Intercambio de trabajo - Tailandia - Heide Dyan

En esta guía, aprenderás

  • Qué es el Intercambio de Trabajo
  • Cómo funciona
  • Qué tipo de ayuda puedo ofrecer
  • Qué recibo a cambio
  • Qué no está incluido en el intercambio
  • Por qué hacer un viaje de Intercambio de Trabajo
  • Cómo organizar un Intercambio de Trabajo

¿Qué es el Intercambio de Trabajo?

Un viaje de Intercambio de Trabajo, también conocido como Work Exchange o Volunturismo, consiste en intercambiar algunas horas de ayuda por alojamiento. Es decir, echas una mano a un anfitrión que está buscando ayuda por unas cuantas horas a la semana a cambio de tu estadía y de otros beneficios.

Los lugares que aceptan este tipo de intercambio son de lo más variado, no hay límites. Hostales, posadas, campings, ONGs, proyectos sociales, haciendas, ecoaldeas, restaurantes y hasta pequeñas empresas reciben viajeros de todo el mundo a través del Work Exchange.

¿Cómo funciona?

El Intercambio de trabajo se basa en el concepto de intercambio y colaboración entre una persona a la que le gustaría ofrecer ayuda durante su viaje y otra a la que le gustaría recibir apoyo en una actividad específica.

Como viajero, puedes ofrecer las habilidades que se te den bien o que quieras mejorar a un anfitrión que las necesite. A cambio, recibirás alojamiento durante el periodo que te hayas propuesto ayudarle, además de otros beneficios (que pueden variar de acuerdo al anfitrión), como comidas, descuentos en fiestas y excursiones, clases de idiomas, etc.

Este vídeo explica cómo funciona el intercambio de trabajo y Worldpackers:

¿Qué tipo de ayuda puedo ofrecer?

Desde habilidades más técnicas y específicas hasta las más generales, hay infinidad de formas de ayudar para que puedas hacer un viaje de Intercambio de trabajo. Entre los tipos de ayuda más solicitados por los anfitriones, están:

¿Qué recibo a cambio?

En este tipo de experiencia, es obligatorio que todos los anfitriones ofrezcan alojamiento gratuito.

Los beneficios que puedes recibir en el intercambio dependen de cada anfitrión. Es habitual que los hostales ofrezcan por lo menos una comida gratuita al día y suele ser el desayuno. Hay algunos hostales que organizan excursiones y puedes apuntarte sin tener que pagar y otros en los que tendrás descuentos en bares, bebidas, restaurantes y fiestas.

Si un anfitrión no ofrece ninguna comida, lo más probable es que te deje utilizar la cocina del lugar.

Otros de los beneficios que ofrecen los anfitriones son: recogida en el aeropuerto o en la estación, clases de idiomas, deportes, yoga y certificado o carta de recomendación al finalizar la experiencia. No te olvides de verificar el perfil de cada anfitrión para saber exactamente a lo que tienes derecho en el intercambio.

Intercambio de trabajo - Europa - Nicholas Hills

¿Qué no está incluido en el intercambio?

  • Visa: los anfitriones no ofrecen ningún tipo de ayuda a la hora de solicitar visados internacionales. Además, el tipo de visa necesario para hacer Work Exchange puede variar de acuerdo a la nacionalidad del viajero y del país de destino. Es importante buscar información al respecto en el momento de la organización del viaje. Recuerda que al confirmar tu viaje como worldpacker, recibes un resguardo de confirmación de la estadía que puedes presentar como comprobante de una reserva.
  • Sueldo: las experiencias de intercambio de trabajo se basan en el concepto de ayuda mutua y colaboración, es por eso que no hay retribución monetaria en el intercambio - esto permite que la relación se mantenga como un intercambio cultural y no como un vínculo laboral. Una vez en el lugar, algunos viajeros suelen conseguir encargos como freelancers, lo cual les ayuda con los gastos derivados del viaje.
  • Billetes: es responsabilidad del viajero reservar sus billetes de avión o de cualquier otro medio de transporte para llegar a su destino.
  • Transporte: algunos anfitriones ofrecen recogerte al llegar e ir a dejarte al aeropuerto o estación cuando tengas que irte, aunque no es obligatorio que lo hagan. Una de las ventajas de vivir con locales es que te darán los mejores consejos para moverte por la ciudad sin tener que gastar mucho.
  • Seguro de viaje: algunos países exigen un Seguro de viaje. No te olvides de buscar información al respecto a la hora de organizar tu viaje. El Seguro de viaje está diseñado específicamente para cubrir los gastos médicos en caso de accidentes o problemas de salud que surjan durante el viaje. Hay muchas empresas que venden diferentes tipos de Seguros de viaje: por tipo de viaje, destino, tiempo de viaje, etc. Haz una búsqueda rápida y encontrarás el seguro que más se ajuste a tu viaje y a tu bolsillo.

