Want a ticket worth up to $500 for free?
Submit your answer by July 31th for a chance to win.

Qué es el voluntariado: generando un impacto positivo

En este artículo veremos qué es el voluntariado, y cómo vos también podés ser parte de ellos, generando un impacto positivo mientras viajas.

9min

que-es-el-voluntariado

Recorriendo el mundo, muchas veces me crucé con viajeros que me dijeron que sentían que necesitaban algo más, que si bien disfrutaban visitando nuevos lugares, después de un tiempo esa emoción inicial iba bajando y solamente ver sitios bonitos ya no los llenaban como al principio.

¿Significaba que habían perdido las ganas de seguir viajando? No, pero sí que era el momento de un cambio para darle un nuevo sentido.

Mi recomendación es siempre la misma, porque a mí también me pasó después de un tiempo visitando los lugares que supuestamente son “imperdibles” según las guías de viaje y los folletos turísticos: tener un contacto más cercano con la gente de cada destino que visitas y su cultura, es fundamental para los que buscamos ese “algo más”, dejando de ser simplemente espectadores superficiales para intentar entender mejor lo que nos rodea.

Uno de los cambios más simples de hacer es en el alojamiento: si te quedas siempre en habitaciones privadas de hoteles porque es más cómodo, difícilmente tengas algún tipo de interacción con gente local, salvo un “hola” y “chau” con los recepcionistas. Lo mismo si tomas taxis a todos lados en lugar del transporte público o si comes en restaurantes orientados a turistas en lugar de los que están llenos de locales.

Pero volvamos al alojamiento, porque de lo que te voy a hablar en este artículo no se trata solamente de elegir un lugar para pasar la noche, sino de algo que puede cambiar la manera en la que vives tu viaje: los voluntariados.

¿Qué es el voluntariado? Te lo cuento a continuación, pero antes, una aclaración importante: más allá del alojamiento, el transporte o el lugar donde te sientes a comer, el cambio fundamental tiene que estar en tu actitud.



Qué es el voluntariado y cómo ser parte de ellos

Como la raíz de la palabra lo muestra, se trata de poner a disposición nuestra voluntad, en este caso, para ayudar a lugares que necesitan una mano con distintas tareas.

Las posibilidades son muchísimas, desde ONGs que rescatan animales en situación vulnerable hasta ecoaldeas que construyen con materiales sustentables, pasando por hostels en los que podés ayudar con las tareas diarias y escuelas rurales en las que compartir tus conocimientos.

Como dije antes, lo más importante siempre es la actitud. Puede que no tengas experiencia en bioconstrucción, pero si tenés la voluntad de aprender y buena predisposición, el beneficio será mutuo, ya que el lugar recibirá tu ayuda y vos ganarás conocimientos prácticos que seguramente te sirvan en otro momento, además de la experiencia de vida.

El caso de los voluntariados es muy distinto al de los trabajos formales, ya que en estos no hay un intercambio económico, por lo que no hay un contrato laboral formal. Lo que sí existe es un acuerdo entre el anfitrión y el voluntario, dejando en claro antes de comenzar cuestiones como las horas de trabajo, si el intercambio incluye comidas, qué tipo de alojamiento tendrás, cuántos días libres, etc.

 Generalmente, las semanas son de entre 20 y 30 horas de trabajo, con uno o dos días libres y suelen incluir al menos una de las comidas. En muchos casos, especialmente los hostels, también tienen tours o actividades turísticas a las que podés sumarte de forma gratuita por ser parte del staff.

Es muy importante que despejes todas tus dudas antes de llegar al lugar para que no existan confusiones. En caso de que estas sucedan, el equipo de soporte de Worldpackers te ayudará para solucionarlo.

Además, cada anfitrión por el que hayan pasado voluntarios recibe una referencia de estos, por lo que podés ver cómo le fue a los que estuvieron antes e incluso ponerte en contacto con ellos.

Para saber más sobre este tema, te recomiendo leer los 10 consejos antes de hacer un primer voluntariado y este artículo sobre Qué preguntar a tu anfitrión antes de un voluntariado



Cómo ser parte de un voluntariado

Ahora que ya sabemos qué es el voluntariado, veamos cómo vos también podés ser parte de ellos.

