Todo lo que necesitas saber para viajar haciendo autostop

¿Quieres hacer un viaje a dedo? Aquí te cuento mi experiencia y te doy consejos y recomendaciones para que te animes. Todo lo que necesitas saber para viajar haciendo autostop.


35d8a0a0011e935a1a217b1adfa22bcd

Maximiliano

Ene 04, 2019

¡Soy Maximiliano, viajero incansable de la vida con ganas de mostrarle a las personas que sí existe otro mundo posible!

viajar-haciendo-autostop

De un tiempo para acá, los medios nos han presentado un mundo hostil y violento donde tenemos que cuidarnos del desconocido y del que tenemos al lado. Entonces, creemos que viajar haciendo autostop puede resultar fatal

Siendo sincero y por experiencia propia tengo que decirte que es cierto: el autostop es muy peligroso. Peligroso para la desconfianza, porque de a poco te va enseñando que siempre es mejor creer en la bondad de las personas y sus ganas de pegarte un aventón sin pedirte nada a cambio más que una buena charla o unos ricos mates.

 También vas entendiendo que no siempre hay que dar algo material a cambio de una ayuda, de que hay personas que dan sin más. ¿Sabés? Haciendo dedo en la carretera he aprendido también a poner a prueba mi paciencia. Es que después de algunas horas de espera mientras el sol pega fuerte en la cara y sentís que ya no das más, no queda otra que sentarse debajo de la sombra de un árbol a esperar un rato y luego continuar en la búsqueda de un conductor que, cuando ya estás rendido y con ganas de tomarte un bus para llegar al destino, aparecen y te levantan para darte un empujoncito a vos junto con tu moral arrimándote más a tu meta como una especie de caricia. 

Hacer autostop resulta terrible para los prejuicios. Olvídate de los esquemas, ya que en los intercambios, las charlas, las experiencias de vida, estos se te van a hacer trizas y vas a tener que comenzar a ver al mundo de otra forma; entendiendo que de verdad hay gente buena dispersa por todos lados y que la verdad es que somos la mayoría. 

Vas a entender que no es necesario años de amistad para encontrar grandes amigos en la ruta. Imagínate, sólo un par de kilómetros y unas buenas facturas (pastelitos) son necesarias para darte cuenta que podrás tener grandes amigos sin que el tiempo sea una condicionante. 

Y lo más importante, el autostop es peligroso para la estrechez de mente: la vas a expandir, lo prometo. Te vas a dar cuenta que al final hagas dedo en la India, en Perú o en África, tenemos más cosas en común que diferencias. Que el tereré en Paraguay es el Mate en Argentina pero frío, que la torta frita uruguaya es muy parecida a la sopaipilla chilena y que al final, todos vamos recorriendo el mismo camino y buscando una sola cosa: la felicidad.

Es hora de perder los miedos: a levantar el pulgar.


Consejos para viajar haciendo autostop - Worldpackers

Todo lo que necesitas saber para viajar haciendo autostop 

Cuando le dije a mi entorno personal que me iba a viajar por Latinoamérica a dedo la reacción más común, antes de comenzar un gran interrogatorio, era la de ¡“estás loco!”, “te van a secuestrar por ahí”, “no podés subirte a un vehículo de alguien que no conocés!”. 

Muchas veces me hicieron pensar bien si quería tomar esta decisión porque los miedos se trasladaron desde ellos hacia a mí. Claro que los escuchaba y de verdad los entiendo, a veces cuando no se conoce el mundo del autostop y algunas reglas sencillas que se manejan, es complicado entender cómo alguien se anima a viajar con desconocidos.

 Pero te reto a que lo intentes al menos una vez en la vida: solamente pararte en la carretera y levantar el puño apuntando a la dirección a la que querés ir, con una sonrisa en la cara: seguramente te van a levantar personas llenas de historias por conocer y escuchar. Por eso el autostop enseña a ganar y a perder: ganas historias, ganas confianza y perdes miedos que no son tuyos, que quizás son de otros pero que adquiriste.

Mujeres que viajan haciendo autostop

Algunas veces me han preguntado: “Maxi, quiero viajar pero tengo miedo de hacerlo sola”. He conocido muchísimas chicas que viajan a dedo solas por Latinoamérica y por suerte nada malo les ha ocurrido. 

Es cierto, ser mujer en esta sociedad no es nada fácil, y viajar “sola” a dedo, quizás conlleve algunas precauciones de más al momento de tirarte a la ruta. Pero es real de que podés hacerlo, sólo queda dejar algunas leyendas urbanas donde la gente transmite un poco de miedo. 

Hace poco conocí una chica que llevaba dos años viajando por este continente solamente a través de su mano, levantándola en la ruta. Había hecho todo el viaje con bajo presupuesto, unos dos dólares por día. Sí, como lees, sólo dos dólares por día. Ahora, está viajando en autostop por los países bajos, en Europa, y llegó a cruzar el Atlántico en un velero.

 Lo bueno de intercambiar experiencias, es que me contó que tenía algunas técnicas para cuidarse, las cuales es importante compartir porque son súper interesantes. Al momento de subirse a los autos, lo que hacía siempre era tomarse una selfie junto con los conductores y enviarlas a algún familiar o amigo cercano, con eso, intentaba persuadir cualquier situación no deseada que pudiese suceder: “¡Una selfie para mis amigos!”.

