Want a ticket worth up to $500 for free?
Submit your answer by July 31th for a chance to win.

Explorando la cultura de Brasil: música, arte, gastronomía y más

Descubre la vibrante cultura de Brasil: desde el ritmo del samba hasta su rica gastronomía, sumérgete en un viaje único por las tradiciones brasileñas.

14min

cultura-de-brasil

La cultura de Brasil es una vibrante amalgama de influencias indígenas, africanas, europeas y -más recientemente- asiáticas que se fusionan para crear una identidad única y diversa.

Con raíces que se remontan a las culturas precolombinas, la llegada de los colonizadores portugueses en el siglo XVI trajo consigo influencias europeas que se entrelazaron con las tradiciones locales. La esclavitud africana introdujo nuevas prácticas culturales, como la música, la danza y la religión, que dejaron una marca indeleble en la sociedad brasileña.

Estas influencias se reflejan en la rica diversidad cultural del país, manifestada en su música, su cocina, su arte y sus festividades. Desde el samba y la bossa nova hasta el capoeira y el carnaval, la cultura brasileña es conocida por su alegría, su creatividad y su pasión.

Además, la vasta extensión geográfica de Brasil ha dado lugar a una variedad de tradiciones regionales y estilos de vida, desde las playas tropicales del Nordeste hasta la selva amazónica y las ciudades cosmopolitas como Río de Janeiro y São Paulo. 

Conozcamos los principales aspectos de la cultura de Brasil...

También te puede interesar: Cómo es vivir en BrasilLas mejores rutas de Brasil para viajar de mochilero.

Cultura de Brasil: principales costumbres y tradiciones


Hincha de Brasil en estadio de fútbol levantando una bandera de su país

Música y danzas: el alma de Brasil

Brasil es un país donde la música y las danzas no solo se escuchan o se ven, sino que se sienten en el alma. Aquí, cada ritmo cuenta una historia diferente, desde la alegría desbordante del carnaval hasta la melancolía profunda de la bossa nova.

  • Samba: más que un simple paso de baile

La samba es sin duda el ritmo más asociado con Brasil. Pero ¿sabías que su origen está profundamente arraigado en las tradiciones africanas? Este estilo musical que nació en Angola, se popularizó en Brasil principalmente a fines del Siglo XIX con la influencia de inmigrantes de estas tierras, como una forma de resistencia cultural.

Fue en el Estado de Bahía donde primero desembarcó y hoy simboliza el espíritu festivo brasileño.

Claro que vivirlo es aún mejor que leerlo. Y no te resultará muy difícil; desde fiestas en la playa hasta shows en pequeños bares, la samba siempre está sonando en Brasil, y seguramente encuentres quién te enseñe los pasos básicos para sumarte a la alegría.

  • Danza + artes marciales = capoeira

El capoeira es una expresión cultural brasileña que combina danza, acrobacias y artes marciales en una mezcla única y emocionante.

Surgido en el contexto de la resistencia y la libertad durante la época de la esclavitud, el capoeira es mucho más que solo un arte de lucha: es una celebración de la vida y la diversidad.

En un roda (círculo de capoeira), los participantes se mueven al ritmo de la música, desafiándose mutuamente con movimientos ágiles, esquivas elegantes y patadas acrobáticas. La música en vivo, con el berimbau a la cabeza, infunde energía al ambiente, elevando los espíritus y animando a los participantes a dar lo mejor de sí mismos.

  • Bossa Nova: la sofisticación hecha música

La bossa nova ofrece otra cara fascinante de l cultura de Brasil. Nacida en los cafés y bares íntimos de Río de Janeiro a finales de los años 50, este género fusionó armonías jazzísticas con el lenguaje poético portugués para crear algo totalmente nuevo.

Artistas como João Gilberto y Antonio Carlos Jobim ayudaron a darle fama mundial con canciones como "Garota de Ipanema". 

Pero recuerda; escuchar temas clásicos te da sólo una parte del cuadro completo—experimentar estas melodías siendo tocadas "ao vivo" te llevará a una dimensión completamente distinta.

  • Otros ritmos musicales de Brasil

Y hay muchos ritmos más, que son muestra de la vital importancia de la música en la cultura brasileña:

El axé, nacido en Bahía, es una explosión de energía que invita al movimiento y la celebración con su fusión de influencias africanas y brasileñas.

El choro, considerado el primer género musical urbano de Brasil, es una melodía íntima y emotiva que cautiva con su virtuosismo instrumental y su profunda conexión con la nostalgia.

