ese preciso momento.

Asi que voy a contarles mis siete lugares preferidos de Barcelona, los que creo no se pueden perder. Más adelante en el artículo voy a mencionarles también otros lugares que, por más que no sean mis favoritos, merecen la pena ser visitados.

1. Perderse por el Born, el Raval y el Barrio Gótico

Creo, no hay mejor plan en Barcelona, que perderse. Caminar sin rumbo, sin prisas, sin hora de regreso. Y si encima lo hacemos por las calles de estos tres hermosos barrios, mejor todavía.

Las callecitas de este rincón de la ciudad tienen ese noseque que te enamoran. Que hacen que no dejes de mirarlas, de caminarlas, de sentirlas. Perderse en su silencio, en su acústica, es sencillamente hermoso. Ir caminando y escuchar, a lo lejos, a alguien cantando ópera. Doblar en una esquina y encontrarse con una plaza escondida. Volver a doblar y encontrar un callejón que, estoy bastante seguro, nunca más vamos a volver a ver.

Es verdad que en verano la caminata puede ser no tan placentera, más en el Barrio Gótico. La cantidad de turismo en Barcelona esta en aumento y, entre los meses de Mayo y Septiembre, no son personas las que caminan, sino una marea de cabezas que ocupa cual lugar vacío haya en estos barrios.

Pero, al margen de esto, siempre se encuentran horas en donde transitar estos callejones nos llena de paz y confort. Si es en temporada baja, mejor.

Cómo llegar: Metro L4, Estación Jaume I, y de ahi caminan perdiéndose en esas hermosas callecitas. Sino, Bus 17, 19, 40, 45, 120. Si pueden no tomar transporte público y caminar toda la ciudad, háganlo. Barcelona hay que caminarla.

Tips o recomendaciones: No dejen de pasar por la Iglesia Santa María del Mar y, si son fanáticos de los museos y de Picasso, el Museo Picasso es un must see de Barcelona.

2. Ver al atardecer en los Bunkers o en el Park Güell

Vamos, que ver el atardecer es algo que hay que hacer en cada ciudad que visitemos. Bueno, al menos para mí. Es que soy fanático de los atardeceres. Me encantan. Puedo pasar días y días viéndolos, sin cansarme. Cada atardecer juega con el cielo a su antojo y lo tiñe de colores que crean un momento que no se va a volver a repetir. Es un espectáculo sensorial.

En Barcelona, creo, no hay mejor lugar para verlos que en los Bunkers de Carmel o en el Park Güell. Ambos a altura, ambos con una vista panorámica de la ciudad, ambos con una perspectiva necesaria a la hora de ver caer el sol.

Cómo llegar:

Park Güell: Metro L3, estación Lesseps o Vallcarca. Bus urbano, líneas H6, D40, 24 y V19

Bunkers de Carmel: Autobús V17 y después caminar unos minutos. Sino, desde la Sagrada Familia, es una caminata de unos 30 minutos, con un poco de pendiente pero vistas hermosas.

Tips o recomendaciones: aunque los Bunkers se están volviendo cada vez más turísticos, siguen siendo un lugar más tranquilo que el Park Güell, uno de los puntos más turísticos de Barcelona. Sin importar cuál elijas, lleva un abrigo, un buen libro, mate o café, y anda sin apuros ni citas posteriores. Quédate el tiempo que sea necesario. No te vas a arrepentir.


La mega guía para viajar a Barcelona: qué ver, qué hacer y mucho más

3. Sentarte a tomar un café, una caña, un tinto de verano, un vermut o comer una bocata

Elegí la opción que quieras. Si sos fanático del café, como yo, hay cafeterías especialidad que merecen la visita, una y otra vez. Rincones ocultos dentro de distintos barrios. Rincones no tan turísticos para sentarse a tomar un buen café, leer un buen libro o escribir durante horas.

