¿Quieres un boleto de hasta $500 grátis?
Envía tu respuesta antes del 30 de abril y ten la oportunidad de ser premiado.

Qué ver en Albania: principales destinos turísticos, consejos y mucho más

Un destino con una historia y paisaje únicos, que recién ahora comienza a aparecer en los mapas de los viajeros. Dónde está, cómo llegar, consejos y cuáles son las paradas obligadas para disfrutar de un país con playas y montañas para todos los gustos y tiempos.

Mariana

Ago 15, 2023

10min

que-ver-en-albania

Llegué a Albania más por casualidad que por otra razón. Sabía que era un espacio fuera del Espacio Schengen y había leído que era un destino económico en Europa. Sin embargo, desde el primer momento me fascinó: playas paradisíacas, ciudades históricas, montañas increíbles, un paisaje y una historia verdaderamente únicas hicieron que me quedara allí por varias semanas y que definitivamente conquistara mi corazón. En esta guía te cuento cuáles son los destinos que más me gustaron de Albania, qué visitar, dónde alojarte y otros consejos para que tu estancia sea tan única como la mía.

Planifica tu visita con la guía para viajar a Albania.

¿Cómo llegar a Albania?

Albania está ubicada en el sureste de Europa y forma parte de la península balcánica o región de los Balcanes. Está rodeada por los mares Jónico y Adriático y comparte frontera terrestre con Grecia, Montenegro, Kosovo y Macedonia del Norte

A Albania se puede llegar en diversos medios de transporte:

En avión a Tirana

Tirana es la capital de Albania y el primer punto de muchos al llegar a ese país. Muchas empresas low cost tienen precios accesibles para viajar desde distintos puntos de Europa. Desde allí hay buses hacia todos los principales destinos turísticos del país.

En ferry desde Italia o Grecia

La mayoría de los ferries que salen de Italia llegan a Durrës, una de las ciudades costeras más grandes, que se encuentra cerca de Tirana (más o menos unos 40 minutos).

También hay otros destinos desde los que llegar en ferry, por ejemplo, desde la isla de Corfú (en Grecia) es posible llegar a la ciudad de Sarandë.

Como es una opción que exploramos pero que no usamos, te recomiendo averiguar, ya que hay diferentes opciones y buscadores que muestran las distintas conexiones y que permiten llegar a los diferentes distritos de la costa albanesa (la mayoría llegan a Durrës).

En bus desde los países limítrofes 

Desde Macedonia, Kosovo, Montenegro o Grecia podés llegar a Albania en bus, ya que hay distintas empresas internacionales que pasan por diversos puntos de Albania. Incluso hay desde otros países más lejanos. Por ejemplo, en una ocasión, llegué a Tirana desde Estambul!

La primera vez que fui a Albania, fui desde Grecia por tierra. Te recomiendo, si vas desde allí, tomar un bus nocturno y hacer una primera parada en una de las ciudades históricas: Gjirokastër, que se encuentra bien al sur del país y desde allí podés seguir en bus hacia la playa. Otra opción, si estás por Montenegro, es tomarte un bus hasta Shkodër, que se encuentra bastante al norte y comenzar visitando los alpes albaneses.

Si Grecia está entre tus planes, seguramente te interese leer esta guía de Santorini y la de Mykonos.



¿En qué época del año ir?

Sea porque deseas estar disfrutando de una playa con aguas color turquesa o porque lo tuyo es ir a hacer trekking a la montaña, mi recomendación es que en lo posible intentes ir en los meses de mayo, junio, septiembre o principios de octubre. Es el período donde hace calor pero este no es excesivo, y sobre todo, son los meses donde no hay mucho turismo, por lo que vas a poder disfrutar de una estancia más tranquila.

¿Cuánto presupuesto necesito para viajar a Albania?

El presupuesto se ajusta a cada tipo de viajero. Si bien el turismo es aún incipiente en Albania, es un país que ha tenido en los últimos años mucho crecimiento y ya dispone de una oferta para todos los gustos: desde casas familiares, campings, alojamientos enteros por módicos precios, hoteles, etc. Lo mismo sucede con la propuesta gastronómica o las formas de visitar el país.

Lo cierto es que, más allá del gusto personal de cada uno, Albania es uno de los países más económicos de Europa para viajar. Apenas llegué a este país, pude disfrutar de muy buenos hospedajes por precios mochileros.

