Bring your travels to life with the help of travel experts!
Become a member by Feb 29 and participate in exclusive webinars with experienced travelers.

Qué es el turismo alternativo y cómo ponerlo en práctica en tus viajes

¿Estás buscando tener experiencias en viaje que no sean solamente visitar los lugares típicos? Entonces tenés que conocer de qué se trata el turismo alternativo.

8min

turismo alternativo

Ante la masificación del turismo, cada vez son más los que buscan alejarse de este tipo de viajes con el fin de tener un contacto más auténtico, cercano, cultural y de menor impacto en los lugares que visitan.

El turismo alternativo es la antítesis del turismo masivo, pero veamos en detalle cuáles son sus objetivos y varias ideas para ponerlo en práctica en tus viajes.

También te puede interesar: Proyectos ecológicos: qué son y cómo ser parte de ellos y 10 experiencias gratis para tomar un descanso en plena naturaleza

Qué es el turismo alternativo

Esta es la manera de definir a los viajes en los que se busca tener experiencias completamente distintas a las del turismo masivo, orientados principalmente al contacto con la naturaleza, conociendo zonas rurales, buscando generar un bajo impacto ambiental pero favoreciendo a las comunidades locales.

Otra de las características del turismo alternativo es la búsqueda del acercamiento cultural, interiorizándose por las tradiciones de los pueblos por los que se viaja.

Para esto, quienes prefieren este tipo de turismo se hospedan en alojamientos familiares en lugar de resorts o cadenas hoteleras, con el fin de tener un contacto cercano con la gente del lugar. Otra forma es alquilando una habitación en una casa, donde probablemente son los únicos huéspedes, en pequeñas posadas rurales o acampando.

También utilizan el transporte público para moverse como lo hacen los locales, o sus propios medios como viajar en bicicleta o caminando.

Preferir la comida local a la extranjera, visitando mercados, probando la comida callejera, yendo a restaurantes recomendados por la gente del lugar y tomando cursos de cocina, es otra de las características del turismo alternativo.

Desde ya que el viaje se hace de forma independiente o en pequeños grupos, contrario a los tours que se mueven en grandes buses, con itinerarios ajustados y visitando los lugares más turísticos donde sacar “la foto típica”.

Dentro del turismo alternativo hay distintas prácticas, como por ejemplo:


Turistas tomando té en el desierto con guía local

Turismo rural

Se trata de hacer turismo en lugares no urbanos, de baja densidad demográfica y que permiten acercarse a la forma de vida tradicional de esos pueblos.

Esto hace que se desarrolle la economía local, ya que en un pequeño pueblo prácticamente todos se ven beneficiados por la llegada de turistas, desde los que están directamente involucrados siendo guías o dueños de un alojamiento familiar, hasta los que tienen negocio de comida o pueden ofrecer sus artesanías.

El turismo rural cumple un factor fundamental en conservar las tradiciones propias y el medio ambiente, ya que el atractivo fundamental de los lugares que lo desarrollan es mostrar sus paisajes, gastronomía y valores que lo diferencian de las ciudades.

También te puede interesar: Cómo ser un turista responsable: consejos para viajar con menor impacto.

Turismo gastronómico

Una de las mejores maneras de acercarnos a la cultura de los países por los que viajamos, es probando su gastronomía. Cerrarse en comer solamente lo que ya conocemos, yendo a los lugares que nos dan “tranquilidad” en lugar de abrirse a nuevos sabores, hace que nos perdamos una parte muy importante de la experiencia en ese país.

Hay quienes viajan con el objetivo principal de degustar la mayor cantidad de platos autóctonos y entender en profundidad su gastronomía, no solamente los sabores sino todo lo que hay detrás de una comida, como su historia, curiosidades e idiosincrasia local. Y de esto se trata el turismo gastronómico

Incluso para quienes viven en ciudades grandes es posible hacer turismo gastronómico sin viajar, porque el interés creciente por la gastronomía internacional hizo que más restaurantes étnicos fueran abriendo. Cuanto más multicultural la ciudad, más posibilidades de probar platos de distintas partes del mundo.