Pero bueno, no nos vayamos de tema. No importa si es café, si es una caña, si es algo frío o caliente. Si es un vermut o un tinto de verano. Si es una bocata de jamón, o algo vegetariano. Sentarse a observar la ciudad es algo que tenemos que hacer. Ver la gente caminar. Escuchar a la gente hablar. Las conversaciones cotidianas y las no tanto. Las charlas locales y las extranjeras. Cada susurro esconde una historia y cada paso que una persona da, moldea a Barcelona hacia un boceto único.

4. Caminar bordeando el mar. Desde la Barceloneta, hasta donde llegues

O desde Poblenou. O desde Sitges. O desde donde quieras. Pero camina mirando el Mediterráneo, por favor. Que esa brisa te toque la cara, que ese aroma entre por tus narices.

No se que tendrá ese mar, no se porque será tan lindo. Su color es un azul único, distinto. Su horizonte esconde mil y una historias. Caminar mirando el Mediterráneo es sinónimo de una buena charla, o una buena reflexión, y de caminar por un buen rato.

5. Visitar la Sagrada Familia


La mega guía para viajar a Barcelona: qué ver, qué hacer y mucho más - la sagrada familia

No soy, al menos ahora, tan fanático de entrar a las Iglesias, Catedrales o monumentos religiosos, cuando viajo. Con mirarlos de afuera, me basta y sobra. A veces, ni eso. Hay días, o momentos, que siento la necesidad de entrar y lo hago, pero no en plan turista, sino en plan de sentarme, en un rincón, en silencio, dejando mi mente fluir.

Pero la Sagrada Familia es una excepción. Todos los que van a Barcelona tienen que entrar, al menos una vez, a esta iglesia. No puede ser tan linda. No puede ser tan cautivadora. No puede ser tan todoloqueestabien. La historia que esconde. Que todavía siga sin terminarse. Sus detalles. Su geometría. Su relieve. Sus detalles. Ya lo dije, ¿no? Es que son tantos.

La entrada básica cuesta 17 euros (alrededor de 20 USD). Si quieren más servicios, como por ejemplo subir a ambas torres o tener un audioguía, la entrada va subiendo. Pueden ver todos los precios aquí: Comprar entradas - Basílica de la Sagrada Familia

En temporada baja abre de 9 a 18 hs o 19 hs, en Marzo y Octubre, y, en temporada alta, de 9 a 20 hs.

Cómo llegar: Metro L2 y L5, Estación Sagrada Familia. Bus 19, 33, 34, 43, 44, 50, 51, B20 y B24.

Tips o recomendaciones: Si ya entraste (o no), y no queres pagar la entrada, sentate en uno de los parques que la rodean, y mirala. Un rato largo. Tiene algo que contagia. Tiene algo que atrae. Tiene algo.


La mega guía para viajar a Barcelona: qué ver, qué hacer y mucho más - la sagrada familia Barcelona

6. Experimentar la movida cultural

Drexler en el Palau de la Música. Fito Paez en algún auditorio de la ciudad. Recital de tal banda en tal estadio. Tabernas con música en vivo. Barcitos escondidos que acogen a un saxofonista que toca y toca, por horas, deslumbrando nuestros oídos. Titeres en el Parque de la Ciudadela.

Barcelona es cultura. En cada esquina, hay algo para ver, o escuchar. Solo basta con perderse por sus calles y poner nuestros sentidos en alerta. No va a pasar mucho tiempo para que algo descubramos.

Barcelona nos regala las mejores vibras y la mejor movida. Queda en nosotros saber recibirla.

7. Apreciar su arquitectura

Ya dije que perderse en Barcelona era el mejor plan, ¿no? Es que cada calle esconde un edificio imponente. Cada callejón esconde una iglesia con relieves que no son de este mundo. Cada avenida esconde años y años de historia, dragones a la vista, esculturas homenajeando a grandes artistas, y así podría seguir.