¿Hay un tiempo mínimo para los intercambios?

El tiempo mínimo varía de anfitrión a anfitrión, puedes encontrar intercambios desde una semana hasta algunos meses.

El tipo de ayuda que ofreces guarda estrecha relación con en el tiempo mínimo exigido para cada posición de Work Exchange. Por ejemplo, algunos hostales poseen sus propios sistemas de organización de reservas, check in y check out que exigen un corto periodo de aprendizaje y entrenamiento. Por ello, muchos anfitriones han acabao aumentando el tiempo mínimo de estadía para enseñar al viajero a utilizar esos sistemas.

Intercambio de trabajo - Brasil - Bruno Miguel

¿Cuál es la carga horaria de la ayuda?

La cantidad de días y horas de ayuda depende de cada anfitrión. Lo habitual es que ayudes entre 20 y 24 horas durante 4 o 5 días a la semana.

Muy importante: recibirás todos los beneficios acordados con el anfitrión incluso en los días y horas que no le tengas que ayudar.

¿Es necesario tener experiencia para hacer?

El nivel de experiencia exigido varía mucho de acuerdo al tipo de ayuda que necesita cada anfitrión. Para tareas más específicas, como fotografía y vídeo, te pueden exigir un nivel de conocimiento en el área. Las tareas más generales, como recepción y limpieza, no requieren ningún tipo de experiencia previa.

Por regla general, los anfitriones explican con claridad en su perfil el nivel de experiencia que debe tener el viajero que buscan, esto ayuda mucho a la hora de elegir una oportunidad de intercambio de trabajo. En cualquier caso, recuerda comprobar el nivel de experiencia que pide cada anfitrión antes de aceptar una posición, así evitarás una posible evaluación negativa en el futuro.

En muchos casos, los anfitriones están dispuestos a recibir viajeros que quieran desarrollar una habilidad específica, lo cual abre las puertas a muchas oportunidades de viaje que te pueden ayudar a mejorar alguna habilidad y hasta tu currículum.

Independientemente del tipo de ayuda o del nivel de experiencia, lo más importante son las ganas de contribuir y colaborar con tu anfitrión. Esto es, a la larga, lo que hace la diferencia en una experiencia de Work Exchange, lo que te motiva a aprovecharla al máximo y lo que te hará recibir recomendaciones positivas de tu anfitrión que te ayudarán a encontrar más oportunidades en el futuro.

Intercambio de trabajo - America del Sul - Marcela Endres

¿Es necesario hablar inglés?

Depende del tipo de ayuda que ofrezcas y del destino de viaje. Para las tareas que en las que se necesita un contacto directo con otras personas (como recepción o el bar de un hostal, por ejemplo), es habitual que los anfitriones pidan un nivel de inglés intermedio o avanzado. Por el contrario, en las tareas que no dependen de la interacción con otras personas (como limpieza o jardinería, por ejemplo), no es necesario que el viajero domine el idioma.

En el caso de que estés pensando hacer un viaje internacional, tener un nivel básico de inglés es esencial para comunicarte con tu anfitrión y con la personas de todo el mundo que vas a conocer.

Una de las alternativas más comunes para los mochileros que hacen su primer viaje es hacer diferentes intercambios en hostales o albergues del país. Es una forma excelente de experimentar este tipo de viaje, entender cómo funciona y desempolvar el inglés; porque tendrás que convivir con personas de todo el mundo, especialmente en los principales destinos turísticos de tu país.

Es posible que algunos anfitriones pidan como requisito el dominio del idioma local porque reciben muchos visitantes de su propio país. Esto es muy común en Sudamérica, América Central y en algunos lugares de Europa (como Francia, por ejemplo). En cualquier caso, no te olvides de comprobar el nivel exigido de cada idioma en el perfil de cada anfitrión.

Este tipo de experiencia es una de las mejores formas de perder la vergüenza y de lanzarte a hablar en inglés con personas de todo el mundo que conocerás en tu viaje. También te servirá para aprender el idioma local, practicarlo o coger fluidez. Hay que perder el miedo de hablar en otros idiomas y recuerda: de los errores se aprende :-)

Intercambio de trabajo - Peru - Chris Kerps

¿Por qué hacer un viaje de Intercambio de Trabajo?

Separamos 8 razones para que intente un intercambio de trabajo en su próximo viaje. Echale un vistazo :-)

1. La forma más barata de viajar

El intercambio de trabajo es la forma más barata de viajar. Si te pones a pensarlo, entre el 20 y el 30% de los gastos de viaje corresponden al alojamiento. Si a esto le sumas la alimentación y las actividades de ocio, tienes prácticamente el 70% de todos los gastos- el 30% restante es para los billetes y el transporte.