La plataforma Worldpackers conecta viajeros que tengan ganas de hacer un voluntariado con los anfitriones que necesitan una ayuda. Solamente tenés que darte de alta en la página y podrás ponerte en contacto con los lugares que te interesen, dentro de una enorme variedad de posibilidades.

Se trata de una comunidad global de viajeros conscientes y anfitriones acogedores que, desde 2014, promueve millones de conexiones y experiencias únicas en busca de desarrollo y transformación del mundo en un lugar más social y ambientalmente sostenible.

Las oportunidades están en 140 países de todos los continentes, por lo que es muy probable que encuentres algunas que te interesen en los destinos que tenés en mente para tus próximos viajes, ya sea un voluntariado internacional como en tu propio país.

Por ejemplo, en Argentina, que es de donde soy yo, podés ser voluntario en el centro de grandes ciudades como Buenos Aires o Córdoba; también en pequeños pueblos del norte como Huamahuaca y Tilcara; y en distintos puntos turísticos de la Patagonia como Bariloche, El Bolsón o Ushuaia, entre muchos otros lugares más.

Este video responde a varias de las dudas más frecuentes sobre cómo funciona Worldpackers:

Y también te recomiendo que leas estos artículos que te ayudarán a entender mejor qué es el voluntariado y lo que tenés que tener en cuenta siendo voluntario:

Qué es el voluntariado: dudas frecuentes

¿Cuánto tiempo duran los voluntariados?

El tiempo mínimo de estadía como voluntario no es el mismo en todos los lugares, sino que varía según las necesidades del anfitrión.

Como regla general, se espera que el voluntario se comprometa a pasar al menos dos semanas, ya que es un tiempo necesario para que pueda aprender las distintas tareas.

Algunos lugares requieren más tiempo, en especial los que trabajan con proyectos a más largo plazo como ecoaldeas o escuelas, ya que no sería muy conveniente que esté cambiando de profesor/a cada semana.

El tiempo máximo puede estar estipulado o no, y en ese caso lo irán hablando a medida que avanza el voluntariado. Algo muy importante, es que como voluntario le avises con tiempo al anfitrión cuándo pensás terminar, así puede organizar la llegada de nueva gente para cubrir tu lugar.

Esta forma de viajar es perfecta para los que preferimos el slow travel a estar solo unos días de paso por cada lugar, ya que te permite quedarte un tiempo largo en el destino sin gastar en alojamiento a la vez que recorres con calma.

Al ingresar a la propuesta que te interesa en Worldpackers, verás detallado el tiempo mínimo de estadía y máximo, en caso de que lo haya. Y cuando te pongas en contacto con el anfitrión también hablarán sobre este tema.



¿Qué recibo a cambio de mi ayuda?

Lo primero que debés saber es que todos los anfitriones de Worldpackers tienen la obligación de proveer alojamiento al voluntario como retribución por la ayuda. Dependiendo del lugar, puede ser una habitación privada, una compartida con otros voluntarios o, en algunos casos, un espacio de acampe. Esto está aclarado en el perfil del anfitrión y también deberías hablarlo antes de aceptar la posición.

La comida no es una condición obligatoria, pero en general los hostels suelen incluir el desayuno, ya que también lo preparan para sus huéspedes. En mi experiencia, en todos los hostels que estuve siempre me dieron el desayuno, y en algunos también el almuerzo o cena.

También hice voluntariados en casas de familias donde comía con ellos todas las comidas, y otros en los que me daban ingredientes y acceso a la cocina. Como ves, este tema varía según cada anfitrión y también estará aclarado en la propuesta.

Es muy común que en lugares que ofrecen actividades a sus huéspedes, como pueden ser clases de yoga, idioma o algún deporte (muy frecuente en las escuelas de surf), también puedas sumarte de forma gratuita. Esto se hace mucho en los centros holísticos y hostels, donde también pueden incluir excursiones y descuentos en bares y fiestas.

Al finalizar tu voluntariado, también recibirás un certificado o carta de recomendación que te servirá para futuras experiencias.

Esto es solamente a grandes rasgos lo que obtendrás a cambio de tu ayuda, pero la experiencia de un buen voluntariado te recompensará con mucho más que estos beneficios, algo de lo que hablamos en el artículo "Voluntariado a cambio de alojamiento, comida y mucho más que piensas".



