Cómo aprendí inglés y portugués en el extranjero mientras viajaba

Viajar sin saber el idioma local, siempre será una aventura. Existen los miedos y las preguntas; ¿se puede aprender inglés viajando? ¿entenderé? ¿podré hablar? ¿es necesario hacer un curso de inglés en el extranjero? ¿se puede aprender de grande? ¡Claro que sí! Desde mi experiencia se puede aprender un idioma desde cero, y la mejor forma es viajando o viviendo.


C6f4631eafa04f3d216bae36d5ea212f

Malena

Mar 19, 2020

Soy Malena, de argentina. Soy redactora, viajo, y escribo sobre eso. Me gusta viajar para conocer las culturas, las diferencias, relacionarme con...

aprender inglés en el extranjero


Viajar no es simplemente conocer un lugar o ir de vacaciones. Viajar es aprender. Y puede ser sobre un lugar, su gente, sus costumbres, su historia. Muchas veces, con voluntad y ganas, se puede aprender un idioma. En mi caso, viajé al extranjero para aprender inglés y portugués.

Estoy segura que dentro de muy poco volveremos a viajar y aprender sobre la vida, sobre las diferencias, sobre lo que nos une, y lo más importante, sobre nosotros mismos. Viajar es aprender, es conocer, es diferenciar, es despojarse, es dejar atrás, es cambiar. 

Es difícil que la persona que se fue, sea la misma que regresa. Las perspectivas cambian, y las opiniones transmutan.

Personalmente, aprender idiomas viajando fue una experiencia muy enriquecedora. Y más aún, cuando volves con nuevos amigos, nuevos destinos por visitar, y un nuevo idioma en tu cabeza para practicar.

Espero que puedas utilizar este tiempo para planificar un viaje que te podría cambiar la vida, esta situación del coronavirus no va a durar para siempre. 

Aprender idiomas, ¿abre puertas?

Soy argentina, hablo español, y viví en dos países con diferentes idiomas al mío. No sabía nada de ninguno. No me sentí cómoda muchas veces, me cansaba, me daba vergüenza, me frustraba, pero los aprendí.

Muchas veces aprender un idioma se plantea como una necesidad o como un recurso para tener mejores oportunidades de trabajo, para el desarrollo profesional o para el futuro. Es decir, que hablar otro idioma, abre puertas en el mundo.

Tener la capacidad de poder comunicarse en otra lengua, es una herramienta para toda la vida. No hay nada más gratificante que aprender viajando y entender otro idioma. Y acercarse a hablar fluido puede ser un lujo.

Aprendí inglés en Irlanda

Cuando era más chica, no le di importancia a las clases, no fui a un buen colegio, no tenía facilidad... en fin, no importaba la excusa, no me gustaba y no aprendí nada. Así que decidí hacer un curso de inglés en el extranjero.

Sólo sabía los colores, días, números y algunas palabras básicas. Con esta información, me fuí a vivir a Irlanda.

Por si te interesa, también escribí una Guía completa para viajar a Irlanda



Aunque suene un poco mal, decidí viajar a Irlanda porque era un país accesible y quería recorrer Europa. Saque una visa de estudio, y con un vocabulario limitadísimo, me fuí a aprender inglés a un país cuyo acento es uno de los más cerrados del mundo.

En Irlanda, los idiomas oficiales son el inglés y el irlandés. Este último no es tan común escucharlo. Todos los carteles o señalizaciones están escritos en ambos idiomas, haciendo a la ciudad más atractiva.

El inglés es un poco difícil de entender, porque es muy cerrado, y aunque sepas hablar, el oído tarda en acostumbrarse. De todos modos, Dublín es una ciudad muy cosmopolita, donde viven personas de todo el mundo. Por lo cual, muchas veces se escucha más el español que el propio inglés. Detalle que puede resultar una gran dificultad para aprender.

Haciendo curso 

Sinceramente, cuando llegué, tuve que hacer un curso de inglés, porque era un requisito que me exigía la visa.

Asistí a un escuela, donde todos éramos extranjeros. Sentí mucha incomodidad a la hora de expresarme, no podía unir palabras y mi pronunciación era fatal. Fue importante darme cuenta que no era la única, que no todos sabemos, que nadie sabía. Y que ese era el objetivo: aprender inglés en otro país.

De todos modos, me tomó mi tiempo empezar a opinar, sentir seguridad, y dejar de sentir vergüenza al equivocarme. Todo es un proceso.