El anfitrión te ofrece hospedaje gratuito, es decir que no tendrás que gastar nada en el hospedaje. Además, hay algunos anfitriones que ofrecen comidas, descuentos en excursiones y fiestas y hasta clases de idiomas o de surf.

De esta forma, dependiendo del anfitrión, un viajero puede gastar un 70% menos que un mochilero en el mismo lugar. La principal ventaja es que puedes prolongar tu viaje, quedarte más tiempo en cada lugar y explorar tranquilamente la cultura local y todo lo que tiene para ofrecer.

2. Ideal para los que quieren hacer Slow Travel

El Slow Travel es viajar quedándote más tiempo en cada destino y te permite conocer un lugar en profundidad y de forma más auténtica porque, además de disponer de más tiempo para conocer diferentes partes de la ciudad, acabas experimentando el día a día de los locales al convivir con ellos.

Acabas frecuentando los mismos lugares (y normalmente no son los mismos que promueven los tours ni las webs de viajes), entiendes sus costumbres y aprendes de ellos a vivir en la ciudad sin gastar mucho, de forma que la inmersión en la cultura es mucho más auténtica.

Y como los anfitriones suelen pedir un tiempo mínimo de estancia de un par de semanas (no es obligatorio y puede variar dependiendo de cada uno, aunque es lo más habitual), el Slow Travel ha acabado por convertirse en una consecuencia positiva y en una excusa perfecta para los que viajan de esta forma.

Intercambio de trabajo - Atacama

3. Convive con los locales

Además de tu anfitrión, tendrás contacto con otras personas de la ciudad, ya sea viviendo, trabajando o disfrutando de tu tiempo libre con ellos.

Conocerás lugares únicos que solo frecuentan los locales, aprenderás a comer bien gastando poco y a moverte por la ciudad de la forma más económica. Y por si fuera poco, acabarás hablando el idioma local (o lo básico para mantener una conversación).

En resumen, es la mejor alternativa para quedarte más tiempo en un lugar y conocer la ciudad en tu tiempo libre, viviendo como un local y siendo parte de la ciudad.

“En Bangkok, encontré un anfitrión increíble (¡que fue monje!) que me enseñó la ciudad, me explicó el funcionamiento de todo y me dio muy buenos consejos para continuar mi viaje por Asia.” - Flávia Sato, de Brasil por Tailandia y Japón. 

Intercambio de trabajo - Japon - Flavia Sato

4. Convive con gente de todo el mundo

Si vas a hacer Work Exchange en un hostal de alguna ciudad turística, lo habitual es que convivas con personas de todo el mundo, ya sean huéspedes de paso por la ciudad o con otros worldpackers y voluntarios.

Esta es una de las mejores formas de hacer amigos de todo el mundo y aprender sobre sus culturas a través de sus historias. Imagina la cantidad de personas que pasan por un hostal en un fin de semana y entenderás de lo que estamos hablando.

“Hice amigos de Hungría, Letonia, Alemania, Reino Unido y España. No solo gané experiencia en mi área (marketing), también aprendí a surfear y conocí de cerca la cultura de las Islas Canarias.” Allyson Spease, de EE.UU. en España.

Intercambio de trabajo - Espana - Allyson Spease

5. Sal de tu zona de confort

No hay que darle muchas vueltas: quien quiera hacer un Work Exchange en algún momento tendrá que salir de su zona de confort. Ya sea para hacer una tarea en la que tengas poca experiencia, para hacer amigos en el camino o para lidiar con los imprevistos del viaje.

Esto no significa que solo las personas extrovertidas o más sociables valen para este tipo de viaje, sino todo lo contrario. Independientemente de tu personalidad, pasarás por muchas situaciones que te harán pensar de forma diferente, te cuestionarás algunos conceptos, tendrás que relacionarte con personas de diferentes culturas y verás el mundo desde otra perspectiva.

Sabemos que hay viajeros con diferentes personalidades, pero solemos olvidar que cada anfitrión también tiene su forma de ser. Por ejemplo, una viajera que esté buscando un lugar más tranquilo y zen, estará mejor en una guesthouse, porque el ambiente es más familiar. Por el contrario, una que busque un lugar con más movimiento, aprovechará mejor la experiencia de Work Exchange en un party hostel. Al final, lo mejor es combinar personalidad, habilidades y el propósito del que viaja con la energía, objetivos y tipo de ayuda que necesita el que recibe.