 También, contaba que siempre en la ruta, se encontraba con chicas viajando y se juntaban a viajar juntas: “¿sola? casi nunca”. Existe una red muy grande de mujeres que viajan, son más de las que pensas, de verdad. 

Aquí también puedes escuchar la experiencia de una viajera que atravesó toda Sudamérica a dedo:

En Facebook hay varios grupos donde se comunican brindando sus experiencias, sus consejos e intentando refutar el “sola no podés viajar, es peligroso”, entre ellos se encuentran “Viajeras por el Mundo”, con más de veintemil miembros o “Mujeres viajeras” con otro montón de mujeres más. Así que te aconsejo y animo a que te animes: tomá las precauciones convenientes, como todo en la vida, pero no dejes de hacer lo que querés por miedo. Crea lazos y asociate con mujeres viajeras que no hay nada que pueda cuidarte más que estar codo a codo con las que están en tu misma condición. ¡Se puede!.


Consejos para viajar haciendo autostop - Worldpackers

Algunos consejos para viajar haciendo autostop que pueden servirte para tu primera experiencia:

Hay que decir la verdad, cuando hacemos cosas por primeras veces siempre hay mucho en juego: los miedos y los nervios son los principales factores que nos condicionan al momento de movernos. ¡Pero ahora, los vamos a usar como combustible para viajar!

Entonces, intenta levantar la mano lo más alto posible con una sonrisa en la cara, esa es tu mejor presentación, vas a ver qué cuánto más sonreís, más fácil te levantan. Y prometo que no es poesía barata, de verdad, a las personas les gusta levantar viajeros que inspiren confianza y buena vibra. 

Existe un debate muy interesante sobre si utilizar el famoso cartel con el destino al que te dirigis o no: en mi experiencia puedo decir que el cartel puede ser muy útil, sin embargo no lo he utilizado mucho y aún así la gente me ha levantado. A veces pienso, que puede ser una condicionante para el autostop, pues la persona puede pensar que solamente sirve que te lleven al destino final y en realidad a vos te es útil desde un aventón de cinco kilómetros y más aún al sitio donde queres llegar. 

Entonces: ¿cartel sí o cartel no?No estoy muy seguro, lo que sí puedo contarte es que alguna vez que otra utilicé uno que decía: “Cebamos mate” y otros con algunas frases más divertidas: “Hoy nos bañamos” o “tenemos chocolate”. La gente me regalaba sonrisas desde sus autos y eso era divertido. 


Consejos para viajar haciendo autostop - Worldpackers

Estaciones de servicio:

Otra buena estrategia para hacer autostop es dirigirte hacia las estaciones de servicio para charlar con las personas, con los camioneros, entablando una conversación previa y buena onda. De esta forma, vas a poder conocer un poco con la persona que vas a viajar antes de subirte al vehículo y te vas a dar cuenta si pegas buena onda para viajar un buen tramo. 

También, te recomiendo que busques los lugares en donde los autos tienen que sí o sí disminuir la velocidad, a veces en las autopistas se hace complicado hacer dedo porque los vehículos van excesivamente rápido y no les alcanza el tiempo para frenar e incluso, algunos no pueden verte. Entonces acércate a los peajes, las rotondas, los semáforos: buscá puntos estratégicos dónde puedas ser visible ante los conductores. 

Demuestra que eres un viajero:

También, existe una acción que para mí es fundamental al momento de hacer dedo o autostop: mostrar la mochila para hacer visible que estás viajando. Es importante que nos vean como viajeros y muchas personas nos levantan por eso, por ser caminantes. Así que colocá tu mochila sobre la línea blanca de la ruta, sin miedo, y parate de atrás.

Sólo queda levantar el pulgar.


Consejos para viajar haciendo autostop - Worldpackers

Consejo una vez estés en la ruta:

Creo que frente al autostop hay que tener la misma actitud frente a la vida. Sonrisa, paciencia y buena onda. Hay días que vas a avanzar muchos kilómetros, yo he recorrido en uno aproximadamente 1300, pero hay otros que estarás varios días esperando que te levanten. Entonces aprende de disfrutar del camino

Sólo tenés que tener paciencia y encontrar algo que puedas hacer mientras esperas de ese golpe de suerte. Quizás, en un día te levantan nueve vehículos que te llevan pocos kilómetros, pero el décimo, te lleva al destino. Así que no pierdas el ánimo, y ¡a meterle a la carretera! 

Recuerda que a través de la plataforma de Worldpackers puedes encontrar oportunidades en todo el mundo para intercambiar tus habilidades por alojamiento y comida. 


35d8a0a0011e935a1a217b1adfa22bcd

Maximiliano

Ene 04, 2019

¡Soy Maximiliano, viajero incansable de la vida con ganas de mostrarle a las personas que sí existe otro mundo posible!


¿Te gusta? No te olvides de dejar Maximiliano saber :-)


Deja tu comentario aquí

Escriba aquí sus preguntas y saludos al autor