Puesto callejero de comida: el turismo gastronómico es una de las prácticas del turismo alternativo

Turismo aventura

Lo que se busca en el turismo aventura son los desafíos en la naturaleza, y esto abarca una amplia variedad de prácticas en las que el deporte y la naturaleza se unen.

Desde hacer el trekking al Kilimanjaro hasta bucear en los cenotes de México o hacer bungee jumping en Nueva Zelanda, los niveles de dificultad y exigencia física son muy amplios, por lo que no se limita únicamente a quienes tienen experiencia y están bien entrenados.

Este tipo de turismo, cuando se desarrolla de forma respetuosa con el ambiente, es muy beneficioso ya que genera empleo en zonas rurales.

Turismo ecológico

Se centra en la observación y disfrute de lugares naturales provocando el menor impacto posible. El avistaje de aves, las caminatas en reservas naturales y los safaris fotográficos no invasivos son algunos ejemplos.

La búsqueda fundamental del ecoturismo es que tenga una base moral y ética, trayendo un beneficio al turista, a las comunidades locales y al medioambiente a través de la inversión de los ingresos que genera en conservación.

Conocé cómo participar, en: Turismo ecológico: 10 proyectos para hacer voluntariado en América del Sur.


Dos viajeros disfrutando vista de Cerro Fitz Roy en Argentina después de caminata

Cómo practicar el turismo alternativo en tus viajes

En cualquier viaje que hagas podés aplicar varias prácticas del turismo alternativo para tener experiencias que el turismo convencional no te da. Estas son algunas ideas que utilizo frecuentemente:

Viajá fuera de las rutas turísticas

Los destinos que están fuera del radar del turismo masivo quizás no tengan famosos atractivos, pero te permiten ver una cara mucho más auténtica, de lugares que no están saturados de visitantes y que reciben a quienes llegan con un interés que en otros lados ya perdieron.

Para esto no es necesario ir a lugares de difícil acceso o que sean completamente desconocidos, sino que alcanza con buscar alternativas a los típicos destinos que promocionan las agencias de viajes en sus paquetes turísticos o a los que veas repetidos en todas las listas de “los 10 imperdibles...” Preguntando a la gente local e investigando en blogs y foros es como vas a descubrir muchas joyas.

Por ejemplo, en mi país, Argentina, la mayoría de los turistas visitan Buenos Aires, las Cataratas del Iguazú, Ushuaia, Bariloche y El Calafate; algunos con más tiempo también agregan Mendoza y la Quebrada de Humahuaca en Jujuy; y si bien son todos destinos que te recomiendo conocer, está lleno de lugares hermosos que reciben mucha menos atención, como las provincias de Catamarca, La Rioja y San Juan. Incluso en los destinos más famosos alcanza con salirse de los atractivos que todos visitan para tener una experiencia distinta.

Moverte con tu propio vehículo o a dedo, es la mejor manera de llegar a lugares que no tenías en los planes pero que con frecuencia terminan dejándonos los mejores recuerdos.


En camino de tierra de Salta, Argentina. Salir de las rutas turísticas es una práctica del turismo alternativo

Participá de eventos locales

Hablando de no hacer los mismos planes que la mayoría de los turistas, participar de eventos te hará conocer mucha gente y tener experiencias locales.

Dos páginas donde se promocionan eventos en todo el mundo son Eventbrite y Meetup, además de averiguar en páginas específicas de la ciudad. En Buenos Aires podés buscar en disfrutemosba.buenosaires.gob.ar y www.cultura.gob.ar/agenda.

Alojate en casa de locales con Couchsurfing

Couchsurfing es una red de hospitalidad en la que locales alojan en su casa a viajeros por el interés en conocerlos, y esto no tiene costo alguno.

Lo más importante a tener en cuenta a la hora de hacer Couchsurfing, es entender que el objetivo principal de la red no es conseguir alojamiento gratuito, sino generar un intercambio cultural, por lo que si tu idea es utilizar la casa de quien te recibe solamente para dormir y dejar tu equipaje mientras pasas todo el día solo recorriendo, te recomiendo que busques otro tipo de alojamiento.

