Guía para visitar la Zona Arqueológica de Teotihuacán, en México

En esta guía vamos a descubrir la famosa Zona Arqueológica de Teotihuacán: qué visitar, cómo llegar, dónde alojarte para visitar las pirámides y mucho más.

9min

zona-arqueologica-de-teotihuacan

Hablar de viajar a México es instantáneamente pensar en playas, gastronomía, festivales coloridos y, sin dudas, pirámides monumentales construidas por sus civilizaciones prehispánicas. Uno de los lugares emblemáticos de México es la Zona Arqueológica de Teotihuacán, la más visitada del país junto a Chichén Itzá.

La “Ciudad de los dioses”, por su nombre en náhuatl fue una de las urbes más grandes de Mesoamérica, que llegó a su máximo esplendor durante el Período Clásico (Siglos III al VII) con una población que se calcula llegó hasta alrededor de 100.000 habitantes. 

No se sabe exactamente qué civilización fue la originaria de este enorme complejo que actualmente está declarado Patrimonio de la Humanidad, pero lo que sí se conoce es que fue una ciudad en la que convivieron varios grupos étnicos al mismo tiempo.

Su cercanía con la capital de México y otras grandes ciudades como Puebla y Pachuca hacen que sea un destino extremadamente popular. Pero es, por sobre todas las cosas, su imponente presencia e importancia histórica lo que le da su fama.

Una de mis principales recomendaciones para evitar las aglomeraciones de gente es que intentes llegar lo más temprano posible y que evites los domingos, cuando es gratis para los mexicanos. 

Si estás planeando tu primer viaje a México, te interesará leer mis 10 consejos para viajar sola a México y los consejos para viajar barato por México.

Dónde alojarse para visitar la Zona Arqueológica de Teotihuacán


Zona Arqueológica de Teotihuacán

La Zona Arqueológica de Teotihuacán está a solo 50 kilómetros de Ciudad de México, por lo que la mayoría de los visitantes llegan como un paseo desde la capital mexicana. 

Aquí es donde encontrarás más opciones de alojamiento, entre ellas varias oportunidades de voluntariados en CDMX

Pero esta no es la única posibilidad, porque si preferís estar en un lugar más tranquilo, o más cerca de la zona arqueológica para llegar apenas abre sus puertas, también podés alojarte en alguno de los pueblos que están a su alrededor.

Algunas opciones son San Sebastián de Xolalpa, San Juan de Teotihuacán o San Martín de las Pirámides. Desde esto lugares podrás acceder a las pirámides caminando.

La Guía para visitar Ciudad de México te ayudará a planificar tu viaje.

Voluntariados en Teotihuacán y Ciudad de México


cosas para ver en Teotihuacán

En la plataforma Worldpackers hay varias oportunidades de intercambio de trabajo por alojamiento, tanto en CDMX como en uno de los pueblos que están en la Zona Arqueológica de Teotihuacán.

Desde ayudar a preparar el desayuno o tragos en un hostel hasta dar una mano en un refugio de animales, hay muchas opciones para hacer voluntariados en Ciudad de México

Hacer un intercambio de estos te permitirá quedarte varias semanas en la ciudad sin preocuparte por el principal gasto que se tiene en viaje: el alojamiento. 

Además de que, siendo un destino tan popular, podrás conocer viajeros que llegan de todo el mundo, practicar idiomas, aprender nuevas habilidades y tener tiempo libre para conocer esta inmensa ciudad llena de atractivos turísticos. En definitiva, es ideal para quienes estamos en un viaje mochilero.

Si ya conocés la Ciudad de México, o sos de las que prefiere estar en lugares más pequeños, también hay oportunidades de voluntariados en Teotihuacán.

Si nunca fuiste parte de un voluntariado con Worldpackers y te interesa saber más, te recomiendo leer estos artículos:

¿Cómo llegar a la Zona Arqueológica de Teotihuacán desde Ciudad de México?


pirámides de Teotihuacán

Si bien hay muchos tours organizados, llegar a la Zona Arqueológica de Teotihuacán desde CDMX en transporte público es muy fácil y económico.

Lo primero que tenés que hacer es llegar a la Terminal Central de Autobuses del Norte, a la que llegarás con la línea amarilla del metro, bajando en la estación de mismo nombre. 

