Chile: ¡Un gran destino!

Te quiero contar un poco de mi experiencia de voluntaria en un hostal en Santiago de Chile, cómo fueron mis días de trabajo, mis gastos y mis experiencias conociendo la ciudad y el país. Completamente hermoso y enriquecedor.


77b3b19795fc66ae31e1382d962b7e3b

Lina Fernanda

Viajar para mi es vida, es inspiración, es aprender y explorar no solo los espacios que no conoce...

+ Ver mas

Sep 05, 2018

Plaza de la Moneda, Santiago, Chile

Sin investigar mucho, elegí Chile porque había algo que siempre me llamó la atención, ese algo no lo tenía del todo claro, así que decidí emprender mi viaje para descubrirlo.

1. El hostel

Llegué en Febrero de este año a Hostal Bella 269, cerca al centro de Santiago. Mi intención era quedarme un mes, pero terminé quedándome cinco. Completamente enamorada del país y del hostal, encantada del tiempo y del espacio que estos dos me regalaron.

Llegué a esta gigantesca ciudad una mañana de febrero completamente desubicada, mi salvación fueron las indicaciones que unos días atrás, Katty, la anfitriona del hostal, me había dado para llegar sin perderme.

Estando allí, después de muchas horas de viaje, lo único que quería era descansar y mi cara lo decía todo, así que Katty me dijo un par de indicaciones y me dio el día libre para acomodarme y acoplarme al espacio y para conocer los otros voluntarios que me acompañarían el resto de mi estadía. Recuerdo que mi primera impresión fue buenísima, me encantó lo espacioso que era el hostal y lo lindo que lo tenían decorado.

Compartía habitación con 5 o 6 chicos más, todos brasileros para mi sorpresa, increíbles personas que me unieron a su vida en el hostal un par de horas después de estar adentro.

Tenía que cumplir 24 horas de trabajo, las dividía entre cuatro días, dos días de turno nocturno, que estos eran más largos y dos días de ayuda con la limpieza general del hostal, en la mañana, que se pasaban muy rápido. Los otros días los tenía libres, así que aprovechaba para salir y conocer un poco la ciudad.

Pasaron unos días y facilmente entendí la dinámica del hostal, donde era cada cosa y cuales eran mis funciones específicas. Me acoplé fácil, el trabajo no era duro, lo hacía con ayuda de los otros voluntarios, todos dispuestos y con energía. Cada día que pasaba me iba uniendo más a ellos y entre llegadas y partidas, terminé conociendo muchísimas personas que hicieron de mi estadía algo increíble, cada uno con sus vidas y formas de ser, me llenaban la vida de diferentes formas.

Por otro lado Katty era genial, super dispuesta con nosotros, nos hacía los días fáciles, ajustabamos los horarios dependiendo nuestros planes, se acercaba a nosotros para saber que todo iba bien, nos indicaba lugares para visitar, para comprar más barato y para salir de fiesta. Compartíamos todos cada vez más, cocinabamos juntos, nos acompañabamos a lugares y armabamos buenas charlas con buenos vinos. Era estricta con el servicio a los huéspedes, pero creo que entre mejor relación teníamos, más dispuestos estabamos a colaborar con todo dentro del hostal, así que tampoco fue complicado la relación entre los huéspedes y los voluntarios.


El hostel

2. Los beneficios

Demasiados beneficios me trajo el hostal, no solo tenía una cama amplia, también tenía un desayuno variado todos los días y la posibilidad de cocinar el resto de mis comidas, lavandería gratis, descuentos en tours y en lugares para comer y fiesta gratis todos los fines de semana con un par de bebidas incluidas. Con eso me bastaba para ahorrar dinero y poder conocer más la ciudad el resto de tiempo que tenía libre.

3. Tiempo libre

Mis planes favoritos fuera del hostal era ir a museos, que por cierto quiero recalcar aquí que muchos son gratis y si no lo son, pagas algo mínimo por entrar, si eres estudiante aún menos, así que este era mi plan predilecto. Descubrir Chile por medio de sus millones de museos fue una de mis partes favoritas en este viaje, aprendí muchísimo de su historia, sus raíces, su riqueza y su arte.

Caminar por las calles encantadas del centro, demasiado europeas, me hacía sentir lejísimos de casa aunque estuviera en el mismo continente. Cada lugar escondido que descubría, lugares para tardear y tomar cerveza, mercados y parques, me hacía sentir más segura de la decisión que había tomado.

Las semanas que tenía descanso más largo en el hostal, salía en bus a recorrer fuera de Santiago. Viña del Mar, Valparaíso, Cajón del Maipo, todos con su belleza particular y en realidad muy facil y económicos para visitar. Aquí acompañada de alguno de mis compañeros, armar viajes entre más personas siempre será más divertido y más económico, así que nunca deje de hacerlo en los seis meses que estuve.

Después recorrí lugares más alejados al Norte y al Sur de Chile y siempre me fue posible hacerlos, solo era cuestión de organizarme con mi dinero, intentar cocinar en el hostal y ahorrar un poco a la hora de salir de fiesta, el resto lo destinaba para recorrer este hermoso país con sus millones de paisajes maravillosos.


un de los paisajes del Chile

4. Gastos

Todo esto suena como si me hubiera gastado un montón de dinero en la temporada, pero en realidad gaste poco para estar cinco meses en un país como Chile.

