Viajando gratis como voluntaria. ¿Es posible?

Cuando pensamos en viajar, lo primero que se nos viene a la cabeza es “necesito dinero”. Y por un lado puede ser cierto. Dependiendo de qué tipo de viaje quieras hacer, puedes llegar a necesitar mucho, o nada de dinero. ¿Me creerías si te digo que es posible viajar gratis como voluntario? A continuación te cuento cómo hice yo durante 4 meses para viajar como voluntaria con alojamiento y desayuno totalmente gratis.


7e75d5aa3b1241a832d5aef6326be780

Eve

Argentina, diseñadora y travel blogger. Viví en España, Australia, México e Italia. Ahora viviend...

+ Ver mas

Sep 07, 2018

1. La primera vez como voluntaria en un hostel

Mi primera experiencia como voluntaria fue hace menos de un año en Playa del Carmen, México.

Llegué con la idea de quedarme unos pocos meses. Tenía algo de dinero ahorrado, pero quería gastar lo menos posible para seguir viajando.

México no es un país muy costoso, pero en temporada alta el precio de los alojamientos puede llegar a aumentar el doble de lo normal.

Yo llegué en Noviembre, y ya todo empezaba a subir de precio porque como imaginan, en Diciembre mucha gente decide ir a pasar las fiestas al Caribe (buena idea, ¿no creen?).

En ese momento yo no conocía Worldpackers, así que reservé un par de noches en un hostel muy céntrico. Y casualmente, estaban buscando un voluntario para estar en la recepción algunas horas a la semana.

Acepté ser voluntaria y el hostel pasó a ser mi nuevo hogar. De esta forma, pude estar en Playa del Carmen durante tres meses con alojamiento y desayuno gratis, incluso en los días de Navidad y Año nuevo, cuando una cama en un hostel cuesta carísimo, ¡y yo la tenía gratis!

El único problema es que no había un acuerdo de por medio, no estaban bien claras las reglas ni los beneficios que teníamos como voluntarios. Tampoco habíamos acordado el tiempo que debía quedarme.

Decidí que quería irme en enero a Europa, y a pesar de que le avisé con algún tiempo de anticipación al encargado del hostel, no lo tomó muy bien porque justo estaban en temporada alta y había mucho trabajo.

Para evitar problemas, me tomé el trabajo de buscar a otra voluntaria que me reemplazara, tarea que no me correspondía, pero no quería generar problemas al irme. Por suerte todo salió bien y hasta el día de hoy sigo en contacto con mis ex compañeros y huéspedes que conocí en el hostel.  

Viajar gratis como voluntario em Mexico

2. Viajando gratis por Europa

Me gustó tanto ser voluntaria en México que pensé que debía haber una forma de hacer esto en todo el mundo.

Me puse a investigar en internet y di con Worldpackers. Me di cuenta que era la mejor manera de viajar gratis siendo voluntario, con un acuerdo previo y evitando cualquier mal entendido.

Apliqué a un hostel en Londres, y a los pocos días me aceptaron. Me esperaba un nuevo hogar: New Cross Inn Hostel, donde conviví durante un mes con voluntarios de México, España, Australia, Holanda, Brasil y Portugal.

El trabajo como voluntario consistía entre 16 y 20 horas semanales, con 3 días libres. Las tareas incluían hacer las camas de las habitaciones, limpiar las áreas comunes, preparar el desayuno para los huéspedes, hacer las compras, y algunos voluntarios que estaban hace más tiempo también estaban en recepción.

A mi modo de ver, el trabajo era bastante sencillo y muy llevadero. No eran muy exigentes con la cantidad de horas, así que si terminábamos nuestras tareas antes, quedábamos libres. Lo importante era terminar nuestro trabajo en tiempo y forma.

Los días libres cambiaban cada semana, lo cual me parecía genial porque esto hacía que no sea un trabajo tan rutinario. Normalmente todos teníamos las tardes libres, así que casi siempre organizábamos alguna actividad juntos como un picnic, una cena, noche de películas, incluso salíamos de fiesta algunas veces.

A cambio de estas pocas horas de trabajo, los voluntarios no sólo teníamos una habitación donde dormir, sino también el desayuno gratis y súper completo: café, té, leche, jugo, avena, cereales, fruta, pan, huevos, y más.

Y no sólo eso, también podíamos usar la lavandería sin cargo, y obviamente teníamos sabanas y toallas a nuestra disposición. Esto último parece una tontería, pero si no lo saben muchos hostales cobran un cargo extra por las sabanas y las toallas.

Además, obviamente podíamos usar la cocina para preparar nuestra comida, lo cual es también muy importante si uno quiere gastar lo menos posible para seguir viajando.

Amigos en Londres

3. Por qué voluntariar en hostels?

Lo que más me pareció interesante de ser voluntario en un hostel, es poder interactuar con gente de todo el mundo. No sólo con mis compañeros, sino también con los huéspedes.

Y hay algo que me gusta mucho de vivir en un hostel: la mayoría de la gente está de vacaciones, entonces se genera una atmósfera más relajada. Nadie anda estresado, nadie anda a las apuradas, todos tienen tiempo para compartir un café, conversar, incluso nos tomábamos el tiempo de practicar otros idiomas.

A pesar de tener que cumplir un horario de trabajo, no sentía realmente que estaba trabajando, sentía que estaba de vacaciones. Tenía mucho tiempo libre, el cual aproveché para conocer gente, salir a recorrer la enorme ciudad, sacar muchas fotos, salir de fiesta, estudiar y trabajar en mi blog, entre otras cosas.

¿Todo esto sería posible sin ser voluntario?

Claro que sí, pero habría que gastar una enorme cifra en alojamiento y desayuno, con la cual honestamente yo no contaba.

Londres es una ciudad muy cara, principalmente cuando hablamos de alojamiento. Siendo voluntaria a través Worldpackers pude ahorrarme aproximadamente 800 libras y a cambio vivir en una hermosa ciudad durante un mes, conocer muchos lugares, visitar museos muy interesantes, (¿sabías que en Londres los museos son gratis?) hacer amigos internacionales, y llevarme los mejores recuerdos.

Y lo mejor de todo es que me sentí segura y acompañada mucho antes de comenzar el viaje. Ya sabía a dónde iba, había leído reseñas sobre otros voluntarios que estuvieron en el mismo hostel, e incluso no tenía que preocuparme por dar aviso antes de irme.

Ya conocía mis obligaciones y los beneficios que obtenían los voluntarios, así que no tenía que preocuparme por nada, simplemente viajar y disfrutar de la aventura.

Además de todo esto, cuando ya estaba por viajar a Londres, comenzaron a llegarme mensajes de anfitriones de Worldpackers de varias partes del mundo, comentándome que les gustaba mi perfil y que era bienvenida para ser voluntaria.

Aunque todavía no decido a dónde viajar, ya tengo propuestas para ser voluntaria y vivir gratis en otras ciudades del Reino Unido, España, Portugal, Italia ¡e incluso Costa Rica! Me encanta viajar gratis como voluntaria, y seguramente lo volveré a hacer muy pronto.


7e75d5aa3b1241a832d5aef6326be780

Eve

Argentina, diseñadora y travel blogger. Viví en España, Australia, México e Italia. Ahora viviend...

+ Ver mas

Sep 07, 2018


¿Te gusta? No te olvides de dejar Eve saber :-)


Deja tu comentario aquí

Escriba aquí sus preguntas y saludos al autor