¿Qué no está incluido?

Lógicamente, los vuelos o pasajes desde tu lugar de origen hasta el destino, no están incluidos, pero sí es probable que pasen a buscarte por el aeropuerto o estación a la que llegues.

Al tratarse de una relación colaborativa, no hay un intercambio económico involucrado, por lo que no recibirás un sueldo a cambio sino los beneficios que te conté en el punto anterior.

Algunos países tienen como condición de entrada el contar con un seguro de viajes, y aunque no sea obligatorio, siempre aconsejo llevar uno, tanto para estar cubierto en caso de algún percance como para tranquilidad mental.

El visado para ingresar al país también corre por cuenta tuya, como en cualquier viaje. Esto en caso de que como turista lo necesites, ya que dependiendo de tu nacionalidad y del país al que viajás, puede que no sea un requisito de ingreso.

Te recomiendo leer los artículos Documentación y migración antes de hacer un voluntariado y ¿Necesito una visa para usar Worldpackers?

¿Qué idiomas tengo que hablar para hacer un voluntariado?

Esto también depende de los requerimientos del anfitrión, ya que varía según el país en el que se encuentre y el tipo de trabajo.

Por ejemplo, si es en un hostel, especialmente para tareas que involucren relación con los huéspedes (recepción, organización de fiestas, etc.), lo más probable es que te pidan un nivel de inglés al menos intermedio.

Pero si, por ejemplo, se trata de una ecoaldea en Latinoamérica o España, en donde el anfitrión habla español y no tendrás contacto con público que hable otro idioma más allá de otros posibles voluntarios, entonces tener un buen nivel de inglés no será necesario.

Está claro que si vas a viajar a un país en el que no hablás el idioma local, se espera que al menos puedas comunicarte en inglés. Si no es tu caso, no es algo que debería frenarte, sino tomarlo como un desafío para mejorarlo.

Sin dudas, el viajar haciendo voluntariados en países donde tenés que comunicarte en inglés es una excelente manera de aprenderlo, ya que ante la necesidad de relacionarte y al estar todo el día escuchándolo, terminarás hablándolo mucho más rápido de lo que creías.

Sobre este tema, podés leer estos 40 consejos para viajeros que tienen miedo de hablar inglés y Cómo estudiar inglés en el extranjero sin gastar mucho dinero.



¿Puedo hacer un voluntariado en pareja o con un amigo/a?

Desde ya que sí, de hecho en Worldpackers podés optar por el plan de parejas/amigos con el cual vos y una persona más comparten un mismo perfil. Con este plan, ambos aplican para el mismo voluntariado, ya que la idea es que vivan la experiencia juntos.

En caso de que en algún momento quieras no quieras o no puedas seguir viajando con la persona que compartís la cuenta, solo tenés que contactarte con el equipo de soporte de Worldpackers para solicitar la desconexión de los perfiles.

Si querés saber más sobre cómo es esta experiencia, podés leer: "Viajar en dúo: 10 respuestas sobre hacer voluntariados en pareja" y "Todo lo que debes saber para viajar en pareja con Worldpackers".



Si bien es verdad que viajar haciendo voluntariados te permite ahorrar mucho dinero en alojamiento, que es la parte más cara de todo viaje luego de los pasajes aéreos, la mayoría de los voluntarios que conocí llegan a la conclusión de que los beneficios que obtuvieron superan por mucho al económico.

En primer lugar, el estar desde un par de semanas hasta meses en un mismo lugar, te acerca mucho más a su cultura, permitiéndote entender situaciones que al estar poco tiempo se te pasarían por alto.

También están las nuevas habilidades que irás aprendiendo, desde mejorar un idioma hasta técnicas de bioconstrucción, conocimientos que te acompañarán siempre.

Y lo más importante, son las relaciones humanas, conociendo gente de distintos lugares del mundo, con ideas y vivencias distintas a la tuya, que te abrirán la mente y serán parte de tu currículum de vida.

Seguí informándote sobre los voluntariados con estos artículos:



Leave your comment here

Write here your questions and greetings to the author

More about this topic