TOP 4 mejores ejemplos de proyectos sociales y por qué conocerlos

¡Los mejores ejemplos de proyectos sociales son los que puedes hacer! Descubre cómo vivir una experiencia de voluntariado social y conoce las ONG que ofrecen voluntariado gratis

8min

Ejemplos de proyectos sociales

Es fácil compartir ejemplos de proyectos sociales ya que en la naturaleza del ser humano se encuentra el tacto, un sentido que nos posibilita conocer parte del mundo que nos rodea y  nos facilita reconocer sensaciones aprendidas con el papel de la memoria. 

El tacto no es nada sin el contacto. Y este último solo se puede experimentar si es por medio de un Otro. A los inicios era mamá, papá, un hermano, hermana, un referente, otra persona. 

Siempre tuvimos la necesidad de convivir con un Otro que solucione  todo aquello que no éramos capaces de hacer hasta el momento. Y luego, aprendemos. Aprendemos con Otros. El ser un humano es un ser social por excelencia. 

La antigua manada de mamíferos, y la sociedad de hoy en día, a pesar de que muchas cosas hayan cambiado... la esencia  del grupo, del compartir parece ser inherente a nuestra naturaleza. 

Una sociedad se reconoce por estar conformada por una serie de personas que comparten acuerdos jurídicos y morales para poder relacionarse dentro un mismo espacio y dentro de un mismo tiempo. En cambio, una comunidad es algo que trasciende, y encarna consigo el sentimiento de pertenencia a ese lugar, a ese grupo de personas. 

Los proyectos sociales están buscando solucionar alguna problemática a nivel social, y la causa de ese conflicto puede ser múltiple y extensa: falta de recursos económicos,  escases de alimentos, catástrofes ambientales, inseguridades, entre otros causales. 

Solución que encarna consigo un pienso, y un sentimiento de querer ayudar a un Otro. Solución que busca terminar y poner fin a esa problemática, no debe de ser considerada simple, reduccionista o inalcanzable. 

Es por esta razón que cada proyecto social al atender asuntos complejos planifica y diseña metas y objetivos generales y específicos, a largo y corto plazo. 

¿Cómo hacer un voluntariado en proyectos sociales?

Hacer trabajos voluntarios es poder regalar el tiempo y la dedicación sin esperar algo a cambio. Las personas que tienen la voluntad de ayudar,  de causar una mejoría o hacer un cambio son aquellas que aspiran hacer un voluntariado en una ONG, trabajar para una comunidad, buscando construir un espacio más sostenible.

En términos generales no hay una exigencia universal para ser un voluntario en proyectos sociales o ONGs puesto que cada proyecto es diferente al perseguir objetivos propios.

Aunque muchas veces requieren tener la edad suficiente y poder quedarse un tiempo mínimo para cumplir con la tarea. 

En Worldpackers hay muchas oportunidades y ejemplos de proyectos sociales para voluntariar ahora mismo. Puedes conocer todos los criterios y convertirte en un miembro de esta comunidad de viajeros. Descubre todo para hacer tu voluntariado de proyecto social con Worldpackers

Los mejores 4 ejemplos de proyectos sociales para conocer en America del sur



1. Voluntariado con animales

En muchos lugares del mundo podrás encontrar voluntariados con animales. No necesitas ser un experto o veterinario, la mayoría de las veces los cuidados que atienden la salud de los animales van de la mano con el amor. 

2. Voluntariado con niños y niñas

Uno de los ejemplos de proyectos sociales para hacer trabajos voluntarios son los voluntariados con niños. Las infancias son muchas, todas poseen sus características que las hacen únicas con sus historias. Hay infancias que muchas veces son invisibilizadas, por su pobreza o por realizar trabajos que pertenecen al mundo adulto. 

Son las infancias que más nos duelen, pero son sobre éstas que más tenemos que trabajar. Y otras infancias que si bien presentan los recursos económicos, un hogar, y alguien que los cuide,  requieren de un apoyo externo para su crecimiento personal.

Trabajar con las infancias, fomentar el juego, el cariño, y las cosas simples e importantes de la vida. Tenemos mucho por hacer, después de todo las infancias son el futuro. 



3. Voluntariado ecológico

El medio ambiente si bien se encuentra reglado por las leyes de la naturaleza,  cambia de dirección cuando una sociedad habita allí. 