La lambada, originaria del norte del país, es una danza sensual y apasionada que evoca imágenes de románticos atardeceres en la playa.

El pagode, con sus ritmos y letras pegajosas, es una fiesta en sí mismo, donde la alegría y la camaradería se unen en armonía.

Y el forró, con sus acordes de acordeón y su ritmo animado, es la banda sonora perfecta para las fiestas nocturnas y los encuentros románticos en el Nordeste brasileño.

Cada uno de estos ritmos tiene su propia personalidad única, pero todos comparten el poder de transportarnos a las calles bulliciosas y los paisajes exuberantes de Brasil, donde la música es más que un sonido: es una forma de vida. 


Mujeres brasileñas bailando

Religión en Brasil: un mosaico de creencias

Brasil, con su diversidad cultural, es un país donde la religión forma parte integral de su identidad. Aquí se entrelazan diversas creencias que dan lugar a un mosaico religioso único.

  • Catolicismo: la fe predominante

Aunque el catolicismo ha sido durante mucho tiempo la principal religión en Brasil, hoy convive con una pluralidad de prácticas espirituales. Según el último censo, casi dos tercios de los brasileños se identifican como católicos, lo que refleja cómo esta fe ha moldeado las tradiciones y festividades del país.

Sin embargo, este número ha disminuido gradualmente debido al crecimiento de otras denominaciones cristianas y movimientos espirituales.

  • Pentecostalismo y otras denominaciones cristianas

El pentecostalismo está ganando terreno rápidamente en Brasil. Caracterizado por sus servicios llenos de energía y énfasis en experiencias personales con lo divino, atrae especialmente a aquellos que buscan una conexión más directa e íntima con Dios.

Las iglesias evangélicas también han visto un aumento significativo en sus fieles.

Esto representa no solo un cambio demográfico sino también cultural dentro del panorama religioso brasileño.

  • Sincretismo religioso: una fusión espiritual única

Quizás uno de los aspectos más fascinantes de la religiosidad brasileña sea el sincretismo —la fusión entre diferentes tradiciones religiosas— especialmente evidente entre las prácticas católicas y afrobrasileñas como candomblé y umbanda. Estas combinan elementos del cristianismo con creencias indígenas africanas traídas por los esclavos hace siglos.

Tanto el candomblé como la umbanda celebran una variedad rica e intrincada dioses o "orixás", cada uno asociado a ciertos poderes naturales o valores morales. En estos cultos, música ritualística y danzas son fundamentales para establecer una comunicación divina.


Cultura de Brasil: Hombre y mujer profesando religión candomblé

La gastronomía brasileña: un viaje culinario

Cada bocado de la comida típica de Brasil te cuenta una historia, reflejando las influencias indígenas, africanas y europeas que han moldeado este país vibrante. Por ejemplo, el acarajé, un delicioso bollo frito relleno con camarones salteados y el vatapá (una especie de puré de camarones), no solo deleitan tu paladar sino también ilustran la fuerte influencia africana en Brasil.

Otro clásico imperdible es la feijoada. Considerado el plato nacional por excelencia, este rico guisado combina frijoles negros con carne de cerdo y res seca, generalmente acompañado en el plato por arroz blanco, farofa (harina de mandioca tostada), rodajas naranja para cortar la grasa y hojas verdes frescas. Un verdadero manjar para cualquier día festivo o reunión familiar.

No podemos hablar de la cocina brasileña sin mencionar las influencias extranjeras que han añadido su toque especial a lo largo del tiempo. Tiempo después de la llegada de europeos y africanos, comunidades de asiáticos empezaron a asentarse en Brasil. La presencia japonesa, sobre todo en São Paulo, hace que puedas encontrar algunos de los mejores sushis fuera Japón. Esta fusión cultural le da al sushi brasileño un giro único incorporando ingredientes tropicales como mango o piña para crear combinaciones sorprendentes pero deliciosamente armoniosas.

Para el postre, ninguno más tradicional que los brigadeiros; unos bombones de leche condensada, cacao en polvo y mantequilla, muy simples en su preparación pero absolutamente adictivos.

Y tu viaje culinario por Brasil no estaría completo sin una caipirinha frente al mar... o en un bar con samba en el ambiente... o donde sea, porque el cóctel brasileño por excelencia siempre está presente. Cachaça, lima, azúcar, hielo y alguien que sepa mezclar los ingredientes a la perfección, es todo lo que se necesita.