No me hubieran dado mis finanzas si hubiera optado por un viaje tradicional, pagando estadía, todas las comidas, lavandería, gastos comunes entre más gastos que se me escapan en este momento. Por eso, pude darme la oportunidad de viajar a más lugares fuera de santiago, ya que aprendí a organizar mi dinero, comprar la comida en lugares estratégicos como mercados grandes y cocinar la mayoría de veces posible, hacer todas las actividades gratis que ofrece la ciudad e intentar caminar si las distancias son cortas, que es algo que me encanta hacer, pues conozco muchísimo más la ciudad, hago un poco de ejercicio y ahorro ese dinero para algo que me antoje más mientras visito.

En realidad mis gastos generales fueron de 100.000 a 150.000 CLP cada mes, podía ser más o podía ser menos dependiendo que tantas actividades o viajes realizara dentro de ese mes. El primer mes será siempre en el que se gasta más, entre el acople de tu moneda a la moneda del país, entre conocer los lugares más baratos donde comprar comida, elementos de aseo etc, terminarás gastando de más, pero luego que comprendes cómo se maneja la economía podrás ahorrar y dejar de gastar en cosas que no son necesarias.

Algunas cosas que aprendí en este viaje largo fueron: En cuanto a alimentación, comprar en mercados grandes todo lo que más puedas en cantidades grandes para que te rinda el tiempo que estarás en el hostal, la comida en general no es muy cara si vas a estos lugares, dividir gastos en cosas como sal, azucar, arroz, comida que sabes que no gastaras aunque uses muchísimo, comida básica como esta puede estar entre 500 y 1500 CLP un kg. Compartir comida entre voluntarios para comer bien y diferente. Siempre ofrecer tus habilidades culinarias, al final todo se recompensa y terminarás también comiendo recetas de muchas partes del mundo, y sin gastar mucho. El vino, el pisco y los terremotos son imperdibles y asequibles, un vino siempre será la mejor opción, el más barato 1500-2500 CLP.

5. Transporte

En cuanto a transportes, mi herramienta principal siempre serán mis pies, lo primero que debes conocer son las partes cercanas al hostal o el lugar donde esté viviendo, lugares que puedas conocer caminando, de ahí vas ampliando tu panorama y conociendo lugares más lejanos, todo con ayuda con de google maps y su espléndida herramienta de “Offline Maps” para que nunca te pierdas.

Intentar usar los transportes públicos sólo si son necesarios, un trayecto en metro/micro en Santiago en promedio está en 650 CLP, es pagable pero si lo usas todos los días claro que terminarás gastando más en transporte que en comida. Uber funciona bien y mejor que los taxis, que en realidad son carísimos en todo Chile, las aplicaciones que más me funcionaron en el país fueron Cabify, que tiene buenas promos y una nueva app que va muy bien, se llama Beat y tiene un precio ideal para cuando vas de fiesta y ya no hay transporte público, mi favorita sin duda.


la viajera en Chile

6. Diversión

En cuanto a ocio y diversión, Santiago tiene el gusto de ofrecernos muchísimas actividades gratis y muy interesantes. Museos, tours gratuitos por la ciudad, actividades al aire libre, galerías de arte, obras de teatro o paseos con descuentos, los pasajes a lugares cercanos tienen un super precio, 1500 a 3000 CLP, fiestas temáticas con entrada libre, mis favoritas los miércoles de fiesta extranjera y los fines de semana de Pub Crawl. Otros serán pagados pero me sorprendió la cantidad de lugares que puedes conocer sin gastar mucho.

Me llene de experiencias en este largo tiempo que viví en Chile, conocí personas de muchas partes del mundo y aprendí a valorar las cosas lindas que me entregó el país. Muchas personas me hablaron de Chile como un buen lugar para vivir, me encantaba como todos hablaban de la seguridad y de lo lindo que era, otras personas hablaban malas cosas, como su gente afanada y enfadada o la gran contaminación que hay, pero después de casi seis meses estoy muy segura que es mucho más que eso, Chile tiene una magia increíble que solo si la vives la entiendes.

Sus lugares inigualables de Norte a Sur son infinitos y sin lugar a duda lo que me marcó la mente y la piel, la Cordillera de los Andes. Tenerla cerquita todos los días de tu vida mientras vives ahí es lo mas lindo que te puede ocurrir y lo que aprecias más aunque sea un día normal en la ciudad. Dije anteriormente la piel porque me tatué la montaña en mi espalda como símbolo de este viaje, ya que fue algo que me acompañó todos los días. Desde mi ventana o desde cualquier parte del país, es algo que nunca te dejará de asombrar, en sus múltiples facetas.

Este viaje, como todos, tuvo sus altos y sus bajos, sus complicaciones de culturas, de comida y de idioma, pero ahora, despues de un largo recorrido, puedo decir que valió la pena el hostal, la ciudad, el país, y como siempre, viajar con Worldpackers. 



77b3b19795fc66ae31e1382d962b7e3b

Lina Fernanda

Viajar para mi es vida, es inspiración, es aprender y explorar no solo los espacios que no conoce...

+ Ver mas

Sep 05, 2018


¿Te gusta? No te olvides de dejar Lina Fernanda saber :-)


Deja tu comentario aquí

Escriba aquí sus preguntas y saludos al autor