Hoy en día un euro es el equivalente a casi 117 lekes. Es posible comer un Burek (una suerte de tarta de masa fila y queso, típica – y muy rica- de los Balcanes) por 40 lekes, que si bien no es una comida en sí, sirve para salir de paso o tener un almuerzo liviano. De ahí, hacia más caro, hay para todos los gustos. 

Pero hay opciones económicas tanto para salir a comer como para cocinarte en tu hostel u hospedaje. Por ejemplo, en los montes albaneses, cené una comida típica albanesa preparada por la familia que nos alojaba que incluía una cena completa, rica y abundante por unos 6 euros.

Albania: principales destinos turísticos

Las ciudades históricas

Albania cuenta con dos principales ciudades históricas, declaradas patrimonio de la humanidad por la Unesco: Gjirokastër y Berat.

Gjirokastër, conocida como “la ciudad de los mil escalones” o “la ciudad de piedra”, es una ciudad que sin duda da cuenta del legado otomano de más de 500 años por Albania. Su pequeño casco histórico es encantador y allí vas a poder degustar del qofte, unas albóndigas de carne típicas de la zona, o unos qifqis, una especie de croquetas hechas de arroz. Desde allí, podrás visitar el castillo que se encuentra en una de las colinas de la ciudad y dos casas de estilo otomano donde sus propios dueños te hacen un pequeño paseo y te cuentan de su historia.



En Gjirokastër me alojé en uno de los mejores hostel de mi vida: un grandioso desayuno y una gran variedad de juegos de mesa, en caso de que quieras descansar o te toque un día de lluvia, además de unas perfectas instalaciones. Se llama Stone City Hostel y pertenece a una red de hostales que se llama “I travel Balkans’’. Es una red con muy buenos hostels y con algunos beneficios (como descuentos y regalos) si te hospedas con cierta frecuencia en ellos.

¡Este hostel también tiene posibilidad de hacer voluntariado a través de Worldpackers!, lo que te puede dar el tiempo y la oportunidad de conocer, no solo una ciudad de riqueza histórica, sino también la oportunidad de convivir con locales de la zona.

Berat, es conocida como “la ciudad de las mil ventanas” o “la ciudad de los mil ojos”, es otra imponente ciudad histórica. Se ubica en el centro de Albania, a solo dos horas de la capital (aunque, del resto del país, su acceso no es tan sencillo). Es una de las ciudades más antiguas de Albania y una de las más pintorescas. Tiene un casco histórico muy bien conservado, que también nos recuerda su pasado otomano. Una de las actividades más interesantes para hacer, además de recorrer sus barrios y sus mezquitas e iglesias, es subir al imponente castillo. 

Desde allí vas a poder disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad. Si querés dedicarle más tiempo a la ciudad preferida por muchos viajeros, acá también vas a poder encontrar distintas posibilidades de voluntariado en Berat.



La riviera albanesa

Albania cuenta con un gran tesoro escondido: sus playas paradisíacas. En el suroeste del país, en las orillas del Mar Jónico y entre los distritos de Vlorë y Sarandë, vas a poder disfrutar las playas con agua calma y color turquesa que el país tiene para ofrecer, en lo que se conoce como la Riviera Albanesa.

Vas a poder elegir entre ir a algunas más concurridas y con más servicios como son las playas de Ksamil o Himara , o, si te gusta la aventura, llegar por caminos más desafiantes a playas más solitarias como Filikuri o Gjipe Beach. 

Si querés saber más sobre ellas, te invito a que leas esta guía que escribí sobre las mejores playas de la riviera albanesa. Además, es un lugar ideal para hacer voluntariado, porque en toda la zona las playas están cerca y podés llegar a ellas por distintos medios.



Tirana: la capital

Tirana es la capital de Albania y, como mencioné, es el lugar más cómodo para trasladarse a los diferentes puntos turísticos. Además, presenta diferentes lugares para caminar y recorrer, como la Plaza Skenderberg , el museo histórico nacional y el old bazar. Entre mis lugares favoritos de Tirana están:

El Parku i Madh o Grand Park of Tirana, un parque realmente grande (¡de 289 hectáreas!) con un lago artificial y diferentes propuestas gastronómicas, deportivas y culturales.



Los bunk’art, antiguos refugios antibombas creados durante la época comunista por el miedo que tenía el gobernante, Enver Hoxa, de ser atacado por las diversas potencias mundiales. Hay cientos de miles construidos por toda Albania. Dos de ellos se encuentran en la ciudad de Tirana y hoy en día son museos y espacios de arte. Son lugares realmente grandes, que están pensados para que los visitantes puedan conocer sobre la historia reciente del país

Tirana es un buen lugar para hacer un free walking tour que te introduzca en los diferentes cambios de la ciudad y de Albania en general (que de los 90 hasta acá han sido muchísimos). 