Cultura de Brasil: plato de feijoada con arroz, farofa y vegetales

Idioma y dialectos en Brasil

Seguramente ya sabes que en Brasil se habla portugués, pero hay importantes diferencias con el que se habla en Portugal.

El portugués brasileño tiene una pronunciación más abierta y melódica. Esto se debe en parte a la influencia africana e indígena sobre el idioma durante siglos y hace que el portugués brasileño sea bastante más comprensible y fácil de aprender para los hispanoparlantes que el de Portugal.

Pero no todo es cuestión de oído; la gramática también juega sus cartas distintivas. Los brasileros tienden a simplificar estructuras verbales para darle esa chispa informal tan característica del país tropical. Por otro lado, en Portugal se aferran con cariño a las formas conjugadas tradicionales.

En Brasil se utiliza mucho el gerundio para describir acciones continuas como “estou falando” (estoy hablando), mientras que en Portugal prefieren usar el infinitivo personal: “estou a falar”. También existen diferencias en cuanto al uso de los pronombres personales tú/você e nós/a gente.

  • Las lenguas indígenas

Con más de 180 lenguas distintas, estas son portadoras de tradiciones ancestrales, conocimientos milenarios y una profunda conexión con la naturaleza.

A pesar de que la mayoría de ellas están en peligro de desaparecer debido a la pérdida de sus hablantes que puedan transmitirla, las lenguas indígenas continúan siendo un símbolo de resistencia y resiliencia.

Desde el tupí-guaraní, que ha dejado su huella en la toponimia y el léxico brasileño, hasta lenguas menos conocidas como el yanomami del Amazonas o el kaingang, hablado por esta minoría étnica que vive principalmente en el sur del país. 

  • Diversidad dialectal dentro de Brasil

Dentro de Brasil, la diversidad lingüística es notable, con una amplia gama de dialectos que varían según la región geográfica y cultural del país.

Desde el distintivo acento cantado del nordeste hasta el tono más neutro del sur, cada región tiene sus propias peculiaridades lingüísticas.

Las diferencias van desde la pronunciación y entonación de palabras hasta el uso de términos regionales y modismos únicos. Por ejemplo, mientras que en el sur se puede escuchar "bolacha" para referirse a una galleta, en el noreste es común decir "biscoito".

Además, las influencias de las lenguas indígenas y africanas también han dejado su huella en la diversidad lingüística brasileña. Esta variación dialectal no solo refleja la vasta extensión geográfica del país, sino también su rica historia cultural y la interacción entre diferentes grupos étnicos y regionales a lo largo del tiempo.


Chica siendo pintada en la cara con bandera de Brasil

Fiestas y celebraciones brasileñas

Si hay algo que identifica a la cultura de Brasil en el mundo son sus fiestas llenas de ritmo y color. 

El Carnaval es sin duda alguna uno de los espectáculos más vibrantes que existan, convirtiendo las calles en un mar de colores, música y danza durante cinco días. Desde el ultra famoso Carnaval de Río y el de Salvador de Bahía, hasta los más íntimos en pequeños pueblos, cada lugar tiene su propio giro único sobre esta tradición.

Lo fascinante del Carnaval es cómo encapsula tanto el espíritu libre brasileño como su respeto por las tradiciones. Las escuelas de samba son protagonistas principales, llevando meses de preparación de sus elaborados desfiles que cuentan historias mediante bailes e impresionantes disfraces.

  • Fiesta Junina: el tributo al campo

Mientras junio trae consigo frío para muchas partes del mundo, en Brasil marca el inicio de una temporada cálida llena de festejos conocidos como las Fiestas Juninas. Este festival celebra las cosechas con comidas típicas, danzas folclóricas y vestimenta característica que imita a los campesinos.

Aunque originalmente estas festividades tienen raíces católicas honrando a San Juan Bautista; actualmente se han transformado en algo mucho más abarcativo donde todos están invitados a participar sin importar creencias religiosas o procedencia social.

  • Día Nacional do Samba: ritmo que une

Como vimos antes, el samba no es simplemente un género musical; es un estilo vida para muchos brasileños quienes encuentran en él la expresión pura del alma carioca (de Río). Por eso mismo, el Día Nacional do Samba, celebrado el 2 diciembre, posee gran significancia nacional, ya sea tocándolo en bares locales o en grandes conciertos llenos de pasión por este ritmo contagioso.