Con la polución y contaminación es cuando más debemos de ofrecer una solución ambiental a través de pequeños cambios en nuestro estilo de vida.

Reciclar, plantar árboles, crear hábitos saludables cómo utilizar más el transporte eléctrico, a pedal, o el cuerpo mismo. Transformémonos en seres más ecológicos.

4. Enseñar, aprender y compartir

Enseñar ya tiene implicado en si el acto de aprender. Es un proceso de ida y vuelta, producido a través de un encuentro con una buena comunicación entre dos o más personas. 

Aprender significa construir conocimiento, y hacerlo cuerpo a partir de vivenciar una experiencia.


Enseña el Otro y sea el cambio en la sociedad

¿Por qué ser voluntario en proyectos sociales?

La palabra intercambio estaría explicando con una sola palabra este “ida y vuelta”. Dar y recibir sin saber qué es lo que exactamente se estará recibiendo.

Hay un contrato de trabajo establecido y detallado previamente a escoger y realizar el voluntariado, en donde se ofrece aquello que el anfitrión puede garantizar: alojamiento, la alimentación gratuita, bicicletas a tu disposición, clases de idiomas o deportes, prácticas de yoga, meditación y terapias holísticas. 

Además de economizar gran parte de tu viaje, existe algo más allá de lo establecido y es el regalo instantáneo del momento y de la construcción de un vínculo de acompañamiento que contiene y vuelve más significativo el viaje.

Recuerda que cuando termines tu experiencia como voluntario de un proyecto social, aquello de lo que nunca te olvidaras será quien te estaba acompañando durante tu estadía.

Mi experiencia haciendo voluntariado en proyectos sociales 

Desde mi intensión y propósito de querer ayudar a otros, participé en varios proyectos sociales en mi país Uruguay, y también tuve la oportunidad de formar parte de una ONG en el exterior a través de Worldpackers.

Formé parte de un programa de voluntariado en Brasil a comienzos del 2019, en la pequeña escuela de Itacoatiara en el Amazonas brasileño, dónde escribí la Carta para mi abuela desde el Amazonas.



En la escuelita hice de todo: noche de cine y pop, manualidades, lecturas, matemáticas, juegos y muchos juegos! Era un espacio ideal para los niños, ya que los protegía de su entorno más cercano.

Realmente en los espacios donde los maltratos y las drogas abundan, colocar un granito de arena positivo para solucionar la problemática suena hasta ridículo. Pero no nos olvidemos que algo es algo. Y por algo siempre se empieza.

El ser humano aprende con otro. Y aprender es un proceso complejo y rico el cual se pronuncia en la intersubjetividad de la experiencia, y construye una sabiduría compartida. 

Aprendí de esos niños y niñas, de estos seres sabios más pequeños que tienen muchas lecciones por enseñarnos a nosotros los adultos. Siendo honesta, tengo la certeza de que tener la oportunidad de poder formar parte de un proyecto de impacto social es enormemente gratificante. 

Es un acto valioso provocar un bienestar social mientras uno está de viaje, y a la vez convierte al turismo en un acto responsable



Siempre podemos sumarnos a un proyecto para generar una buena acción. Si no puedes comprometerte a formar parte de un proyecto de impacto social, recuerda que siempre puedes ayudar a la comunidad de manera consciente.

Siempre  debes de dirigirte a otro desde el respeto, escuchando y empatizando. Comunícate con modales, decir "hola, buenos días", "disculpe", "muchas gracias", con total fluidez te vuelven más humano. 

Apoya la economía local, busca favorecer el negocio de los pequeños comerciantes. No hay nada mejor que el paladar disfrute de la deliciosa comida local, o comprar las artesanías hechas en ese preciso lugar. 

Regala aquellas pertenencias que ya cumplieron su ciclo contigo, la ropa, los libros, u objetos que no utilices más, pero de todas maneras otra persona le podría dar uso, regala! En los viajes es mejor no estar cargando tanto peso, por lo que es mejor donar aquello una vez que ya cumplió su ciclo. 

Y recuerda: el granito de arena forma parte de un gran desierto. Si quieres conocer más ejemplos de proyectos sociales y vivir una experiencia de turismo responsable, sigue leyendo:



Deja tu comentario aquí

Escriba aquí sus preguntas y saludos al autor


Más sobre el tema