En mi experiencia, a través de CS me recibió gente en todos los países por los que viajé, desde Italia y España hasta Kazajistán e Irán, y todos me dejaron excelentes recuerdos.

Esta manera de viajar, si bien puede resultar algo incómoda para quienes buscan la mayor comodidad y privacidad, te abre las puertas de las casas, te permite conocer mucha gente y hacer planes que sin un contacto local no tendrías acceso.

Conocé distintos tipos de hospedaje alternativo.


Con mi pareja compartiendo una comida en casa de jóvenes chinos que conocimos por Couchsurfing

Viajá compartiendo coche

Compartir coche, también conocido como “carpooling”, es un excelente recurso para aplicar en tus viajes.

El hecho de poder conocer gente en cada trayecto hace que sea lo más parecido a viajar a dedo, pero de una forma organizada, con referencias de cada pasajero y conductor y puntos de encuentro acordados de antemano.

Esto hace que tu viaje no sea solamente una manera de llegar de un punto A al B, sino que te lleves muchas historias que enriquecerán tu experiencia en cada país.

La idea fundamental del carpooling es que el precio del viaje (combustible y peajes) sea divido entre los pasajeros, abaratando los costos para todos.

Existen varias aplicaciones para compartir coche que te contamos en el artículo.

Participá de voluntariados

Una excelente manera de tener experiencias de vida en viaje que van mucho más allá de visitar lugares bonitos, es haciendo voluntariados a través de Worldpackers.

Como voluntario/a participarás de distintos proyectos dando una mano a cambio de hospedaje y -dependiendo del acuerdo que tengas con el anfitrión- también pueden estar incluidas las comidas, descuentos en tours y otros beneficios.

Además de permitirte viajar sin pagar alojamiento, conocerás a muchos viajeros y locales, con lo que vas a tener una inmersión cultural mucho más profunda que si solo pasas por la ciudad unos días como turista.


Voluntarios ayudando a cocinar a mujeres colombianas

Los proyectos están por todo el mundo, como por ejemplo:

  • ¿Te gustaría vivir en el Amazonas brasileño mientras das clases en una escuelita rural? En la escolinha de Itacoatiara buscan voluntarios/as para dar clases de lo que mejor puedan a nenes de la zona, ya sea de inglés, español, matemáticas, deportes, música, artes, etc. Podés ver en las reseñas la cantidad de viajeros que pasaron y tuvieron una excelente experiencia, como la de Flor, que nos lo cuenta en “La aventura de mi voluntariado por la selva Amazónica”. 
  • La ONG Oveja Verde, en Chile, es un espacio dedicado a la consciencia ecológica, donde se dan talleres y se hace foco en el reciclaje, reutilización y economía circular. Si te interesa ser parte del equipo, podés ponerte en contacto con ellos.
  • ¿Alguna vez imaginaste que podrías ser parte del proceso de producción de café orgánico en la selva? Probablemente nunca se te haya ocurrido que esa experiencia podría estar en tus viajes.
    En la Finca Huaquillo, ubicada en un pueblo en medio de la selva del norte de Perú, todo el que tenga ganas de pasar un tiempo conectando con la naturaleza y de aprender, trabajar y compartir su tiempo, es bienvenido.
  • El Grupo Chocolahj hace una tarea para salvar de la extinción a una semilla de cacao autóctona de Oaxaca, México, y para eso buscan voluntarios/as especializados en fotografía y video que los ayuden a difundir el proyecto.

Conocé más sobre los voluntariados: Qué es y cómo funciona un intercambio de trabajo: la guía completa y Qué es el voluntariado: generando un impacto positivo

¿Te gustan estas ideas? Crea un perfil gratuito en la comunidad de Worldpackers y empieza a guardar tus vacantes de voluntariado favoritas.



Leave your comment here

Write here your questions and greetings to the author


More about this topic