Cultura de Brasil: bailarina en carnaval de Río

Artes visuales en la cultura de Brasil

Brasil es cuna de artistas que han dejado una huella indeleble en el arte mundial. Desde el modernismo hasta el arte contemporáneo, estos creativos han sabido capturar la esencia vibrante de un país lleno de contrastes.

  • Movimiento modernista: la revolución del color y forma

El movimiento modernista brasileño marcó un antes y un después en las artes visuales del país. Artistas como Tarsila do Amaral no solo adoptaron las tendencias europeas sino que también les dieron un giro único incorporando elementos indígenas y locales. Su obra 'Abaporu', considerada una pieza clave del modernismo brasileño, se convirtió en símbolo nacional gracias a su originalidad e innovación.

Otro exponente destacado fue Cândido Portinari, quien con sus murales logró plasmar la realidad social brasileña desde una perspectiva crítica pero esperanzadora. Sus obras siguen inspirando a generaciones por su compromiso con temas sociales y humanitarios.

  • El arte contemporáneo: un diálogo global

A medida que avanzamos hacia el arte contemporáneo, vemos cómo los artistas brasileños continúan explorando nuevas formas de expresión mientras mantienen un diálogo constante tanto con su rico pasado cultural como con movimientos globales.

Adriana Varejão es un ejemplo notable; ella utiliza materiales tradicionales para hablar sobre la historia colonial y el mestizaje cultural.

Vik Muniz es otro artista que desafía nuestras percepciones al crear imágenes impactantes utilizando materiales cotidianos reciclados. A través de su trabajo nos invita a reflexionar sobre los problemas ambientales actuales mostrándonos belleza donde menos lo esperamos.

  • Muralismo: arte en las paredes

En Brasil, los artistas muralistas desempeñan un papel crucial transformando espacios urbanos en lienzos vivos de expresión artística y social, en muchos casos siendo parte de la revitalización de zonas marginadas.

Estos murales no solo agregan belleza visual a las comunidades y atraen visitantes, sino que también transmiten mensajes poderosos de esperanza, resistencia y empoderamiento. Artistas como Os Gêmeos, Eduardo Kobra y Nina Pandolfo son reconocidos internacionalmente por su impactante trabajo en las calles de Brasil, utilizando colores vibrantes y motivos inspiradores para dar color a barrios olvidados.

El arte mural en Brasil se ha convertido en una poderosa herramienta de transformación social, fomentando el diálogo, la cohesión comunitaria y la renovación urbana en todo el país.

  • El cine brasileño: de la calle a la gran pantalla

El cine de Brasil ha florecido como una expresión artística que no solo entretiene, sino que sirve para mostrar la cultura de Brasil al mundo.

Películas emblemáticas como "Cidade de Deus" (Ciudad de Dios) dirigida por Fernando Meirelles, que muestra de manera cruda y realista la vida en las favelas de Río de Janeiro, o "Central do Brasil" de Walter Salles, que explora las complejidades emocionales y sociales a través del viaje de una mujer y un niño por el noreste brasileño, han dejado una marca indeleble en la historia del cine mundial.

Otros directores destacados incluyen a Glauber Rocha, pionero del Cinema Novo con obras como "Deus e o Diabo na Terra do Sol" (Dios y el Diablo en la tierra del sol), y Kleber Mendonça Filho, cuya película "Aquarius" aborda temas de gentrificación y resistencia en la ciudad de Recife.

El cine brasileño no solo ha ganado reconocimiento internacional por su calidad artística, sino que también ha sido una poderosa herramienta para abordar cuestiones sociales, políticas y culturales dentro y fuera del país.


Casas de favela pintadas con vivos colores 

Deportes en Brasil: una pasión nacional

Brasil es un país conocido mundialmente por su pasión hacia el deporte, siendo el fútbol un fenómeno de masas que une a personas de todas las edades y clases sociales.

El "futebol" ha trascendido las canchas para convertirse en parte integral de la cultura brasileña. Leyendas como Pelé, Zico, Romário, Ronaldo y Neymar son nombres familiares no solo dentro del país sino alrededor del mundo. La selección nacional cuenta con cinco títulos mundiales y cada partido de la "canarinha" paraliza al país, especialmente cuando disputa "El clásico de las Américas" con su gran rival: Argentina.

Presenciar un partido de la selección o de alguno de los equipos grande del país, como el Flamengo, Fluminense, Vasco da Gama, Palmeiras, Atlético Mineiro o Gremio, es una experiencia inolvidable, aunque no seas fanático de este deporte.