La arquitectura de Barcelona es tan Barcelona que asusta. Es que marca una forma de ser. Uno camina las calles de la ciudad y sabe que lo que esta viendo es inconfundible. No hay chance que estemos en otra ciudad. La arquitectura es uno de los sellos de Barcelona y a cada paso, descubrimos algo nuevo.

Caminar Barcelona es una obra de arte en si mismo.


La mega guía para viajar a Barcelona: qué ver, qué hacer y mucho más - calle en Barcelona

¿Dónde dormir en Barcelona?

Tantas opciones que abruma, creo. Es que Barcelona tiene para todos los gustos y todo va a depender, justamente, de vos y de qué tipo de viaje estés haciendo.

He estado en Barcelona más de cinco veces y me he quedado tanto en hostels como en Airbnb (bueno, y una vez hice Couchsurfing). Cómo en toda ciudad turística, los precios varian mucho entre temporada baja y alta, teniendo que llegar a pagar precios irrisorios en los meses de Junio, Julio y Agosto. Pero siempre hay alguna manera de no pagar tan caro, si uno es inteligente y sabe buscar. Veamos:

Si su idea es quedarse en hostel, les recomiendo el Hostel 360 Arts & Culture, situado a unos minutos a pie de la Plaza Catalunya. La ubicación es ideal y, excepto el Park Güell y los Bunkers de Carmel, a todo se puede llegar caminando. Incluso también al Park Güell, solo que vas a tardar unos 45 minutos. El hostel cuenta con habitaciones de 6 y 8 personas y, en temporada baja, una cama empieza por 16/18 euros.

El hostel ofrece cenas gratis 6 días a la semana, brunch gratuito los domingos y muchísimas actividades para disfrutar con todos los huéspedes y voluntarios. Vale la pena.

Aquí puedes ver mi experiencia haciendo un voluntariado en el hostal.

En caso que elijan otro hostel, siempre buscan por la zona de Plaza Catalunya, Sagrada Familia o Passeig de Gracia. Así van a estar a tiro de todas las atracciones.

Si viajan en pareja o buscan algo de privacidad, les recomiendo buscar por Airbnb. Buscando en barrios como Sants o Poblesec, que estan un poquito alejado del centro pero igual a una distancia más que razonable, se consigue una habitación privada doble por unos 40 euros la noche. Capaz, en temporada alta, sube un poco los precios pero, sin dudas, va a a ser más económico que un hotel.

Nunca me quedé en hoteles cuando estuve en Barcelona pero, por comentarios de amigos, sé que los precios pueden ser bastante elevados. Si igual quieren quedarse en uno, como dije antes, busquen en zonas no tan turísticas, asi los precios bajan un poco.

Una cuarta opción es hacer Couchsurfing. Es una plataforma en donde la gente de la ciudad ofrece una habitación, un sillón o un colchón para que puedas dormir, a cambio de…. nada. Si. Gratis. La idea es compartir anécdotas, salir juntos, conocer sobre la cultura de la persona que te hospeda y vos contarle sobre la tuya. Es algo totalmente recomendable, he tenido experiencias increíbles usando esta plataforma.

Eso sí. Si vas a ir a dejar tu mochila y no estar en todo el día en la casa de tu anfitrión, no lo hagas. Esa no es la idea. Para eso, elegí un hostel.

Aquí puedes encontrar otras ideas sobre cómo viajar con poco presupuesto.

Cómo es la vida nocturna en Barcelona

Barcelona la tiene, y en montones. Tenes para elegir. Desde un bar de tapas, hasta un bar con música en vivo, pasando por una taberna para tomar un vermut o las discos más importantes en el mundo. Como en todo, depende de que tipo de viaje estes haciendo.

Un barrio cada vez más de moda es Gracia. Está lleno de bares para que visites y pases un buen rato. La noche se llena de gente caminando sus calles, tomando en la calle y después yendo a los bares o discotecas para terminar la noche.

Si sos fanático de las grandes discos, la zona del puerto, después de la Barceloneta, es la tuya. Ahí vas a encontrar a, por ejemplo, Pacha.

