Que ver en Mendoza viajando como un local (consejos de 2 argentinos)

Esta guía sobre qué ver en Mendoza es lo que necesitas para organizar tu viaje. Te contamos los principales destinos de una provincia que es mucho más que buen vino.

10min

que-ver-en-mendoza

Mendoza es sinónimo de vino de clase mundial, algo que atrae a los turistas a visitar la provincia por unos días, haciendo un recorrido por los viñedos, y luego seguir viaje para otra parte de Argentina.

Es verdad que los vinos mendocinos tienen su reputación bien ganada por su calidad y precio, pero quedarte solamente con esto sería perderte una gran variedad de opciones que te da la provincia, desde el pico más alto del mundo fuera de los Himalayas hasta relajarte en termas naturales con vista a la Cordillera de los Andes.

Para que conozcas estas posibilidades, en este artículo hacemos una introducción sobre qué ver en Mendoza, enfocándonos en los principales destinos.

Si querés pasar unas semanas en Mendoza, te recomiendo ver la posibilidad de hacer voluntariados en Mendoza, ya que es una manera ideal de conectar de una forma más cercana con los lugares que visitás, conocer a otros viajeros y ahorrar.

Qué ver en Mendoza: Ciudad de Mendoza

La capital de la provincia de Mendoza es uno de los principales destinos turísticos de Argentina, no tanto por la ciudad en sí, sino por la gran cantidad de actividades por el día que se pueden hacer en los alrededores.

Algunas de las excursiones que podés hacer alojándote en Mendoza como base, es a lugares como las termas de Cacheuta, el Circuito de Alta Montaña que se adentra en la Cordillera de los Andes hasta llegar a la frontera con Chile a casi 4000 metros de altura, y recorrer los viñedos de donde sale el mundialmente reconocido malbec.



En cuanto a la ciudad, a pesar de estar ubicada en una zona desértica, el gran sistema de irrigación artificial hace que sea una ciudad muy verde. 

Una recomendación: llevá crema y manteca de cacao porque el clima es muy árido y lo vas a sentir en la piel apenas llegues. Por la noche, la avenida Arístides Villanueva es el principal punto de salida, con una gran cantidad de cervecerías y restaurantes.

Con todas estas opciones, y más que hay para explorar, la ciudad de Mendoza es un lugar excelente para pasar varios días (o semanas). Para ahorrar en alojamiento mientras recorrés, te recomiendo que veas todas las oportunidades de hacer work and travel en Mendoza que hay a través de Worldpackers.

Qué ver y hacer en Mendoza: degustación en los viñedos



Si te gusta el vino de calidad, Mendoza es tu lugar en Argentina. Algunas de las bodegas más exclusivas del mundo se encuentran en esta provincia, entre otras de pequeña producción que ofrecen visitas guiadas y degustaciones

El vino más buscado por los extranjeros y emblema nacional es el malbec, ya que el 75% del cultivo mundial de esta uva se encuentra en Argentina.

Algo que llama mucho la atención a los extranjeros es el precio de las botellas, ya que por lo que en Europa, Norteamérica o Asia pagarían por un vino de baja calidad en Mendoza se llevan productos de primer nivel.

Muchos turistas elijen hacer un tour de bodegas por medio de alguna agencia para poder tomar tranquilos, pero también podés recorrerlos por tu cuenta. Alquilar una bicicleta es una buena opción, ¡pero cuidado si hacés varias catas porque puede convertirse en una actividad de alto riesgo!

Luján de Cuyo, Maipú y el Valle de Uco son tres de las principales zonas vitivinícolas de la provincia. Podés llegar en transporte público hasta las principales localidades de estas zonas y pedir un mapa de bodegas en los centros de información turística para armar tu propio recorrido.

No solo la calidad de sus vinos hacen tan especiales a los viñedos de Mendoza, sino también la ubicación. Tomarse una copa de malbec con unos quesos rodeado del paisaje cordillerano, es un placer impagable.

Además de las opciones de alojamiento, en Luján de Cuyo también podés hacer voluntariados.

Qué ver en Mendoza: Circuito de Alta Montaña



Una larga excursión de día completo te llevará desde la ciudad de Mendoza hasta la frontera con Chile a casi 4000 metros de altura, transitando el imponente paisaje de la Cordillera de los Andes.

Para hacer este circuito no es necesario que contrates un tour en una agencia de viajes, ya que se puede hacer en transporte público o, mejor aún, con tu propio vehículo. Las principales paradas a lo largo del recorrido son las siguientes:

1. Termas de Cacheuta

Dejando atrás la ciudad para empezar a surcar la precordillera, las Termas de Cacheuta son el primer punto popular de este camino.

