Diario de una profesora voluntaria en Nepal

En ocasiones puede que el viajar sólo provoque un poco de miedo o de nervios y más aún si se planea ir del otro lado del mundo. Pero con Worldpackers desde el principio se sintió como algo muy práctico y seguro.


077e4653e1a6a270d30f5ad07f6f94b8

Melissa

Orgullosamente mexicana que le gusta viajar a distintas partes. No solo para ver lugares lindos s...

+ Ver mas

Sep 10, 2018

Voluntaria en Nepal

Con los comentarios de las personas que ya han viajado anteriormente, te puedes dar una idea de lo que vas encontrar una vez empieces tu viaje.

Cuando decidí el lugar a viajar de inmediato el host se puso en contacto conmigo y me mandó información acerca el shock cultural que podía experimentar una vez llegando a Nepal. Eso me reconfortó bastante ya que muestra su interés por el viajero.

Llegando a Nepal mi host me recogió del aeropuerto y me llevó a la casa en donde realizaría mi voluntariado. Primero me mostró la habitación en donde me estaría quedando y aunque claramente no era un hotel de 5 estrellas el lugar estaba limpio y cómodo y sobre todo te hace adentrarte mejor en la cultura del país que visitas.


Niño en Nepal

El hecho de quedarse en lugares sencillos como este es que no gastas casi dinero en hoteles lujosos y caros. Además te alejas de zonas turísticas que normalmente son caras y aumentan el precio en todo . Así que logras deshacerte de todos esos gastos innecesarios.

Después, lo mejor fue conocer a los niños con los que trabajaría, todos eran muy amables y cariñosos te llamaban sister o brother y sobre todo les encanta interactuar con los voluntarios.

Da una sensación muy cómoda trabajar con niños de otra cultura, me hizo darme cuenta de que a pesar de nuestra diferencias culturales todos somos seres humanos con la capacidad suficiente de ser empáticos con cualquier otra persona sin importar de donde provenga está.


Niños en Nepal

Mis días haciendo voluntariado empezaban con levantarse temprano a las 7 de la mañana para darles clases de español a los niños, después de eso comíamos todos juntos.

El desayuno consistía en arroz con lentejas y a un lado patatas. Los niños comían con las manos, revolviendo las lentejas con el arroz, pero a mi me daban una cuchara. Era bastante entretenido verlos como comían y al principio era algo que me causó una gran sorpresa, pero con el tiempo te vas acostumbrando inclusive lo intente y no está nada mal.

Después de eso los niños se alistaban para ir a la escuela y finalizar eso los acompañaba hasta donde se paraba el bus escolar. Luego tenía tiempo para mi y para poder hacer recorridos dentro de la ciudad en lugares turísticos o simplemente para descansar.

Llegando los niños de la escuela me reunía de nuevo con ellos y platicábamos y jugábamos así como también los ayudaba con ciertas cosas de los deberes.

Al finalizar el día cenábamos todos juntos y después veíamos una película o nos poníamos a bailar.

Un aspecto bueno del lugar donde me estoy quedando es que siempre tienen voluntarios de otros países, entonces puedes pasar tiempo con ellos y tener pláticas interesantes y conocer gente que se puede convertir en tus amigos.

Para finalizar sólo quiero decir que la experiencia ha sido muy reconfortante y llegas a encariñarte con los niños y te sientes más parte de la ciudad, por que al estar con locales aprendes más a fondo la cultura así como cosas comunes como tomar el transporte público como un local. Aprendes mucho en un corto periodo de tiempo, así como también das parte de ti mismo al mundo. Es una oportunidad para repartir nuestro espíritu en el mundo.



077e4653e1a6a270d30f5ad07f6f94b8

Melissa

Orgullosamente mexicana que le gusta viajar a distintas partes. No solo para ver lugares lindos s...

+ Ver mas

Sep 10, 2018


¿Te gusta? No te olvides de dejar Melissa saber :-)


Deja tu comentario aquí

Escriba aquí sus preguntas y saludos al autor