Valladolid, Yucatán: el pueblo mágico de México y sus mejores destinos

Desde el centro de la ciudad hasta Chichén Itzá, en este artículo haremos un recorrido conociendo las mejores cosas que hacer en Valladolid, Yucatán y alrededores.

11min

Valladolid

Catalogado por el gobierno como uno de los pueblos mágicos de México, la ciudad de Valladolid en Yucatán es un tranquilo rincón, excelente para frenar unos días de tu viaje, dejar tu mochila y recorrer esta zona de la Península de Yucatán. 

Hay muchísimas cosas que hacer en Valladolid y alrededores, como nadar en cenotes y visitar algunos de los sitios arqueológicos más famosos de México, entre ellos el que probablemente sea el número uno en popularidad: El Chichén Itzá.

En esta guía con lo todo sobre Valladolid en Yucatán, vamos a conocer los principales lugares para visitar en la ciudad, tanto en su zona central como los destinos que se encuentran a corta distancia.

Voluntariado en Valladolid, Yucatán

Ser parte de un voluntariado en Valladolid es perfecto para poder pasar más tiempo en este maravilloso destino sin gastar en alojamiento, a la vez que te interiorizas en la cultura de Yucatán y conoces a otros viajeros como vos.

La Worldpackers es una comunidad global de viajeros conscientes y anfitriones acogedores que, desde 2014, promueve miles de conexiones y experiencias únicas enfocadas en el desarrollo y la transformación del mundo en un lugar más social y ambientalmente sostenible. Nuestra comunidad cuenta con muchas oportunidades de viajar haciendo voluntariado en todo el México.

Si querés saber más sobre cómo es ser parte de un voluntariado en México, te recomiendo leer el artículo Los beneficios de hacer un voluntariado: mi experiencia en México.

Y para organizar tu viaje, mis Consejos para viajar barato por México y 10 Consejos para viajar sola a México

Valladolid, Yucatán: Plaza Francisco Cantón Rosado, el zocálo y alrededores



Más conocida como “el zócalo”, como llaman en México a las plazas principales de cada ciudad, visitar la Plaza Francisco Cantón Rosado es una de las mejores cosas que hacer en Valladolid.

Antes de la llegada de los españoles en 1543, se ubicaba en este mismo lugar una pirámide maya, la cual fue demolida y con su piedra construyeron los edificios que la rodeaban. Dos de esas construcciones aún están en pie: la Iglesia San Servacio y el Palacio Municipal, aunque con varias refacciones a lo largo de los años.

El zócalo de Valladolid, en Yucátan es un lugar excelente para sentarte en las particulares sillas enfrentadas y ver la actividad de la ciudad mientras disfrutas comiendo una marquesita de los puestos ambulantes (crepe con distintos rellenos dulces y queso).

Iglesia San Servacio

La Iglesia San Servacio es uno de los principales símbolos de Valladolid, no solo por su importancia religiosa y arquitectónica, sino también por su historia.

La edificación actual data de 1703, pero eso no quiere decir que anteriormente no existiera ahí mismo otra iglesia. Fue en ella donde dos alcaldes destituidos se refugiaron de la persecución de los enojados vecinos de Valladolid. Al encontrarlos, ambos fueron asesinados en el interior del templo, lo cual llevó al obispo del momento a pedir su destrucción. En su lugar se levantó la iglesia actual, cambiando la ubicación tanto del altar como de la entrada, la única en Yucatán orientada hacia el norte en lugar de hacia el este.

Palacio Municipal

Si ya estuviste en otros zócalos de ciudades mexicanas, reconocerás rápidamente cuál es el edificio del Palacio Municipal.

De dos pisos y con una galería de arcos en la planta baja, el Palacio Municipal de Valladolid, actual Casa de la cultura, fue construido a semejanza de la Casa Real de Santo Domingo, en República Dominicana.

El ingreso es gratuito, y en el primer piso hay murales representativos de la historia de la ciudad y muy buenas vistas a la plaza.

No dejes de aprovechar el Walking tour nocturno gratuito, que sale todas las noches desde el Palacio Municipal. 

Qué hacer en Valladolid: Mercado Municipal

Nunca dejo pasar la oportunidad de darme una vuelta por los mercados en cada ciudad que visito. En un mismo lugar podemos aprender muchísimo sobre la cultura, gastronomía y tradiciones autóctonas, ya que mercados como el municipal de Valladolid no están orientados íntegramente al turismo sino que es donde la gente local compra.

Además de ser un muy buen lugar si querés llevarte algún recuerdo típico, también es como un parque de diversiones para los que nos encanta probar los auténticos platos regionales. Como verás en tu viaje si te gusta experimentar, la gastronomía mexicana es muchísimo más amplia de lo que generalmente se puede encontrar en los restaurantes mexicanos en el exterior, y las especialidades yucatecas son prueba de ello.

Algunos de los platos típicos de Valladolid y la península de Yucatán son los lomitos, el escabeche oriental, la sopa de lima y, para brindar, el licor xtabentún, hecho a base de anís y miel de abejas alimentadas con esta flor.