¿Se puede aprender otro idioma desde cero mientras viajas? 

Sí, se puede. Hay que resaltar que para poder comunicarse, también existe el idioma no verbal, que pueden ser a través de: señas, expresiones, o mismo desde la vestimenta. También hay que considerar que la tecnología siempre ayuda.

Al principio, viví con una familia irlandesa, de quienes no entendía una sola palabra de lo que me decían. Nos manejabamos con señas, gestos y buena voluntad. Dure un mes en aquella casa, justamente porque no me sentí cómoda por el idioma.

El aprendizaje se hace día a día.

Después me alquilé una habitación en una casa donde vivían personas de diferentes países, que lógicamente, hablaban distintos idiomas. En esta instancia, me sentí más contenida; éramos una verdadera familia.

 Estábamos todos en las misma sintonía. Nadie hablaba perfecto, y eso era lo bueno.



En este país, trabajé como niñera (au pair), fue una buena experiencia aprender con chicos. Ellos hablaban un lenguaje básico, y me enseñaban a mí. Yo intentaba que aprendan español, era un intercambio mutuo.

Al trabajar en una casa, comencé a empaparme de las palabras cotidianas, quehaceres domésticos, y del día a día de los niños. Otro complemento, fue ver dibujos animados y leer cuentos, ya que al utilizar palabras fáciles lograba entender y memorizar.

Vivir con personas que hablan otros idiomas, trabajar en un lugar donde me tenía que hacer entender, o simplemente vivir… me hizo aprender.

Aprendí portugués en Brasil

A diferencia del inglés, esta lengua se asemeja a la mía, que es el español. En este caso, no me resultó tan difícil aprender por las similitudes de los idiomas; y por el famoso “portuñol” nunca tuve problemas para comunicarme.

El portuñol es una comodidad de la que está bueno salir. Esta práctica hace que muchos se queden con palabras erradas, con acentos raros o con el vago pensamiento de que el otro va a entender. Y es así, como el hablante asume un conformismo para comunicarse y no busca progresar.

Antes de partir tomé algunas clases y digamos que tenía una noción mínima del idioma. De todos modos, creo que Brasil debería ser un continente, porque es enorme y cada estado tiene diferentes palabras y acentos. Cuando viajaba a veces me entraba la duda y pensaba que no había aprendido nada de portugués.

Viví y trabajé mucho tiempo en hostels. Eso es lo bueno de hacer voluntariados. Siempre tuve jefes brasileros, lo cual ayudaba a mi práctica diaria, pero lo malo era que los huéspedes, por lo general, no lo eran. Lo aprovechable de trabajar, es que te obliga a aprender si o si, es una necesidad.

     Lee historias sobre hacer voluntariados en Brasil



Vivir en ambos países, fueron las mejores experiencias de mi vida. 

Depende exclusivamente de nosotros mismos aprovecharla o no. Hay que entender que es una oportunidad para nuestro beneficio, no una obligación.

La forma más inteligente de aprender inglés o cualquier idioma

Para aprender un idioma, no hay mejor escuela que viajar. Es preciso vivir situaciones de la vida cotidiana que exijan la práctica; como preguntar direcciones, relacionarse con locales, ir al supermercado o al trabajo. Se aprende conciente o inconcientemente. 

Al principio puede resultar estresante, pero es información que se va transformando en conocimiento lingüístico, y se va incorporando poco a poco. Las palabras van quedando, las diferencias se hacen recordar y los acentos se van familiarizando.


1. Haz amistades locales

Este punto es la clave del éxito en el proceso de aprendizaje. Cuando te rodeas de personas autóctonas del lugar uno se integra más a la cultura. Se comienza afinar más el oído, se aprenden coloquialismos, y así, se consolida los conocimientos del idioma.

Las clases te pueden enseñar las reglas o la gramática, pero el lenguaje de la calle, es la manera más auténtica y natural de aprender.

2. ¡Chau miedos!

Mucha gente se pregunta, ¿cómo me voy a comunicar? La idea de llegar a un país en el que hablan un idioma desconocido puede producir ansiedad, incertidumbre o miedos.

A veces nos cuesta procesar el lenguaje en tiempo real. Más aún, si a esto le agregamos la tarea de utilizar un vocabulario ajeno, y tenemos la presión de hablar fluido. Es normal.