Dependiendo de la zona de la ciudad en la que estés, es posible que tengas que combinar líneas más de una vez. Y si al llegar a México querés ir directamente a Teotihuacán sin pasar por la ciudad, también podés hacerlo, ya que la línea amarilla pasa por el Aeropuerto Benito Juárez.

Otra opción es tomar la línea 1 de trolebús que sale desde la Terminal Central de Autobuses del Sur.

Una vez en la terminal de autobuses, busca la sala 8, que es donde se venden los billetes de bus a Teotihuacán. Estos llevan un cartel que dice “Pirámides”.

El recorrido desde CDMX hasta Teotihuacán dura alrededor de una hora y los servicios son frecuentes desde las 6 AM, cada 20 minutos aproximadamente.

Qué ver en la Zona Arqueológica de Teotihuacán

La antigua ciudad de Teotihuacán se expandió por alrededor de 20 kilómetros, pero lo que está abierto al público es la zona de las principales estructuras que se levantaron en ella, a lo largo de los dos kilómetros que se extiende la Calzada de los Muertos.

La Pirámide del Sol y la Pirámide de la Luna son sin dudas las dos construcciones más imponentes de la Zona Arqueológica de Teotihuacán, pero hay mucho más por descubrir para quienes tienen tiempo de recorrerla sin apuros.

Pirámide del Sol


visitar Teotihuacán

La Pirámide del Sol no solamente es la estructura más grande de la Zona Arqueológica de Teotihuacán, sino que con 225 metros de largo por lado es también la tercera pirámide más grande del mundo, después de la de Keops, en Egipto, y la de Cholula, también en México. 

Con este dato podés tener una mejor idea de la importancia que tuvo en su momento esta ciudad.

Se cree que su construcción data del año 200. El nombre se lo dieron los aztecas, quienes llegaron a la ciudad siglos después de que esta fuera abandonada. La destrucción del templo que estaba en la cima antes de que se hicieran estudios arqueológicos no permite que se conozca a qué Dios estaba dedicada.

Son 238 empinados escalones los que te llevarán hasta la cima, desde donde tendrás una excelente vista panorámica. Como sucede en otras pirámides similares, lo más complicado no es subir, sino bajar, pero seguramente lo harás con una sonrisa bien grande después de lo que verás.

Pirámide de la Luna


que ver en la pirámides de Teotihuacán

En el extremo norte de la Calzada de los Muertos (la avenida central de Teotihuacán) está la Pirámide de la Luna, construida imitando en forma al cercano Cerro Gordo.

Más chica en dimensiones que la Pirámide del Sol, pero con casi la misma altura por estar construida en un terreno más elevado, esta pirámide te da la mejor vista panorámica del complejo, y las mejores fotos, ya que vas a poder tomar también a la pirámide mayor.

La Pirámide de la Luna fue construida recubriendo una estructura anterior que tenía un templo en la cima donde se realizaban ceremonias a la diosa de la luna, y de ahí su nombre.

Frente a la pirámide está la Plaza de la Luna con doce plataformas. Se cree que este espacio tenía un uso astronómico, por la importancia del número trece (doce plataformas más la pirámide) en el calendario ritual de las civilizaciones de la zona.

La Ciudadela

Siguiendo la Calzada de los Muertos hasta el extremo sur, vas a llegar a la Ciudadela, un amplio complejo cuadrangular con varias construcciones, donde la principal es el Templo de la Serpiente Emplumada.

Esta parte de la ciudad era la más importante a nivel político, cultural y económico, y donde se cree que vivía la elite de Teotihuacán. Hasta la construcción de la ciudadela entre los años 150 y 250, el centro de Teotihuacán era la Pirámide del Sol.

Puedes interesarte también: ¿Qué hacer en Mérida? Los mejores lugares de la capital de Yucatán 

Templo de la Serpiente Emplumada


que hacer en Teotihuacán

No será la estructura más grande de la Zona Arqueológica de Teotihuacán, pero sí la más ornamentada.

Entre los magníficos relieves está la representación de la serpiente emplumada que le da el nombre al templo. Estas son de las más antiguas que se conozcan a esta deidad tan importante para la cultura mesoamericana.

La otra criatura que está representada en los lados de la pirámide, alternando con la serpiente emplumada, se cree que es Tlaloc, dios de la lluvia, los rayos y los terremotos. 