¿Qué tal te va pareciendo esta guía para viajar a Barcelona?

Algunas otras cosas que no te podes perder 

Montjuic: Que monte hermoso, por favor. Si bien llegar puede ser todo un tema y puede cansarte un poco, tiene unas vistas de la ciudad que flipas, como dicen por España. Aunque no siempre que visito la ciudad voy a Montjuic, no puedo negar que es un lugar con un encanto especial y que vale la pena visitar más de una vez.

El Mercado de la Boquería: En plena Rambla, este Mercado que supo ser de locales ahora esta, lamentablemente, poblado de turistas. Pero, igualmente, vale la pena la visita, aunque sea para probar un cono de jamón ibérico o una ensalada de frutas. La comida es muy rica y fresca, aunque los precios un poco elevados.

El Parque de la Ciudadela: Este parque, muy cerca del Arco del Triunfo catalán, es un oasis verde en medio de esta gran ciudad. Incluso en los fin de semanas, cuando tanto turistas y locales lo recorren, uno puede encontrar paz y un momento para leer un libro y tirarse a tomar un poco de sol.

Mientras camina, uno se encuentra con varios espectáculos callejeros para apreciar e incluso, a veces, alguna lección de salsa o música cubana.

Otras recomendaciones para viajar a Barcelona

Caminar Barcelona: No me voy a cansar de decirlo. Hay ciudades que merecen la pena ser caminadas. Y una de esas es Barcelona. Casi todas las atracciones se alcanzan caminando y, mientras uno ejercita el cuerpo, puede pasar de ver un edificio construido por Gaudi, a un edificio Gótico, a perderse por las callejuelas del Born y escuchar, a lo lejos, un espectáculo callejero de ópera. Esas cosas que, encerrado en el metro, uno se perdería.

Quédense varios días: Barcelona es para disfrutarla. No tiene sentido ir dos o tres días y hacer todo a las apuradas. Dense tiempo. Denle tiempo. Aunque duerman hasta más tarde y se toman alguna que otra mañana libre. Es parte del a experiencia. Barcelona hay que vivirla. No hay que estar, sino ser.

Vayan en temporada baja o media: Eviten ir a Barcelona en los meses de Junio, Julio y Agosto. La ciudad va a estar poblada de turistas (en serio, no se pueden imaginar cuanta gente la visita) y no van a estar tan a gusto.

Si pueden visitarla en Octubre-Noviembre, o Marzo-Abril, sería ideal. Van a agarrar un clima más que agradable, no tanta gente y van a pasar unos días alucinantes.

Barcelona es esa ciudad donde los desconocidos, rápidamente, se transforman en amigos. Donde ir a juntarse por una cerveza tiene una hora de comienzo pero, probablemente, no tenga una hora de fin. 

Donde los argentinos toman mate, los chilenos beben pisco, los franceses comen una baguette, los italianos una porción de pizza y los japoneses algún que otro jamón. Todos juntos, uno al lado del otro, riendo e intercambiando anécdotas.

Barcelona es esa ciudad donde las charlas son eternas y donde contamos nuestros más profundos miedos. Donde escuchamos consejos, donde definimos metas, donde lloramos y abrazamos. Barcelona, aunque la llamen ciudad, es más humana que todos nosotros.

Barcelona es todo lo que está bien.

Espero que esta guía para viajar a Barcelona te sea de utilidad. Recuerda que a través de Worldpackers puedes encontrar muchas oportunidades para hacer voluntariados e intercambiar tus habilidades por alojamiento y otros beneficios. 


15f7da40972e9c8273dd86794ebc5288

Mar 28, 2019

My name is Luciano, I am from Argentina and I ve been travelling for more than 4 years. I actually live in Las Palmas de Gran Canaria and my blog, ...


¿Te gusta? No te olvides de dejar Luciano saber :-)


Deja tu comentario aquí

Escriba aquí sus preguntas y saludos al autor