Sin embargo, la riqueza deportiva del país no termina en el fútbol, abarcando una diversidad de disciplinas donde los brasileños han destacado y dejado huella a nivel internacional.

Otros deportes muy practicados en Brasil son:

Voley: después del fútbol, el voleibol ocupa un lugar privilegiado entre las preferencias deportivas brasileras tanto en sus modalidades indoor como beach volley.

Surf: las extensas costas brasileras son escenarios perfectos para este deporte acuático que atrae tanto a surfistas avanzados de todo el mundo como principiantes haciendo sus primeras incursiones con la tabla.

MMA (Artes Marciales Mixtas): con figuras como Anderson Silva o José Aldo, Brasil se posiciona fuertemente dentro del panorama internacional MMA.

Baloncesto: aunque menos popular que el fútbol o voleibol, tiene una liga profesional bien establecida e incluso algunos jugadores brasileros han triunfado en la NBA.

Viajando por las playas de Brasil verás que el deporte es parte integral de la vida junto al mar, así que tendrás oportunidades de sobra para sumarte a algún partido de fútbol o voley. Eso sí, es probable que te encuentres con un nivel muy alto.


Fútbol en la playa al atardecer, un símbolo de la cultura de Brasil

Conoce la cultura de Brasil de primera mano

Puedes leer mucho sobre la cultura de Brasil, pero la única manera de realmente poder conocerla y entenderla, es siendo parte de ella. Para eso no alcanza con unas vacaciones en Brasil, sino que lo ideal es pasar un tiempo en el país conviviendo con locales.

¿Cómo puedes hacer esto? Una manera fantástica y económica es a través de los voluntariados. Es decir, que formas parte de algún proyecto o emprendimiento que te interese, colaborando durante algunas horas al día, y a cambio recibes alojamiento en el lugar y otros beneficios, como pueden ser comidas y/o actividades gratuitas.

Además de permitirte viajar barato a Brasil, ya que puedes hacerlo sin pagar alojamiento, tendrás una inmersión cultural única, podrás desarrollar nuevas habilidades (como aprender portugués), llegar a lugares fuera del circuito turístico, y conocer a gente con intereses similares a los tuyos. Todo esto lo convierte en un plan ideal para viajar de mochilero.

En la plataforma Worldpackers encontrarás muchísimas vacantes de voluntariados en Brasil de las cuales puedes participar, como por ejemplo:

  • Súmate al equipo de Che Lagarto, uno de los hostels más populares de Río de Janeiro, para ayudar en las tareas diarias. Si prefieres un ambiente más tranquilo, esta posada familiar en Angra dos Reis puede ser el lugar para ti.
  • Pasa unas semanas en el hermoso ambiente natural del Parque Nacional de Jericoacoara, en el norte de Brasil (Estado de Ceará), ayudando en las tareas diarias de Raiz Kite Cabana, un eco hotel en el pueblo que se encuentra dentro del parque, a metros de paradisíacas playas.
  • Colaborando con este proyecto agroforestal podrás quedarte un tiempo viviendo en el hermoso Arraial d’Ajuda, en Bahía
  • Si puedes dar clases de yoga, meditación, pilates, danza u otra actividad, en World Hostel te están esperando para compartir tus conocimientos con los huéspedes. Está ubicado en Canasvieiras, Florianópolis.
  • ¿Te gustaría vivir a orillas del río Amazonas mientras das clases en una escuelita rural? En la escolinha de Itacoatiara buscan voluntarios/as para dar clases de lo que mejor puedan a nenes de la zona, ya sea de inglés, español, matemáticas, deportes, música, artes, etc. Podés ver en las reseñas la cantidad de viajeros que pasaron y tuvieron una excelente experiencia, como Flor, que nos lo cuenta en “La aventura de mi voluntariado por la selva Amazónica”. 

Inspírate conociendo la experiencia de estos viajeros haciendo voluntariados: 

"Cómo fue vivir un mes gratis en una isla paradisíaca de Brasil".

"Un verano como voluntario en Rio de Janeiro".

"Mi experiencia viajando y haciendo voluntariados por Brasil"

"Cumplir mi sueño de vivir y trabajar en Florianópolis".

¿Te gustan esta idea para tener una inmersión a la cultura de Brasil? Crea un perfil gratuito en la comunidad de Worldpackers y empieza a guardar tus vacantes de voluntariado favoritas.



Leave your comment here

Write here your questions and greetings to the author

More about this topic