Esta deidad es otro de los legados mitológicos que tomaron de los teotihuacanos las siguientes civilizaciones de Mesoamérica, como los mayas y los aztecas.

Las excavaciones encontraron más de cien cuerpos humanos enterrados, por lo que se pudo saber que la Pirámide de la Serpiente Emplumada era un lugar en el que se hacían sacrificios.

Palacio de Tepantitla

¿Querés ver un mural de 1600 años de antigüedad dedicado al Dios Tlaloc? El Palacio de Tepantitla es el refugio de esta pieza única, conocida como “Paraíso de Tlaloc” (Tlalocan).

No se sabe con exactitud a quién perteneció este palacio; algunas teorías dicen que era la casa de un sacerdote o la de un importante aristócrata. 

Lo que sí sabemos es que en su interior hay restos de obras de arte sin igual en la Zona Arqueológica de Teotihuacán, entre las que se destaca especialmente la que representa al mundo reinado por el Dios de la lluvia, al que solo accedían quienes morían ahogados, por el impacto de un rayo o por causas relacionadas al agua. 


cosas para ver en Teotihuacán

Estas figuras son las que bailan y juegan, tan detalladas que hasta se pudo ver que cada una del mural es distinta. Hay un grupo participando en un juego de pelota, otros cazando mariposas y hasta un dentista extrayendo un diente.

El Palacio de Tepantitla está en la parte norte del complejo, a 500 metros de la Pirámide del Sol, y a pesar de tener este maravilloso mural, muchos lo pasan por alto por falta de tiempo (o de conocimiento).

Palacio de Quetzalpapálotl

La ubicación de este palacio - con entrada sobra la Calza de los Muertos - y los murales encontrados, hablan de que seguramente haya sido la residencia de algún alto cargo de la ciudad, como pudo haber sido un sacerdote importante.

El nombre, casi impronunciable para los que no hablamos náhuatl, viene de las aves mitológicas esculpidas en los pilares que están en el patio (quetzalli = pluma preciosa, papálotl = mariposa).

Detrás de este palacio está el Palacio de los Jaguares, donde hay murales de felinos emplumados y del Dios de la lluvia (Tlaloc). Desde el patio de este palacio podés entrar al subterráneo Templo de los Caracoles Emplumados.

Museos

Con tu entrada a la Zona Arqueológica de Teotihuacán también tenés acceso a dos museos: el Museo del Sitio, ubicado en el interior del complejo, al sur de la Pirámide del Sol; y el Museo de los Murales Teotihuacanos, cruzando la calle de la Pirámide de la Luna.

En el Museo del Sitio hay representaciones en realidad virtual de cómo era la ciudad de Teotihuacán en su momento de gloria, y piezas encontradas en las excavaciones, entre las que se exhiben esqueletos humanos, como muestra de las creencias y ritos que se practicaban.


pirámides de Teotihuacán

Horario de apertura y cierre: el complejo abre sus puertas a las 9 AM (salvo que vayas en un tour del amanecer). Actualmente, por la situación de la pandemia de Covid-19, el horario de cierre es a las 3 PM y el aforo está limitado al 30%.

Precio de la entrada: 80 pesos mexicanos.

Mis recomendaciones para conocer ese museo es intenta ir apenas el complejo abre sus puertas, para evitar el horario de mayor calor y con más gente. En lo posible, visita Teotihuacán un día de semana, y tené en cuenta que los domingos es gratis para los mexicanos.

Llevá mucha agua, protector solar y gorra, porque en la zona de las pirámides hay muy poca sombra.

Otro consejo es que en la entrada de las puertas 1 y 5 hay lugares para comer, pero también podés ingresar al complejo con tu propia comida.

Muchos turistas hacen una corta visita a este Patrimonio de la Humanidad, pasando por las pirámides principales pero sin tiempo para disfrutar de la maravilla que los rodea. 

La Zona Arqueológica de Teotihuacán es uno de esos lugares en los que la cantidad de gente que lo visita puede abrumarte por momentos, pero si te tomás un momento para sentarte tranquila y apreciarla, seguramente te hará viajar en el tiempo.



Deja tu comentario aquí

Escriba aquí sus preguntas y saludos al autor

Más sobre el tema