Qué hacer en Valladolid: Convento San Bernardino de Siena

Para continuar tu paseo por Valladolid, Yucatán, después de conocer el zócalo y el mercado municipal, te sugiero esta caminata al atardecer: desde la esquina conocida como “Las cinco calles”, muy cerca de la plaza, caminá por la famosa Calzada de los frailes, una pintoresca calle de coloridas casitas coloniales, hasta llegar al Convento San Bernardino de Siena.

Sigue viajando, descubre Todo lo que debes saber antes de viajar a Cancún: guía completa y los 12 lugares que ver en Cancún y Riviera maya.



Fue en este convento donde se establecieron los monjes franciscanos misioneros, construyendo este gran complejo que nos remonta al 1560. Al ver los gruesos muros y sus torres nos da la pauta de que no fue levantado solo para fines religiosos, sino que también serviría como fortificación defensiva.

Todos los días a las 9 de la noche hay una proyección gratuita de luces y sonidos sobre el edificio, contando la historia del convento y de la ciudad de Valladolid en Yucatán.

En el parque de la entrada están las letras de Valladolid, un clásico de todas las ciudades mexicanas.

Qué hacer en Valladolid, Yucatán y alrededores: los cenotes 

La Península de Yucatán es tierra de patrimonio de las culturas prehispánicas, famosas playas y también los cenotes. En ningún otro lugar del mundo la concentración de estas maravillas naturales es tan grande como en Yucatán, y en los alrededores de Valladolid hay muchos para que conozcas.

Es normal que hasta antes de viajar a México nunca hayas escuchado hablar de los cenotes: estos son pozos muy profundos inundados por el agua de lluvia y la corriente de ríos subterráneos, muchos de ellos interconectados entre sí y a su vez con el mar, formando enormes sistemas. Esta abundancia de agua subterránea es lo que permitió el desarrollo de las ciudades mayas.

El agua de los cenotes es en muchos casos extremadamente cristalina, pero tengo que advertirte también que puede estar muy fría. Esto hace que mucha gente visite los cenotes para sacar fotos más que para zambullirse.

Descubre también las islas de México, conoce lo qué hacer en Cozumel y los pueblos e cenotes de Bacalar.



Cenote Zaci

Antes dije que en los alrededores de Valladolid en Yucatán hay una gran cantidad de cenotes para visitar, ¡pero ni siquiera hace falta que salgas de la ciudad para encontrar uno!

En el centro mismo de Valladolid se encuentra el cenote Zaci, nombre que toma de la denominación de la ciudad antes de la llegada de los españoles. Como otros cenotes semiabiertos, el Zaci era una enorme cueva que se derrumbó parcialmente, quedando una parte cubierta por su techo y el resto abierto.

Como podrás imaginar, al estar en un lugar tan accesible, los fines de semana hay mucha gente. Si tenés la oportunidad, te recomiendo que evites ese momento y lo visites cuando las aguas están más calmas para poder disfrutarlo. No dejes que su ubicación céntrica te desmotive, porque es sin dudas una de las mejores cosas que hacer en Valladolid, especialmente los días de intenso calor.

No te pierdas los Mejores lugares para visitar en Querétaro: de la ciudad a la selva.

Cenotes X’keken y Samulá

A solo 7 kilómetros del centro de Valladolid están dos de los cenotes más famosos de Yucatán: X’keken y Samulá.

Al llegar al complejo podés optar por pagar la entrada individual o para ambos cenotes. X’keken es el más grande de los dos, conocido por sus puntiagudas estalactitas y por la pequeña abertura en su techo que permite el paso de los rayos de luz, además de por ser la casa de pequeños murciélagos, pero no te asustes, los peligrosos son los humanos, no ellos. El cenote de Samulá es similar, aunque algo más pequeño.

Contratar un guía no es necesario, así que si no querés este servicio dejalo claro desde el principio. Una queja muy frecuente de los turistas es que una persona los siguió contándoles sobre los cenotes, sin ellos habérselo pedido, y luego les exigió el pago por el servicio, aunque hayan sido solamente unos minutos.

Cenote Suytún



Otro de los mejores cenotes para visitar desde Valladolid, en Yucatán, es el cenote Suytún, a menos de 10 kilómetros de distancia de la ciudad. 

Es probable que ya hayas visto fotos de este cenote más de una vez, con parejas tomándose de las manos sobre una plataforma en medio del agua turquesa, y con un halo de luz que los ilumina. Todo tan perfecto que cuando estas fotos empezaron a hacerse virales en Instagram los turistas llegaron en masas buscando tener la misma.

Así es que la mayoría de los que visita el cenote Suytún lo hace exclusivamente para sacarse una linda foto. Lo que tenés que tener en cuenta es que para coincidir con el momento en que la luz pasa por la abertura del techo, deberías llegar por la mañana. De hacerlo por la tarde te encontrarás con que el interior es muy oscuro, aunque el lado positivo es que en este horario hay menos gente.

De todas maneras, creo que lo mejor es disfrutar del lugar sin obsesionarse con una foto, ya que esas que vemos tan seguido en redes sociales no reflejan en nada lo que realmente es el lugar.

