Viajar un año para empezar: mi experiencia

Decidí lanzarme a la aventura y viajar un año. El camino me llevó a una revolución interna y decidí extender el viaje mientras los destinos y las oportunidades llegaran solas.


Dfd4490a6829abe1c5a4f077869aaf13

Lu

Descubriendo nuevos caminos que me lleven a mi.

Nov 09, 2018

viajar un año

Cuando en el entorno existen más prejuicios que incentivos, ¿De dónde surge la necesidad de imaginarnos por ahí? bien lejos, ajena a todo. Sin los amigos de siempre, sin la comida casera o sin el tan querido sueldo fijo.

Lo cierto es que la única constante en la vida es el cambio, y a veces cuando sentimos que confundimos los días porque en su mayoría son similares, o tal vez ese “traje” que costuraste toda tu vida, que te dijeron que era para vos (o para prácticamente todos), realmente no te es cómodo.

Crees que la única manera de modificar ese destino, es romper con todo, generar una modificación radical, y que mejor manera que organizar una revolución mundial que colapse el sistema (jaja). Bueno en mi caso solo decidí viajar por un año (en principio), que de todas formas me conllevó una revolución interna.

El proceso empezó hace mucho tiempo, comencé a trabajar muy joven y eso me solventaba el vicio de vacacionar cada vez que podía. Año a año sumaba kilómetros desde casa, siempre con fecha prevista para regresar.

Con los famosos 30 saludando cada vez más de cerca, me dije: “es ahora mi querida”. Con muchísimo anticipo empecé a soltar ; trabajo, auto, departamento y hasta gente.

En principio el viaje era en compañía, pero no se dio. Así que era otro detalle el que se sumaba; el de viajar sola.

Por mecanismos que desconozco pero que siempre obran en favor de uno cuando se está en pos de un sueño, un par de amigas me invitan a vacacionar a Centroamérica, sin dudar dije: esta es mi oportunidad. Aun así, ellas iban por dos semanas y yo tenía la idea de quedarme más tiempo.

Viajar un año para empezar


Viajar un año - Worldpackers

Necesitaba saber qué me iba a quedar haciendo, cómo iba a solventar mí estadía sin gastarme todos mis ahorros en un par de meses y poder llegar al año viajando.

Hace ya un tiempo me había inscrito en Worldpackers, leía y releía experiencias y me imaginaba cómo me quedaría la onda nómada que les sentaba tan bien a toda esa gente. Investigaba los hostales, como de costumbre quería tener cierto control o seguridad. No quería terminar debajo de un puente, como dirían mis padres.

Al fin me animé a aplicar, y lo hice en un hostal. No te voy a decir que de ahí empezaron los fuegos artificiales, por que me respondieron un mes después, a días que empiece mi viaje, lo que hizo que la emoción fuese mayor. Dos días antes de viajar les conté a mis padres que me iba a quedar un tiempo más… entre llantos y enojos se enteraron.

Cuando iba en mi séptimo mes de viaje, sin expectativas, los destinos y las oportunidades surgían solas. Día a día me voy costurando este nuevo traje , siempre con una mano amiga que colabora en el proceso.

Por más que el tiempo pensado era de viajar un año, no era para nada fijo. No me iba a presionar para extenderlo si realmente no me sentía a gusto, o lo más probable no cortarlo al año si siguen surgiendo excelentes destinos y oportunidades como viene sucediendo hasta ahora.

¿Vale la pena viajar un año?

Más allá de que cada uno va creando su fórmula para la felicidad, y no puedo asegurar que el viajar es una garantía de autorrealización. Sí recomiendo correrse un poquito de la normalidad diaria, mirarse de lejos y descubrir si ese personaje en el que estás inmerso es una versión tuya que te genera orgullo y sobre todo gratitud ante la vida.

En la plataforma de Worldpackers puedes encontrar cientos de oportunidades para hacer voluntariado en distintos países y acercarte a tu sueño. 


Dfd4490a6829abe1c5a4f077869aaf13

Lu

Descubriendo nuevos caminos que me lleven a mi.

Nov 09, 2018


¿Te gusta? No te olvides de dejar Lu saber :-)


Deja tu comentario aquí

Escriba aquí sus preguntas y saludos al autor