Si bien está en la ruta por la que se hace el circuito de Alta Montaña, generalmente este parque de piletas de agua termal natural con vista a las montañas no es incluido dentro del recorrido ya que se necesita tiempo para disfrutarlo, con lo que no alcanzaría para completar el circuito.

En mi caso, haciendo todo en transporte público y a dedo desde la ciudad de Mendoza, elegí hacer un día las Termas de Cacheuta y Potrerillos, y otro día las siguientes paradas.

2.  Uspallata



Acá es donde el camino se divide: continuando por la Ruta 7 se llega a la frontera con Chile, mientras que la 149 te lleva hacia la Provincia de San Juan. 

Si tenés tiempo, es un pueblo ideal para frenar unos días y disfrutar de las noches plagadas de estrellas.

Uspallata es famosa por sus montañas multicolores (el Cerro Siete Colores está a ocho kilómetros), ruinas jesuíticas, los petroglifos indígenas que se ven desde los alto del Cerro Tunduqueral y, especialmente, por ser considerado uno de los centros energéticos más importantes del mundo

Hasta acá llegaron los Incas, quienes lo consideraron un valle sagrado, y mucho tiempo después el equipo de filmación de la película Siete años en el Tíbet, con Brad Pitt y cientos de monjes budistas tibetanos.

3. Potrerillos

A pocos kilómetros de las Termas de Cacheuta está Potrerillos, un pequeño pueblo famoso por el lago de agua turquesa que se forma en el Dique Potrerillos. 

Si llegás un fin de semana vas a compartir el lugar con varias familias y grupos de amigos.

4. Puente del Inca



El puente natural formado sobre el río Las Cuevas es uno de los lugares más fotografiados de toda la provincia. 

A ambos márgenes del río, el agua termal cargada de minerales tiñe la roca de color cobrizo, dándole al paisaje un fuerte contraste con la nieve de los altos picos de la Cordillera. 

Y para sumarle más espectacularidad, entre la piedra están las ruinas de un antiguo hotel termal, construido a principios del siglo XX y destruido por un alud en 1965.

5. Mirador Aconcagua

Muy cerca del Puente del Inca está una de las entradas al Parque Provincial Aconcagua

Desde la entrada podés hacer una corta caminata hasta este mirador en el que vas a tener una maravillosa vista al punto más alto del mundo fuera los Himalayas (6962 mts.).Si seguís medio kilómetro más vas a llegar a la Laguna de Horcones (más abajo los detalles).

Recorrer el Circuito de Alta Montaña en invierno hace que el paisaje completamente nevado sea de lo más fotogénico, pero también es muy probable que frene tus planes en este punto.

En caso de hacerlo en esta época, llevá buen abrigo porque si no lo vas a sufrir… te lo digo por experiencia propia.



6. Las Cuevas

La última parada en el circuito es la frontera con Chile. Si el clima te lo permite, no dejes de ir hasta el Cristo Redentor, siguiendo un camino de ripio de ocho kilómetros que te va a llevar hasta los 3850 msnm. 

Incluso si hacés el recorrido en verano, el viento en este lugar es muy fuerte y la temperatura varios grados más baja.

El monumento fue puesto en 1904 para conmemorar el fin pacífico de la disputa entre Argentina y Chile por la delimitación fronteriza, que estuvo a punto de terminar en una guerra.

Para llegar hasta el monumento, hay camionetas 4x4 que salen continuamente desde la parada de bus de Las Cuevas.

Qué ver en Mendoza: Parque Provincial Aconcagua

No es necesario que seas un alpinista buscando hacer cima del Aconcagua para poder disfrutar del parque, ya que hay varios senderos que no son de mucha dificultad.

Desde la Ciudad de Mendoza son cuatro horas en micro (bus) hasta la entrada al parque. 

Si pensás hacer la visita por el día a Confluencia, es importante que salgas con el primer micro de la mañana (6 AM días de semana, 7 AM fines de semana) para poder aprovechar mejor el tiempo. Las caminatas más populares son las siguientes:



7. Laguna de Horcones

Es una caminata corta, de solamente una hora, que generalmente hacen los que frenan como parte del Circuito de Alta Montaña por falta de tiempo para adentrarse más en el parque. 

En el camino vas a pasar por la Laguna Espejo, el mirador del Aconcagua y la Laguna de Horcones.