Hay varios cenotes en las cercanías de Valladolid, como el cenote Oxmán y el famoso cenote Ik-kil, un poco más alejado a unos 40 km. Estos son dos de mis preferidos por la vegetación que los rodea, con lianas colgando hacia su interior.

Sigue conocendo los pueblos mágicos de México, descubre Qué hacer en OaxacaSan Cristóbal de las Casas y Morelos.

Valladolid, Yucatán y alrededores: Zona arqueológica Ek Balam



Mucho menos visitado que la zona arqueologica de Chichén Itzá, aunque más pequeño también, Ek Balam es uno de los sitios arqueológicos mayas mejor preservados. La buena noticia si estás en Valladolid, es que se encuentra a solamente media hora en auto.

Durante su apogeo, entre los años 770 a 840 aproximadamente, se calcula que llegó a ser una ciudad de hasta 20.000 habitantes, de los cuales el pequeño grupo que formaba la nobleza vivía en la Acrópolis, la estructura más grande del complejo todo.

Dentro de la Acrópolis, en el templo llamado El Trono, se encuentra la tumba del rey Ukit Kan Leʼk Tok. Los relieves que decoran su entrada, en excelente estado de conservación, son la característica más notable de Ek Balam.

A 1,5 kilómetros de las ruinas, siguiendo un camino sombreado, está el cenote Xcanche.

También te puedes interesar: ¿Qué hacer en Mérida? Los mejores lugares de la capital de Yucatán y Todo que hacer en Sayulita, Nayarit: playas, surf, caminatas y más

Qué hacer en Valladolid y alrededores: Zona arqueológica de Cobá



Otro de los sitios arqueológicos muy cercanos a Valladolid es Cobá, la cual también fue una de las ciudades mayas más importantes de la Península de Yucatán, llegando a estar poblada hasta por 50.000 habitantes.

La gran estrella del complejo es la Pirámide Nohuch Mul, que es la segunda pirámide más alta construida en la Península de Yucatán por esta civilización, con 42 metros de altura. Tras subir los 120 escalones hasta la cima, te vas a encontrar con el Templo al Dios Descendente y, la gran retribución: una vista espectacular hacia todo el complejo y la selva que lo rodea.

Se calcula que para el año 1000 Cobá habría entrado en una larga disputa de poder con Chichén Itzá, resultando finalmente vencida. Esto hizo que su importancia política fuera decreciendo y con el tiempo sería abandonada. Fue recién en el Siglo XX cuando empezaron a realizarse estudios arqueológicos para redescubrir lo que la naturaleza había cubierto, convirtiéndose con el tiempo en uno de los principales atractivos turísticos de la Península de Yucatán. Si el complejo te parece grande, pensá que solamente fue explorado poco más del 10%.

Las ruinas de Cobá también están muy cercanas a Tulum, un lugar fantástico para explorar la Riviera Maya. Si tu plan es incluir esa zona de la Península de Yucatán en tu itinerario, te recomiendo leer estos artículos:

Si quieres pasar un tiempo explorando la Riviera Maya, hay muchas oportunidades de voluntariados en Tulum.

Valladolid, Yucatán y alrededores: Chichén Itzá



Otra de las excelentes razones para elegir a Valladolid como tu base para recorrer el interior de Yucatán, es su cercanía con uno de los sitios arqueológicos más famosos del mundo; a solo 45 minutos se encuentra la monumental ciudad maya de Chichén Itzá.

Chichén Itzá es el mejor ejemplo del encuentro entre las culturas maya y tolteca que sucedió en Yucatán, algo que queda en evidencia tanto en la arquitectura de sus templos como también en la mitología. La deidad central del sitio es Kukulkán, representación maya de la serpiente emplumada Quetzacóatl, dios adorado por los toltecas.

Es el Templo de Kukulcán la imagen más conocida de Chichén Itzá, elegido como una de las 7 Maravillas del Mundo Moderno. Pero esto no quiere decir que estar frente a esta imponente pirámide sea lo único que justifique tu visita, porque en este enorme recinto podés pasar varias horas descubriendo los templos, observatorios, tumbas, juegos de pelota y detalles ornamentales, como los que forman la Plataforma de los cráneos.

Otro de los lugares que te transportarán imaginariamente a la época de apogeo de Chichén Itzá, es el Cenote Sagrado. Considerado por sus habitantes como una de las entradas principales al inframundo, era un sitio de peregrinación y en el que se realizaban rituales al Dios de la lluvia. Los objetos y huesos encontrados en su lecho demostraron que se llevaban a cabo sacrificios humanos, principalmente de niños, relacionados al mito de la creación.



Como vimos en esta guía sobre qué hacer en Valladolid en Yucatán, su ubicación estratégica hace que además de ser una hermosa ciudad para visitar, también sea un excelente punto para recorrer de forma independiente muchos puntos interesantes del interior de la Península de Yucatán.

Si te gusta la idea de frenar por un tiempo, no dejes de ver todas las opciones de voluntariados en Valladolid. Sigue leyendo y viajando por los pueblos mágicos de México, vea nuestros artículos: 



Deja tu comentario aquí

Escriba aquí sus preguntas y saludos al autor


Más sobre el tema