“Esta experiencia me ha ayudado a entender que puedo hacer lo que quiera. Dejé de estar asustada, superé mis miedos y ahora no hay nadie que me detenga: ‘Me voy a Croacia. Dejaré el trabajo. Voy a aprender a surfear. No importa lo que sea, yo puedo con todo' ” - Andrea Bastien, de México por Croacia, Bosnia e Islandia.

Intercambio de trabajo - Europa - Andrea Bastien

6. Un viaje enriquecedor en muchos aspectos

Esta es una forma diferente de conocer un lugar que siempre has querido visitar y ahora tienes la oportunidad gracias a que un anfitrión abrió las puertas para recibirte a cambio de que le eches una mano. No estás simplemente de paso o conociendo la ciudad, estás contribuyendo con otras personas y, en el caso de los proyectos sociales, el impacto de tu ayuda afecta a comunidades enteras.

El Work Exchange es una forma de viajar en la que puedes compartir lo que sabes hacer, absorber conocimiento en áreas que nunca habías imaginado, conectar con otras personas y formar parte activa de sus historias. Lo que hace posible este tipo de intercambio justo, honesto y enriquecedor es el sentimiento de colaboración entre ambas partes.

“Creo que esta es la esencia: conectar con las personas que tienen ese espíritu de libertad y curiosidad. Que no tienen miedo de enfrentarse a los desafíos por más imprevisibles que sean.” - Lucas Furtado, de Brasil en Australia.

Intercambio de trabajo - Australia

7. Desarrolla diferentes talentos

Al ofrecer ayuda a tu anfitrión, lo normal es que mejores las habilidades que estás poniendo a su disposición o, en el mejor de los casos, que desarrolles otras nuevas.

En una encuesta realizada a miembros de la comunidad Worldpackers en 2017, estas han sido las habilidades que más desarrollaron o mejoraron los viajeros que realizaron un intercambio de trabajo:

Intercambio de trabajo - Aprendizaje

8. Adquiere fluidez en inglés o en otros idiomas

¿Qué mejor forma de adquirir fluidez que pasar todo el día hablando en inglés?

Y lo mejor es que no hace falta que te vayas al extranjero para adquirir más nivel en un idioma. Para todos aquellos que se sienten inseguros con su nivel de inglés, nuestro consejo es que hagan un Work Exchange en hostales o albergues que reciben más turistas de su país. Conocerás gente de todo el mundo y tendrás que “obligarte” a hablar en inglés con ellos.

Lo mismo para los que quieren aprender un idioma o practicarlo. Aunque nunca viene mal que tengas un buen nivel de inglés para comunicarte en caso de que aún no hables con fluidez el idioma que quieres practicar.

Intercambio de trabajo - Florianopolis - Aline Erig

¿Cómo organizar un Intercambio de Trabajo?

En 3 sencillos pasos, puedes entender si este tipo de viaje es para tu. Si se conecta sólo. Échale un vistazo:

1. ¿Cuáles son los tipos de intercambio?

Por el dinero que se ahorra en este tipo de experiencia, el intercambio se ha convertido en una de las alternativas de hospedaje más rentables para viajes de medio y largo plazo, como el año sabático o las vacaciones.

2. Elige un destino

Son más de 100 los países en los que puedes conseguir alojamiento gratuito en hostales, posadas, campings, ONGs, proyectos sociales, haciendas, ecoaldeas, restaurantes y hasta en pequeñas empresas.

¿No tienes ningún destino en mente? Escribe en un papel el tipo de experiencia que quieres vivir: participar en un proyecto social, hacer un intercambio cultural en Europa, vivir en la playa, mochilear por Sudamérica, aprender permacultura en una ecoaldea...Siempre habrá una experiencia que encaje a la perfección con lo que quieres hacer en el viaje (o en la vida).

Intercambio de trabajo - India

3. Define tu propósito

Definir el propósito y el objetivo del viaje es la clave de todo plan.

Aunque no tengas un objetivo definido, viaja e intenta descubrir el tuyo sobre la marcha. Esto te ayudará a organizar tu ruta, a elegir los lugares por los que quieres pasar y las experiencias que no te quieres perder.

Viajar gastando poco, conocer gente de todo el mundo, explorar una cultura diferente a la tuya, aprender un nuevo idioma, salir de tu zona de confort, ganar experiencia alrededor del mundo...Independientemente de lo que busques en tu experiencia de Work Exchange, prepárate para conocer diferentes versiones de ti mismo y para vivir contando los días para tu próximo viaje.


Ea3dc39ca0b2f6b5f17abddec1f0e9a4

Allan

I'm on a lifetime mission to forge a future of sustainability, equality, altruism & fulfillment. ...

+ Ver mas

Oct 19, 2018


¿Te gusta? No te olvides de dejar Allan saber :-)


Deja tu comentario aquí

Escriba aquí sus preguntas y saludos al autor