  Te puede interesar 40 consejos para viajeros que tienen miedo de hablar inglés

Lo importante es superar el miedo al hablar, y mientras antes lo hagas, mejor. Con el tiempo, las palabras empiezan a fluir solas, vas a comenzar a pensar e incluso soñar en otro idioma.

3. No te compares

Siempre van a haber personas con más facilidades que otras. Algunas por tener mayor noción del idioma, por conocimientos previos, o simplemente por estar más atentas o predispuestas; en cambio otras, tardan un poco más en hacer el click, y darse cuenta de que el aprendizaje no es un camino cómodo ni fácil, sino un desafío constante, que puede llevar su tiempo.

4. El gran error que cometemos

Son muchos los latinos que viajan para aprender inglés en el extranjero, y una vez allá, se juntan con otros latinos. Esto dificulta el aprendizaje, hace que el cerebro no se acostumbre a pensar en el idioma que se está aprendiendo.

Por eso, es importante evitar a las personas que comparten el mismo idioma o evitar hablar en el idioma materno. Esta es la parte más difícil de todo el viaje, porque es la zona confort.

Para ser sincera, siempre me junté con personas que hablaban mi misma lengua, y justamente por eso lo digo, porque retrasa muchísimo el aprendizaje.

5. La ayuda de la tecnología

La tecnología ha evolucionado a nuestro favor, hoy en día podemos hacer un curso de inglés online o usar un traductor para sacarnos de apuros.

6. Practicar antes del viaje

Antes de aprender inglés en el extranjero, está bueno tratar de sumergirse en el idioma. Intentar aprender algunas palabras de antemano; como verbos o adjetivos. Es una forma de ir avanzando antes de tiempo. Tener una base, siempre ayuda un poco más.

7. Contenido audiovisual y escrito

  • Colocar subtítulos a las películas. Esto ayuda un montón a la hora de escribir. Lo ideal, es llegar a comprender sólo escuchando, pero es un buen ejercicio para empezar.
  • Escuchar música. El placer que se puede convertir en estudio. Buscar las traducciones de las letras, e intentar entender el estribillo, es una forma muy dinámica de aprender.
  • Mirar noticieros o documentales.  Estos utilizan palabras de la vida cotidiana, hablan claro y pausado por lo que resulta fácil interpretar lo que están diciendo.
  • Leer cuentos para chicos. La lectura, muchas veces es difícil en nuestra lengua materna; en otro idioma, ni hablar. Por eso, empezar con libros con un lenguaje básico es clave para no cansarse. Después, es conveniente cambiar a libros con mayor complejidad.

8. Trabajar o hacer voluntariado

Hacer voluntariado para aprender idiomas es una de las formas más rápidas de aprender inglés viajando. Cada trabajo tiene determinadas palabras que se usan a diario, las cuales van a quedar grabadas al instante en nuestro cerebro, por una cuestión de necesidad.

     Aquí tienes 8 tips más para aprender inglés viajando

Usar el celular es un gran atajo, pero a veces para asimilar los conocimientos, y generar situaciones de interacción con otros, mejor no usarlo. Un claro ejemplo, es preguntar por alguna calle, en vez de buscarla.



Viajar para aprender inglés, o cualquier idioma; es algo muy enriquecedor.

Podemos conocer lugares, personas, culturas. Buscar información, estudiar, googlear, o nos pueden contar... Pero la comunicación hace que todo sea más auténtico, y que tengamos una visión más realista de las cosas.

¡BUENAS NOTICIAS PARA TODOS!

Hemos liberado todo nuestro contenido de la Academy para que podamos superar estos tiempos difíciles, juntos. 

Creo que te puede interesar todo el contenido sobre Cómo aprender un idioma a través de una inmersión cultural.

Te recomiendo en especial Cómo organizar tu viaje si quieres aprender inglés.

El sueño de viajar no se ha terminado, todas las membresías adquiridas a partir del 1 de enero se extenderán 6 meses adicionales para que tengas más tiempo de planificar futuros viajes.  Dale click aquí. 


C6f4631eafa04f3d216bae36d5ea212f

Malena

Mar 19, 2020

Soy Malena, de argentina. Soy redactora, viajo, y escribo sobre eso. Me gusta viajar para conocer las culturas, las diferencias, relacionarme con...


Deja tu comentario aquí

Escriba aquí sus preguntas y saludos al autor