8. Confluencia

Si tenés un día completo, te recomiendo que hagas esta caminata. La primera parte del sendero es la misma que el anterior, hasta llegar a la Laguna de Horcones. 

Una vez ahí, podés seguir por el Valle de Horcones hasta la Base Confluencia, a 3500 msnm, lugar de acampe con baños donde pasan la noche los que siguen hacia la base del Aconcagua.

La caminata lleva de 3 a 5 horas por tramo, dependiendo de tu estado físico y cuántas veces frenes en el camino. 

No es un sendero difícil, pero al ser en subida puede resultarte agotador si no estás acostumbrado. Es fundamental que lleves buen calzado y mucha agua.

9. Plaza Francia

Si querés llegar hasta los pies del Aconcagua, entonces este es el sendero que tenés que seguir. Para eso vas a necesitar tres días y mucha energía.

Después de pasar la primera noche en Confluencia, el segundo día es una caminata de aproximadamente 5 horas por tramo hasta Plaza Francia (4250 msnm), la base del cerro para los que escalan la cara sur, la más difícil del Aconcagua.

De vuelta en Confluencia vas a pasar la segunda noche para terminar el sendero al día siguiente. Si no estás en buenas condiciones físicas, no te aconsejo que hagas este trekking.

Toda la información sobre los senderos y reserva online para los trekking de más de un día, en la página oficial del Parque Provincial Aconcagua. No olvides llevar tu documento o pasaporte para poder ingresar al parque.

Por razones sanitarias, actualmente es necesario reservar un turno de visita y pagar la entrada al parque de forma online. Esto puede cambiar en un futuro.

Qué ver en Mendoza: San Rafael y Cañón del Atuel

La segunda ciudad más grande de la provincia es un excelente lugar para hacer base y recorrer la naturaleza que la rodea.

Mientras estés en la ciudad, te recomiendo que visites el Laberinto de Borges, un hermoso lugar cargado de simbología borgeana para recordar a uno de los escritores más famosos del mundo.

San Rafael es una de las tres principales regiones vitivinícolas de Mendoza, con más de cincuenta bodegas como la de la Familia Bianchi, pero las actividades para hacer no se terminan en degustar unas buenas copas de tinto. 

10. Cañón del Atuel



El río Atuel es muy popular para hacer descenso de rápidos en verano, y el Embalse El Nihuil con sus dunas de arena es otro lugar con una enorme oferta de actividades al aire libre. Pero sin dudas el lugar más fotografiado de esta zona es el imponente Cañón del Atuel.

El angosto cañón formado por el surco del río Atuel empieza en el Embalse El Nihuil, para desembocar en el Embalse Valle Grande, la gran estrella de la región. 

Para tener una excelente vista, te recomiendo que hagas la caminata hasta el Mirador de los Cóndores (una hora aprox.), ya que está en un punto más alto que los miradores del costado de la ruta. 

Y para disfrutar del embalse, para mí lo mejor es alquilar un kayak o un bote y recorrerlo tranquilo a remo.

11. Represa Los Reyunos

La visita al Cañón del Atuel te va a llevar un día completo. 

Si tenés más tiempo en San Rafael, podés visitar la Represa Los Reyunos, alimentada por el río Diamante y en la que se forma un hermoso lago de agua color turquesa. Es ideal para un baño si estás en verano.

12. El Sosneado

A 150 kilómetros de San Rafael y a los pies de la Cordillera de los Andes, está El Sosneado, un pueblo rodeado de cuevas, volcanes inactivos y aguas termales

En las afueras del pueblo están las ruinas del antiguo Hotel Termal, pero no creas que vas a ver un edificio venido abajo y nada más, sino que lo mejor es que las piletas naturales de agua termal todavía están ahí, esperando a los visitantes.



Estos lugares que vimos son solamente una sugerencia basada en los principales destinos turísticos de Mendoza, pero las posibilidades son mucho más amplias; otros destinos como Malargüe o el centro de esquí de Las Leñas también podrían estar en tu radar. 

Elegir qué ver en Mendoza depende de muchos factores, como tus intereses, presupuesto y tiempo de estadía.

Hacer un voluntariado en Argentina con Worldpackers te permitirá conocer más a fondo esta provincia que, por muy buenas razones como las que vimos, es una de las más buscada por el turismo. Para seguir viajando por Argentina, no te pierdas esta guía de que hacer en Rosario, Santa fe!



Leave your comment here

Write here your questions and greetings to the author



More about this topic