Si te interesa la historia, es importante saber que los albanos fueron, hace muchos años, una provincia romana que luego fue conquistada por el imperio otomano (de ahí su legado en ciudades como Berat o Gjirokastër). Luego de la segunda guerra mundial, pasaron a formar un país comunista que no estuvo bajo la órbita de China, Rusia o Yugoslavia. A su vez, por ser un país comunista tenía tensiones con Estados Unidos y sus aliados. 

Este cóctel, sumado a un gobierno dictatorial y paranoico de posibles guerras, generó mucha pobreza en el país durante los años comunistas. Es a partir de los ‘90, con la caída del régimen y el fallecimiento del dictador, Enver Hoxa, que Albania intenta construir otra situación política y económica. Hoy es un país democrático, que intenta formar parte de la Unión Europa y que ve en el turismo una de sus mayores posibilidades para progresar económicamente. 

Es por esto que, en los últimos años, puede verse en Tirana múltiples cambios y construcciones diversas que hacen de esta capital un lugar sin duda interesante y particular. 

Si te dan ganas de explorar la ciudad y de tener una experiencia más profunda, tenés la posibilidad de hacer distintos voluntariados que ofrece Worldpackers.

Shkoder y los montes albaneses

En el noroeste de Albania, cerca de Shkoder, se encuentran los montes albaneses. Pasamos 3 días allí y quedé enamorada de sus montañas.

Si bien Shkoder es una ciudad que suele ser usada de base para alojarse antes de ir a las montañas, es un lugar que sin duda tiene su encanto. Se trata de una ciudad de mediano tamaño, que fue la capital del país hasta 1920 y que conserva un gran pasado histórico. 

Además, posee una gran mezquita llamada Ebu Bekr y una zona histórica que es muy pintoresca para pasear o tomar algo, ya que dispone de una gran calle peatonal. Por la noche y especialmente los fines de semana, suele ser una zona joven donde se puede beber una cerveza con algún concierto al aire libre que gestionan algunos bares o hostales. 

Una de las cosas que más me impactaron de la ciudad, es la cantidad de bicicletas que pueden verse y, lógicamente, la cantidad de personas que utilizan ese medio de transporte para moverse por la ciudad. Es por esto que la llamo “la ciudad de las bicicletas”.

En Shkoder hay varias oportunidades de voluntariado, lo que te da la posibilidad de pasar unos días allí, antes de sumergirte en la experiencia de los alpes albaneses.

Volviendo a las montañas: es necesario pasar la noche en Shkoder para poder partir al día siguiente temprano a los montes. El circuito más común es hacerlo en dos días, pero hay personas que lo realizan en un día o algunas que quieren estar más tiempo en la montaña y deciden quedarse tres (esto último hice yo). Voy a detallarte todas las posibilidades:

Mi recomendación es que, si está dentro de tus posibilidades, hagas por lo menos el circuito de dos días. El primer día vas a dedicarlo a llegar un pueblo llamado Valbone, para partir al día siguiente en un trekking de unas 6 horas hasta Theth y regresar al día siguiente a Shkoder. Aquí es posible quedarte un día más en Theth y hacer la caminata al Blue eye, un trekking precioso y mayormente plano pero que también va a llevarte todo el día.

Si sólo tenés un día para poder dedicarle, podés hacer el circuito al revés: llegar temprano a Theth (son unas dos o tres horas en bus), caminar hasta Valbone, dormir en Valbone y regresar al día siguiente a Shkoder.



El circuito Valbone-Theth es un trekking de unas 6 horas aproximadas que implican literalmente cruzar la montaña para poder llegar de un pueblo al otro. No se trata de un trekking peligroso, pero sí tiene una dificultad media ya que es largo y la primera mitad es prácticamente en subida y luego todo en bajada. 

Mi recomendación es que puedas dejar todo el peso que puedas en tu hospedaje de Shkoder (algo que suelen hacer muchos viajeros y que hice yo) para que te sea lo más liviano posible.

¿Te gustan estas ideas? Crea un perfil gratuito en la comunidad de Worldpackers y empieza a guardar tus vacantes de voluntariado favoritas.



Deja tu comentario aquí

Escriba aquí sus preguntas y saludos al autor


Más sobre el tema